LA DOCTRINA DEL 70 D.C.
  
 CONTROVERSIA ESCATOLOGICA: LA DOCTRINA DEL 70 D.C. 

Una nueva doctrina que actualmente está creando discordia entre la hermandad se llama "La Teoría del 70 D.C." Esta afirma que toda la profecía bíblica - incluyendo tales eventos como la segunda venida de Cristo, la resurrección de los muertos, el día del juicio y el fin del mundo - se cumplieron para el año 70 D.C. con la destrucción de Jerusalén. De esta manera, de acuerdo a los seguidores de este movimiento, las cosas del "fin del tiempo" ya se han "cumplido". Por lo tanto, la enseñanza algunas veces es conocida como "escatología cumplida". Este concepto se asocia comúnmente con Max King, de Warren, Ohio, quien ha escrito dos libros defendiendo estos conceptos.

Es lamentable que esta teoría continúa ejerciendo su influencia divisionista, ambos en este país y el extranjero. En meses recientes ha confundido o dividido iglesias en Alabama, California, Connecticut, Oklahoma, Oregon y Texas (de las que sabemos). Es importante que los cristianos fieles entiendan algunos de los elementos fundamentales de esta doctrina para refutarla y evitar mayores problemas. Primero, se debe comprender el motivo detrás de la enseñanza. Segundo, uno debe tener una idea de la filosofía de interpretación que caracteriza al movimiento. Tercero, los hermanos deben estar alertas a las tácticas propagandistas que se emplean para expandir la doctrina. Cada uno de estos temas será brevemente considerado en este artículo.

El Motivo Detrás del Movimiento

Algunos que han adoptado esta extraña doctrina lo han hecho porque ellos creen que esta es la única manera de mantener la integridad de la profecía bíblica. Los devotos de la escatología cumplida han estado perturbados por ciertos pasajes (Santiago 5.7,8, "la venida del Señor se acerca"), que parecen predicar una inminente venida de Cristo desde el punto de vista del primer siglo. Creen que si Jesucristo no regresó dentro del tiempo antiguo, la profecía bíblica falló.

Además estos hermanos consideran que la resurrección de los muertos, el día del juicio y el fin del mundo están todos asociados con la venida de Cristo (1 Corintios 15.23; Mateo 25.31; 2 Pedro 3.4). De esta manera están obligados a concluir que todos estos eventos debieron haber sucedido en el primer siglo. La raíz de toda esta teoría errónea es la falta de reconocer la naturaleza de las referencias de tiempo que pueden ser usadas en la profecía bíblica.

"Tiempo", en términos de la profecía, es un concepto muy elástico. Abdías afirmo: "cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones" (Abdías 15). Note dos cosas: primero, el día estaba "cercano". El libro de Abdías trata principalmente de la destrucción de la antigua Edom, y sin embargo la profecía de Edom no se cumplió totalmente en el tiempo de Abdías. Los edomitas no fueron finalmente destruidos sino hasta siglos después de la era de Abdías. (cf. Hobart Freeman, Introducción a los Profetas del Antiguo Testamento).

Segundo, la profecía anuncia la destrucción de "todas las naciones", y eso no se ha cumplido aún en el tiempo presente. De esta manera está claro que el término "cerca" no incluía una precisión cronológica (cf. también Isaías 13.6; Zacarías 1.12). Si uno no entiende la naturaleza flexible del "tiempo" en conexión con la literatura profética, está destinado a la confusión.

Una Nueva Hermenéutica

En su intento por probar un caso consistente para el retorno de Cristo en el primer siglo, los defensores del dogma del 70 D.C. han sido forzados a adoptar un nuevo método de interpretar las Escrituras. Por ejemplo, los seguidores de la teología "preterista" (como ellos se llaman a sí mismos) contienden que la fraseología escatológica debe tener un significado uniforme a través de todas las Escrituras, sin importar el contexto en el cual se encuentren los términos.

Por ejemplo, tomemos la palabra griega engus, generalmente traducida "cerca" o "cercano". Debido a que ese término algunas veces denota una cronología inminente (Mateo 3.2), los discípulos del movimiento del 70 D.C. concluyen que siempre debe tener el mismo significado. Cierto hermano sostiene que el término griego engus, que nuestros traductores han traducido como "cercano" no es mas que una afirmación de un tiempo inminente, algo que ha de pasar inmediatamente.

Eso simplemente no es cierto, y una consideración de engus, como se usa en ciertos contextos proféticos (en la Septuaginta), habría prevenido tal afirmación.

Jehová advirtió al antiguo Israel que el día de su calamidad estaba "cercano" (Deuteronomio 32.35) aunque el cumplimiento tardó varios siglos. Isaías anunció: "Porque cercana (engizo) está mi salvación (del Señor) para venir" (Isaías 56.1). Una seria consideración del balance de ese capítulo claramente revela que la "salvación" se habría de cumplir en la misión del Mesías - algunos seis siglos después.

A medida que los hijos de Israel empezaron a multiplicarse en Egipto, la promesa de Dios a Abraham "se acercaba" (engizen) (Hechos 7.17), aunque todavía faltaba más de un siglo. Y esa generación nunca miró su cumplimiento. Aún en el tiempo de Jeremías, el Antiguo Pacto estaba "cerca" (engus) de pasar, aunque la abolición de la ley no fue literalmente cumplida sino hasta unos 600 años después (Jeremías 31.31; Hebreos 8.13).

Aquí está otro ejemplo del método hermenéutico de los defensores de esta doctrina. Sólo porque hay pasajes en que se describe a Cristo "viniendo" en el juicio sobre Jerusalén (Mateo 10.23; 24.30), los de la "escatología cumplida" contienden que todas las alusiones del Nuevo Testamento respecto a la "venida" de Cristo en juicio deben referirse a la destrucción de Jerusalén en el 70 D.C. Esta falsa asunción ignora el hecho que las Escrituras presentan la "venida" de Cristo en diferentes maneras. El "vino" a la tierra como un ser humano (Génesis 49.10; Luc. 19.10). El vino en su reino en el Pentecostés (Mateo 16.28; Juan 14.18). Vino en el juicio sobre Jerusalén (Mateo 10.23; 24.30). El viene en la salvación (Juan 14.23), y en la disciplina (Apocalipsis 2.5); también vendrá en el juicio universal en el último día (Mateo 16.27). Sería el epítome de la locura defender un principio hermenéutico que relaciona todas estas "venidas" con el mismo evento. Sin embargo este es el tipo de lógica usado por aquellos hermanos que sostienen que la segunda venida de Cristo y la destrucción de Jerusalén ocurrieron simultáneamente.

El Método Proselitista

La doctrina de la escatología cumplida es tan radicalmente opuesta a la doctrina bíblica que sus devotos están conscientes del hecho que sus esfuerzos para ganar conversos es una tarea formidable. Consecuentemente, ellos han desarrollado una estrategia encubierta que silenciosamente busca expandir la teoría hasta un tiempo cuando se pueda tomar toda la congregación. El método de indoctrinación es tan similar en varias partes del país que nadie puede sino sospechar que ha sido bien planeado. Algunas de las características que identifican la técnica son: (1) Los zelotes del 70 D.C. sostienen que han desarrollado un sistema de interpretación atractivo y consistente que responde a numerosas preguntas respecto a la profecía bíblica. La pretendida consistencia atrae a algunos. (2) Los discípulos del 70 D.C. constantemente critican lo que ellos llaman conceptos "tradicionales" de la escatología bíblica. Intentan promover el interés afirmando que tienen un "nuevo y emocionante concepto de las Escrituras", con un enfoque "espiritual" (C. D. Beagle, en el libro de Max King, El Espíritu de la Profecía). (3) Los de la escatología cumplida son muy reservados en sus esfuerzos iniciales. Distribuyen cassettes y literatura solamente entre los prospectos más probables. Las ideas de los del 70 D.C. gradualmente son incluidas en clases y sermones. Finalmente surge la división de la congregación como resultado de querer hacer prosélita a toda la iglesia con estos conceptos. (4) Cuando finalmente son confrontados, sostienen que los asuntos escatológicos no deben ser un requisito para la comunión. Esto, ellos alegan, es una área donde el desacuerdo amigable puede ser tolerado entre hermanos. Sin embargo ignoran las implicaciones claras de la Biblia respecto a este teoría (2 Timoteo 2.16-18; 2 Pedro 3.16).

- Wayne Jackson

La Voz Eterna, Mayo-Junio 1998

(Vía revista Gospel Advocate)

"He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén" (Apoc. 1.7). sm
Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos