LO QUE

REALMENTE VALE

 

La esquina del hno. Hans Dederscheck

 

LO QUE REALMENTE VALE

Sin el evangelio todo lo demás no tiene sentido. Sin el evangelio no somos cristianos. Sin el evangelio toda riqueza es pobreza y toda sabiduría es ignorancia ante Dios. Fortaleza es como debilidad y toda justicia humana queda bajo la condenación de Dios. Pero por el conocimiento del evangelio llegamos a ser hijos de Dios, y hermanos de Jesús. Llegamos a ser compañeros de los santos, ciudadanos del reino celestial, herederos con Dios, y llegamos a ser hermanos de Cristo, y coherederos con Cristo. Por el evangelio los pobres llegan a ser ricos; los débiles llegan a ser fuertes, los simples llegan a ser sabios, los pecadores llegan a ser justos, los tristes son consolados, los que dudan llegan a ser hombres de convicción, y los esclavos son libertados. Es la fuerza de Dios para salvación de todo aquel que cree.

Por tanto, todo lo que vale es que el hombre busque a Jesús y que se convierta a él plenamente. Sólo Jesús puede satisfacer de pleno al ser humano. Jesús nos ha librado; él fue atado para librarnos. Él fue condenado para librarnos. Fue maldecido para que nosotros seamos bendecidos.

Jesús tenía que sufrir para que nosotros tengamos vida. Aun la muerte que el diablo usa contra nosotros nos quitó Jesús para bendecirnos con vida. La muerte ya no puede destruirnos (1 Cor. 15.55).

Cristo vive ahora en nosotros. Por el poder del Espíritu Santo permanecemos a todo el pueblo de Dios en todo el mundo. Tenemos una patria celestial aunque aun vivimos en el mundo. Mientras tengamos a Jesús, estemos contentos con esa condición de vivir.

- Hans J. Dederscheck (2013)

Viena, Austria

 

Índice de Estudios
(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2013 La Voz Eterna