ÁNGELES
  

El estudio acerca de los ángeles, como es presentado en la Biblia es muy interesante, aunque es uno de los temas más ignorados. Posiblemente, por una reacción excesiva al "hablar en lenguas" y el "exorcismo", nos hemos alejado de todo aquello que pueda estar asociado con lo milagroso.

El término en hebreo (Malak) y griego (Aggelos) quiere decir mensajero. Ocasionalmente el término se refiere a mensajeros humanos como en Isaías 42.19 y Lucas 7.24. Generalmente, sin embargo, se refiere a seres espirituales creados (Salmos 148.2-5; Hebreos 1.14) los cuales son superiores a los hombres (Salmos 8.5) pero inferiores a Dios (Efesios 1.20,21).

El término hebreo Malak aparece 213 veces en el Antiguo Testamento y es traducido embajador (4), ángel (111) y mensajero (98). En el Nuevo Testamento Aggelos aparece 188 veces y es traducido ángel (181) y mensajero (7). El término "ángel" siempre aparece en género masculino, lo cual parece indicar que en el cielo no hay distinciones entre sexos. Esto concuerda con la declaración de Jesús de que en el cielo "ni se casan, ni se dan en casamiento" (Lucas 20.35,36).

Los ángeles tuvieron una posición, importante en casi cada evento de la Biblia. Por ejemplo, fue un ángel el que apareció a Moisés en la zarza ardiente (Exodo 3.2). La ley de Moisés fue dicha por los ángeles (Hebreos 2.2). El arcángel Gabriel anunció el nacimiento de Jesús a Zacarías y a María (Lucas 1). Unos ángeles quitaron la gran piedra del sepulcro (Mateo 28.2), anunciaron la resurrección (Marcos 16.6), liberaron a los apóstoles (Hechos 8.26). Un ángel es el que invita y amonesta a los que siguen a Jesús (Apocalipsis 22.16-19).

Su naturaleza y su obra

Ya hemos mencionado que los ángeles son seres espirituales. Podían aparecer en varias formas: como una zarza ardiente (Exodo 3.2); como un humano (Génesis 18); a menudo resplandecientes y deslumbrantes (Mateo 28.2-7). Son descritos como el "ejército del cielo" en 1 Reyes 22.19 e innumerables en Hebreos 12.22, indicando que son muchísimos. También son llamados poderosos (Salmos 103.20), y un examen de sus actividades indica que tienen poder milagroso.

La Biblia declara que hay diferentes rangos de ángeles. Colosenses 1.16 menciona las diferentes esferas creadas por Dios en Cristo. Colosenses 2.15 habla del despojamiento de principados y potestades. Pablo habla de la destrucción que hace Cristo de todo dominio, toda autoridad y todo poder (1 Corintios 15.24). Entre los ángeles de Dios hay arcángeles (1 Tesalonicenses 4.16, Judas 9), uno de los cuales es Miguel, quien es descrito como uno de los principales príncipes (Daniel 10.13). Los querubines y los serafines también son mencionados dentro de los ángeles de Dios (Génesis 3.24; Ezequiel 10; Isaías 6).

Hay numerosas obras atribuidas a los ángeles. Como en el caso del hombre, su deber principal es alabar a Dios (Salmos 103.21; 148.1-6). Zacarías los pinta como guardianes de la tierra (Zacarías 1.10-12), suplicando misericordia para Judá. En varias ocasiones, los ángeles de Dios fueron instrumentos de destrucción. Dos ángeles previnieron a Lot y anunciaron la destrucción de Sodoma y Gomorra (Génesis 19). Un ángel de Dios estuvo listo para destruir a Jerusalén por causa del pecado de David (2 Samuel 24.15-17). En 2 Reyes 19.35, un ángel dio muerte a 180,000 asirios. Otros ángeles fueron instrumentos de la revelación del Antiguo Testamento (Hebreos 2.2). Son ministros del pueblo de Dios (Hebreos 1.14). Los ángeles serán instrumentos del juicio final (Mateo 25.31; 13.41-43).

Los ángeles están interesados en la humanidad. Se regocijan del arrepentimiento de un pecador (Lucas 15.10). Anhelan ver la salvación de los hombres (1 Pedro 1.12). Son los instrumentos del cuidado providencial de Dios por el mundo. Abraham y Lot, sin saberlo, hospedaron ángeles y fueron bendecidos por ellos (Hebreos 13.2; Génesis 18-19). El ángel del Señor se enfrentó a Satán en favor de Josué (Zacarías 3.1-5). Fue Miguel quien convenció a Ciro, el rey de Persia, que dejara en libertad a los judíos (Daniel 10.10-13). Aunque no encuentro ninguna base para la doctrina de "ángeles de guardia" la Biblia claramente enseña que los ángeles están involucrados en los asuntos humanos.

¿Hasta qué punto toman parte los ángeles en los asuntos de los hombres el día de hoy? Debo confesar que no tengo la respuesta. ¿Cómo operan los eventos de la vida, lo bueno y lo malo para el beneficio de aquellos que aman a Dios (Romanos 8.28)? ¿Cómo provee Dios un medio de escape de las tentaciones (1 Corintios 10.13)? Estas y otras cuestiones quedan en lo oculto en cuanto a una respuesta adecuada, pero una cosa es segura - Dios tiene el control del mundo.

Origen y naturaleza del diablo y sus ángeles

La pregunta es hecha a menudo - ¿de dónde vino el diablo? - ¿lo creó Dios? De tales pasajes como Génesis 1 y Colosenses 1.16 podemos decir que el diablo fue un ser creado. Efesios 2.2 lo describe como un ser espiritual. El hecho de que Dios no lo creó como un ser maligno es algo seguro según Santiago 1.13,14.

Según Job 1.6 podemos ver que el diablo tenía acceso al cielo en el pasado, y como su nombre sugiere, era el adversario del hombre por acusarlo delante de Dios (Apocalipsis 12). Su esfera es el mundo (Job 1.7), de ahí que sea llamado el príncipe de los demonios (Mateo 12.24-26), "el príncipe de la potestad del aire" (Efesios 2.2) y "el dios de este siglo" (2 Corintios 4.4). También es llamado el padre de mentira (Juan 8.44). Su inclinación fue hacia el pecado desde el principio (1 Juan 3.8) así como lo fue el hombre (Génesis 3).

Jesús nos dice que el fuego eterno del infierno fue preparado para el diablo y sus ángeles (Mateo 25.41). El diablo, como Dios, tiene ángeles. Todos aquellos que asisten al diablo en su obra de decepción y destrucción son sus ángeles. Nos confinaremos a aquellos seres espirituales que le sirven. Es obvio según 2 Pedro 2.4-9 y Judas 6 que el diablo no fue el único ángel que pecó. Como él, otros fueron ambiciosos y dejaron su propio lugar para desafiar la voluntad de Dios (véase Job 1.9-11). El diablo y sus ángeles son "agentes encubiertos" que se disfrazan como ángeles de luz y siervos de justicia (2 Corintios 11.14,15).

Si la revelación hubiera concluido aquí, tendríamos razones para temer al diablo. Pero la Biblia es muy clara en cuanto al fin del diablo. El libro de Job y otros pasajes bíblicos indican que el diablo solamente tiene el poder que Dios le permite tener. De igual manera vemos una limitación progresiva de su poder. El envío de los "setenta" marcó el principio de su fin. Cuando ellos volvieron y reportaron cómo se les sometían los demonios (Lucas 10.18), Jesús dijo: "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo". Ya no se le permite a Satanás acusar a la humanidad delante de Dios. Le hizo guerra a Miguel y sus ángeles y fue derrotado (Apocalipsis 12.7-12). Como un ejército derrotado en plena retirada, él trata de hacer tanta destrucción como sea posible antes de su derrota final en el juicio (Apocalipsis 20.10).

El instrumento de la derrota del diablo es el sacrificio de Jesús. Leemos: "Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Y yo, si fuese levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo" (Juan 12.31-32). Cuando Jesús ascendió a las alturas, desmembró a mucha de la armada del diablo (Efesios 4.8). La muerte, el enemigo principal de la humanidad es destruida: "¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo" (1 Corintios 15.55-57).

- Hal D. Thacker

La Voz Eterna, Enero 1976

"¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?" (Hebreos 1.14).

"Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 8.38,39).

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos