¿POR QUÉ NO USAMOS INSTRUMENTOS MUSICALES?
  

Estamos acostumbrados a que la gente nos haga preguntas en cuanto al uso de música instrumental en nuestras iglesias. La gente nos pregunta: ¿No tienen ustedes dinero para comprar un órgano o al menos una guitarra?

La gente en general no sabe por qué las iglesias de Cristo no usan instrumentos musicales en su adoración. Sin embargo, el argumento para la no utilización de instrumentos es un argumento bíblico.

El principio básico del Nuevo Testamento es que todas las cosas que se enseñan y se practican en la religión de Jesucristo tienen que tener autoridad divina. "Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él" (Colosenses 3.17).

Toda la autoridad de Dios está en las palabras de la Escritura. (Véase Mateo 18.18; 1 Corintios 14.37; 1 Tesalonicenses 2.13). La Biblia provee todo lo necesario para el servicio de Dios (2 Timoteo 3.16-17).

Todos los que son discípulos fieles de Cristo son aquellos que andan por fe y no por vista (2 Corintios 5.7). Y la fe aceptable viene únicamente por oír de la palabra de Dios (Romanos 10.17). Si no hay autorización de la palabra escrita para una doctrina o práctica, esa doctrina o práctica no es "de fe", y por lo tanto es pecaminosa. "Y todo lo que no proviene de fe, es pecado" (Romanos 14.23).

Si el caso fuera que los cristianos pueden emplear algo que no es prohibido en las Escrituras, entonces no sólo podríamos emplear pianos y órganos sino también crucifijos, incienso y cocaína. De igual manera podríamos reorganizarnos para tener un papa, cardenales, obispos y arzobispos. ¿Y por qué no un bingo los sábados? Ninguna de estas cosas está prohibida explícitamente en el Nuevo Testamento.

No hay autorización en el Nuevo Testamento para la utilización de instrumentos musicales en la adoración a Dios. El Nuevo Testamento autoriza el canto como un medio musical de alabar a Dios en esta era cristiana. Pasajes como Efesios 5.19 y Colosenses 3.16 invitan a "hablar", "enseñar", "exhortar" y "cantar". Todas y cada una de estas acciones son una comunicación verbal, y ninguna de las mismas se puede realizar por medio de un instrumento musical excepto la voz humana.

"Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones" (Efesios 5.19).

"La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales" (Colosenses 3.16).

"El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo..." (Hechos 17.24,25).

"Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre" (Hebreos 13.15).

(Tratado Núm. 0139)

Índice de Estudios
(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna