EL CANTO A CAPELA ES UN ASUNTO DE CONCIENCIA
  

 EL SILENCIO DE LA ESCRITURA

Lo que está correcto y lo que está mal siempre son temas de primera importancia. Seguir y obedecer la conciencia de uno, conservar la conciencia limpia y pura es de vital importancia y debe ocupar la parte central en las decisiones y acciones de cada persona.

Pablo vivió con toda buena conciencia (Hechos 23.1; 24.16; 2 Cor. 1.12; 2 Tim. 1.3). Pablo le encargó a Timoteo vivir en toda buena conciencia (1 Tim. 1.5,18,19). La palabra de Dios enseña que cada cristiano debe vivir en toda buena conciencia.

Para vivir en toda buena conciencia, cada persona debe instruir a su conciencia correctamente de acuerdo a la autoridad inspirada de la palabra de Dios. La Biblia debe ser la regla por la cual nuestras conciencias se rigen. Sabemos que nuestras conciencias no son por sí mismas una guía segura. Pablo vivió en buena conciencia como un judío pero estaba equivocado. Cuando aprendió la verdad, él corrigió su conciencia de acuerdo a la verdad y se hizo cristiano. Su conciencia cristiana le hizo soportar mucho sufrimiento porque él no comprometió o violó sus convicciones.

Como con Pablo, no podemos vivir en contra de nuestras conciencias. Cuando nuestra conciencia ha sido establecida por la enseñanza inspirada de la palabra de Dios, debemos ser fieles a nuestras conciencias y no violarlas. Al mismo tiempo, debemos ser de mente abierta y corazón puro, debemos continuar estudiando, y cuando reconocemos que hemos estado equivocados, debemos ser honestos y cambiar.

Cantamos a capela, alabando a Dios en la adoración porque nuestras conciencias han sido convencidas por la palabra de Dios que ésta es la música que Dios desea. Estamos convencidos de esto por las siguientes razones:

(1) El Nuevo Testamento manda a los cristianos cantar (Efesios 5.19; Colosenses 3.16). La música vocal es la única clase de música que se puede cantar.

(2) La música vocal es el único tipo de música que puede lograr al propósito de la adoración en el Nuevo Testamento. El Nuevo Testamento nos enseña que debemos amonestar y alabar por medio del canto (Santiago 5.13). La enseñanza, la amonestación y la alabanza requieren palabras para comunicar un mensaje.

(3) El canto es el tipo de música ejemplificado en el Nuevo Testamento y practicado por los cristianos del Nuevo Testamento. Cristo y los discípulos cantaron un himno después de la Cena del Señor (Mateo 26.30). Pablo y Silas cantaron himnos en la prisión (Hechos 16.25). Pablo y los corintios cantaron en la asamblea, presentando un mensaje inteligible con música vocal (1 Cor. 14.15,26).

(4) La música vocal es el tipo de música practicada por la mayoría de las iglesias y los cristianos la mayor parte de los siglos de la era cristiana. Por esta razón la música vocal se llama a capela, que quiere decir de acuerdo a la práctica en la capilla. Everett Ferguson, un erudito de griego e historia de la iglesia ha comprobado bien este punto en su libro "A Capella Music in the Public Worship of the Church", publicado por ACU Press en Abilene, Texas.

Como una conclusión a esta obra especializada, Ferguson afirma: "Hay buen fundamento histórico, y musical para adoptar sólo música a capela en la adoración pública. Este es un seguro fundamento ecuménico que todos pueden aceptar. La música instrumental no puede afirmarse que sea autorizada en el texto del Nuevo Testamento. Esta no existió en la adoración cristiana por siglos después del Nuevo Testamento. La música instrumental en comparación a la música vocal (como el incienso en comparación a la oración) es como dijeron los padres de la iglesia, caer a un nivel más bajo (el nivel del Antiguo Testamento) de la expresión religiosa. Esta introduce a Dios en la relación humana y actúa faltándole la autorización apostólica específica" (pág. 97).

En el prefacio del libro de Ferguson, él incluye una experiencia interesante: "Durante mis días de estudio de post-grado en Harvard, viví en el mismo dormitorio con un estudiante griego ortodoxo, quien se había graduado de la Universidad de Atenas y era candidato para un título avanzado en Harvard. Le pregunté si era cierto que las iglesias griegas ortodoxas no usaban música instrumental en su adoración pública. El dijo, "sí". Yo le pregunté las razones. Su respuesta fue de lo más interesante para mí. "Nosotros no usamos música instrumental porque no está en el Nuevo Testamento y ésta es contraria a la naturaleza de la adoración cristiana". Al decir esto, él afirmó exactamente mi caso para la música sin acompañamiento en la iglesia".

(5) El canto es el tipo de música que todos admiten que es lo correcto. Nadie enseña que la música instrumental sea esencial para la adoración de Dios. Todos aceptan que la música vocal satisface los requisitos del Nuevo Testamento. El canto a capela"es una práctica ecuménica sobre la cual todos podemos unirnos.

Unámonos sobre aquello que sabemos que es cierto y agradable a Dios. Adoremos a Dios cantando de acuerdo a la práctica antigua de la capilla o iglesia.

- F. Furman Kearley

La Voz Eterna, Marzo-Abril 1998

(Vía revista Gospel Advocate)

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos