EL MORMONISMO:

EL BAUTISMO POR LOS MUERTOS 

De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por que, pues, se bautizan por los muertos? (1 Corintios 15.29).

Ciertamente nos hallamos frente a uno de los versículos de la Biblia más tergiversados y mal comprendidos a través de los tiempos. Basándonos erróneamente en él, se han elaborado doctrinas francamente antibíblicas y paganas, pero que lamentablemente son muy creídas y practicadas por muchos. 

Se dice que se conocen más de doscientas diversas interpretaciones y explicaciones de este versículo, sin que haya unanimidad respecto a él. Bien sabemos que la llamada Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, más conocida como mormona, ha hecho de esta doctrina una de sus más conocidas prácticas.

Tomamos del libro ¿Es Cristiano el Mormonismo? por Gordon H. Frase los siguientes extractos: "Aparentemente la doctrina del bautismo por los muertos fue declarada por primera vez en 1811" (Doctrinas y Convenios, Sección 128). Por supuesto, los maestros mormones insisten en que la iglesia verdadera siempre practicó el bautismo por los muertos, y que la iglesia verdadera la cual restauró José Smith existió desde los tiempos de Adán.

Smith, escribiendo a la iglesia el 6 de Septiembre de 1842, menciona el rito como "la ordenanza que el Señor ordenó y preparó desde antes de la fundación del mundo, para la salvación de los muertos que murieron sin el conocimiento del evangelio" (Doctrinas y Convenios, Sección 128.5).

Milton Hunter, escribiendo en su Evangelio a Través de las Edades, que es un texto corriente de instrucción para "el sacerdocio de Melquisedec", que pone al día las enseñanzas de José Smith. Dice: "Dios no solamente reveló al profeta José Smith la doctrina del bautismo por los vivos, sino que restableció nuevamente en la tierra la doctrina gloriosa del bautismo por los muertos, abriendo así la puerta a todos sus hijos e hijas que jamás vivieron en mortalidad para que vuelvan a su presencia su condición de ser dignos". 

El Señor dijo a José que el bautismo por los muertos debe realizarse en su santa casa. En realidad, uno de los propósitos que él tuvo en mente al ordenar a los santos de los últimos tiempos la construcción de templos es para que en ellos se practique la santa ordenanza. En su revelación, el Señor declaró: "Porque en la tierra no hay una fuente bautismal para que mis santos se puedan bautizar por quienes están muertos" (Ibid. 125.29-30).

Los mormones defienden esta su doctrina alegando que es conforme a las Escrituras, y para ello citan 1 Corintios 15.29. Pero Pablo no discute aquí el asunto del bautismo de la salvación sino de la resurrección. El bautismo por los muertos fue practicado solamente por las sectas heréticas como los marcionistas y montanistas, y fue prohibido por el Concilio de Hipona en el año 393.

Con respecto a la declaración del Apóstol Pablo, A. F. Plummer dice en el Diccionario de la Biblia de Hastings: "Es evidente que la referencia tiene relación con algo anormal. Hubo cierto rito bautismal conocido por los corintios que hubiera sido carente de significado sin una creencia en la resurrección. El pasaje no da a entender que Pablo aprueba ese rito anormal sino solamente que existe e implica la doctrina de la resurrección" (pág. 245). Muy explícita, clara y aleccionadora es esta exposición. Creemos que nos ha dejado muy buena enseñanza. 

Transcribiremos también a continuación extractos de un estudio sobre el tema hecho por Lester L. Grabbe, por creerlo de mucho interés e importancia: "La frase 'bautismo por los muertos' se usa solamente en 1 Corintios 15.29. Pablo se refiere a un rito particular llevado a cabo por determinado grupo en Corinto. Este grupo bien pudo no haber tenido nada que ver con la iglesia, pues Pablo dice: 'LOS QUE se bautizan por los muertos', no VOSOTROS quienes os bautizáis por los muertos". Según esta explicación, Pablo no está refiriéndose a ninguna práctica de la iglesia, sino a manera de ejemplo, a un rito pagano, con el cual los cristianos de Corinto estaban familiarizados. 

No hay mandamiento ninguno de "bautizarse por los muertos". En todas las instrucciones que están registradas respecto a la forma de bautizarse y al significado del bautismo, no existe mención alguna de bautizar "por los muertos". Es asimismo evidente que cualquier supuesto bautismo "por representación" es contrario a las enseñanzas bíblicas.

Ciertamente, en la Biblia existe un solo y único bautismo: Efesios 4.5. Las condiciones esenciales para recibirlo son la fe y el arrepentimiento: Marcos 16.16; Hechos 2.38. Ese es el verdadero bautismo, y naturalmente sólo puede recibirlo una persona que piensa y razona, por lo que lógicamente debe estar viva. Los verdaderos cristianos naturalmente, nos bautizamos por ese UNICO bautismo: Romanos 6.3-5.

- Conrado Urrutia

La Voz Eterna, Noviembre 1982

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos