¿POR QUE EXISTE EL SUFRIMIENTO?
  

La respuesta a este problema no puede hallarse al negar que Dios sea totalmente bueno o que él sea todopoderoso. La bondad de Dios es un hecho establecido claramente en la Biblia. Es más. Dios se manifiesta por su bondad. "Ningún hay bueno, sino sólo uno, Dios" (Marcos 10.18). Pero aunque Dios es perfecto en relación a todo lo que existe, su bondad revelada es totalmente consciente del sufrimiento que hay en el mundo.

Pero es necesario aclara que el sufrimiento no siempre es maligno. Sin embargo la Biblia muestra que la rebelión del hombre contra Dios ha afectado adversamente a toda la creación, la cual "gime con dolores", en espera de la redención final (Romanos 8.19-23).

Es interesante observar que cuando la Biblia habla de la entrada del pecado al mundo, también habla de la entrada del dolor, la fatiga y la muerte. Pablo enfatiza este punto: "Como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron" (Romanos 5.12).

Sin embargo, también se puede observar que Dios permite el sufrimiento en la vida de algunos cristianos para perfeccionarlos. Muchas virtudes han sido adquiridas por medio de duras experiencias para el que sufre. Esto lo enfatizan Pablo (Romanos 5.3), Santiago (1.3), y Pedro (1 Pedro 1.7).

De todas maneras el problema no ha sido resuelto. Más bien parece que el sufrimiento aumenta con el paso de los años. Pero mucho del sufrimiento humano puede ser atribuido al libre albedrío del hombre. Dios utiliza el sufrimiento para un propósito benéfico, aunque ese propósito esté escondido de nosotros. Tarde o temprano él pone un alto al mal y da fin al sufrimiento trayendo un bien con ello.

"Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo," dijo José a sus hermanos (Génesis 50.20). Esto se explica en todo el sentido de la palabra con la entrada de Cristo al mundo del sufrimiento humano.

Cristo ha sido el único que ha sufrido como inocente, pagando el precio por el pecado que no era suyo. Sus sufrimientos fueron anticipados por el Padre para bendición de la humanidad, aunque su martirio haya sido en manos pecadoras (Hechos 2.23).

Cristo es la respuesta al problema. Por medio de él Dios demuestra que no está alejado del sufrimiento. Porque en Cristo, no solamente perdona el mal, sino también socorre al que sufre. "Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados" (Hebreos 2.18).

- Doug Varnado

La Voz Eterna, Mayo 1985

(Tratado 0134)

"...Nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza" (Romanos 5.3,4),

"Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo" (Filipenses 3.8).

"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia" (Santiago 1.2,3).

Índice de Estudios
(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna