¿POR QUE TIENE SENTIDO EL ATEISMO?
 

Una de las más frecuentes preguntas en cuestiones de creencias es que si en verdad existe tal cosa como el ateísmo. Generalmente se piensa que no hay verdaderos ateos. Se piensa que los "ateos" son en realidad hipócritas que pretenden no creer en Dios.

Como yo fui un ateo por muchos años, sé que tal manera de pensar está equivocada. Hay muchas razones por las cuales una persona puede negar la existencia de Dios, y vamos a ver algunas de ellas.

Antes de comenzar quiero aclarar que existen argumentos de refutación que pueden ser buenos para los cristianos, pero que no suenan tan lógicos para alguien que esté bien adentrado en el ateísmo. Espero que al reflexionar en estas cosas, los lectores puedan llegar a tratar con más inteligencia y compasión a los que no creen en Dios.

Razón primera: La historia demuestra que la religión se ha opuesto constantemente a la ciencia y al progreso humano. Cuando volvemos nuestros ojos al pasado para considerar a Galileo, Copérnico, Pasteur y virtualmente todo gran científico del pasado, podemos ver que los religionistas" siempre se oponían a sus ideas. La historia está llena de casos de científicos que fueron perseguidos y algunos ajusticiados porque sus ideas entraban en conflicto con los puntos de vista religiosos del día. Aún hasta hoy se intenta detener el avance científico. Muchos eruditos y personas altamente educadas son ateos porque ven en la religión la misma amenaza que en el pasado.

Respuesta: Las declaraciones acerca de que la religión en el pasado se oponía a la ciencia son verdad. Pero estos "religiosos" seguían más bien las tradiciones y no la Biblia. Aún hoy hay cristianos que se oponen a la ciencia por sus creencias tradicionales o por enseñanzas de hombres. En los pasados diez años hemos escuchado a gente "religiosa" que se ha opuesto a los viajes espaciales. El ateo tiene de qué valerse ante esta actitud. Lo que se ha olvidado es cómo comenzó la ciencia moderna. La ciencia se inició con la creencia que el universo fue creado por Dios en forma inteligente y con un propósito. La ciencia surgió porque el hombre se dio cuenta que la creación y su designio podían ser estudiados.

Además la ciencia por sí sola no puede sostenerse en pie. Fue Einstein quien dijo que la "religión sin la ciencia es coja, y la ciencia sin religión es ciega". Algunos principios éticos de la religión sirven más bien para darle sentido y dirección a la investigación científica.

Consejo: Aquellos que creemos en Dios debemos de estar seguros de que si nos oponemos a algún proyecto científico, nuestra oposición sea basada en principios cristianos de la Biblia y no en tradiciones. También debemos ver si no estamos fundamentados en una pseudo ciencia cuanto queramos refutar al escéptico. Tenemos que invitar a otros a que investiguen, analicen y no sólo acepten y sigan cierta corriente de pensamiento.

Razón segunda: La religión no causa sino problemas, hostilidad, sufrimiento y disensión. La historia está llena de guerras religiosas: las Cruzadas; las guerras actuales de Irlanda, Líbano e Irán, y ¿qué se puede decir de la tragedia en la Guyana? Basta ver los problemas internos en todos los grupos religiosos - la hipocresía, las divisiones y la hostilidad. Basta ver a esos magnates que crean imperios a costillas de los ingenuos creyentes a quienes pretenden ayudar. La religión, pues, es nociva a la sociedad.

Respuesta: ¿Quiénes entre nosotros que llevamos el nombre de "cristianos" estamos dispuestos a negar estas acusaciones? Podemos gritar al cielo y clamar que estos son errores de los hombres y no de Dios. Pero, si la religión no tiene un efecto en nosotros, ¿cómo esperamos que la religión pueda hacer algo por el ateo?

El cuerpo de Cristo se encuentra hoy infestado de "perseguidores de brujas", cuyo único propósito en la vida parece ser apuntar y atacar a los hermanos de la iglesia. Muchos boletines contienen artículos dedicados a destruir a gente que lleva el nombre de Cristo, y tales escritos no irradian sino una actitud anticristiana.

Lo que el ateo está olvidando en este argumento es que la hipocresía no se encuentra solamente en la religión. Hay un sólo hombre que vivió una vida totalmente exenta de hipocresía, y ese fue el Hijo de Dios. ¿Porque un ateo haya sido homicida podemos decir que todos los ateos son asesinos? Todo ser humano falla en llegar a ser lo que debería ser. La diferencia fundamental entre el ateísmo y el cristianismo es que este último reconoce esta realidad y función a pesar de la misma. El ateísmo, que es humanista, niega esta realidad.

Consejo: Aquellos de entre nosotros que llevan el nombre de "cristianos" tienen que hacer una mejor obra de llevar la gente a Cristo y la Biblia, en vez de llevarla a los hombres y a los edificios de las iglesias. Mientras que sigamos orientados al predicador u orientados al edificio de la iglesia continuaremos reforzando los argumentos de los ateos, que enfatizan los errores de los hombres. El "sistema pastoral" que regula nuestra mente debe ser sustituido por la mente de Cristo y su Palabra.

Razón tercera: El cristianismo no tiene efecto positivo. Si hay un Dios, ¿por qué es que no actúa cuando las cosas andan tan mal? ¿Por qué es que aún el mejor de los cristianos se encuentra afligido por la enfermedad y la muerte? ¿Por qué es que muchos cristianos sufren de colapsos nerviosos, de hogares destruidos, de drogas y alcoholismo y otras cosas malas que son parte del mundo? Hace poco un hombre escribió: "El cristianismo es bueno sólo para aquellos que les iría bien sin el mismo".

Respuesta: Este dilema nos afecta donde más nos duele. ¿Pueden nuestros amigos distinguir entre nosotros que somos cristianos y nuestros vecinos que no lo son? Hay dos problemas principales:

(1) Hay quienes, que por llevar el nombre de "cristianos", hacen creer al mundo que los cristianos tienen inmunidad contra todos los problemas. Estos piensan que un cristiano no debe enfermarse, errar o morirse, si es un verdadero cristiano. Dios nunca prometió esta inmunidad.

(2) El problema siguiente es que los ateos y muchos creyentes no comprenden cuáles son las ventajas que el cristiano tiene. Cuando la palabra de Dios dice cosas como "Pedid, y se os dará; buscad y hallaréis" (Mateo 7.7), no está hablando de cosas físicas o materiales. Dios no ha prometido al cristiano salud, riquezas o libertad de problemas. Lo que él ha prometido es que las cosas que hagamos para servirle y las oraciones que hagamos para hacer su voluntad, tendrán éxito. No hay más grande gozo, satisfacción, o emoción que Dios obre por medio de usted para lograr hacer algo que sería imposible hacer por sí solo.

La diferencia entre el ateo y el cristiano al tratar del asunto de la infidelidad en el matrimonio es que el cristiano puede rehabilitar el hogar. La diferencia entre ambos al tratar el asunto del alcoholismo o cualquier otro problema de drogas es que el cristiano puede terminar con cualquier vicio. En caso de tragedia o muerte, el cristiano está equipado para confrontar estas crisis y seguir adelante. El cristiano está seguro que cuando fracasa en algo, esto no afecta su destino eterno.

Consejo: Es importante hacer ver al mundo que cuando Cristo vive en nosotros y cuando somos llenos del Espíritu, no es para que andemos por las nubes como místicos. Tenemos que testificar al mundo que hemos cambiado. Pero los hombres deben saber cuánto hemos cambiado por la voluntad de Dios. Es necesario que sepan que somos mejores que antes.

- John N. Clayton

La Voz Eterna, Julio-Agosto 1980

"Las cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos" (Salmos 19.01)

"Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga" (Mateo 11.29,30).

"Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos" (Colosenses 3.15).

sm 

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos