¿QUÉ PASARÁ CON LOS NO BAUTIZADOS?
  

"¿Qué pasará con aquellas buenas gentes que no son bautizadas en Cristo?" se pregunta aquella persona que conociendo la verdad de Cristo se apreste a ser bautizada para el perdón de sus pecados. Ciertamente es fácil entender su razonamiento convertido en preocupada pregunta.

Que existen miles de excelentes personas que no han sido bautizadas en Cristo es un hecho bien conocido. Pero el mandato es claro: "Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo" (Mateo 28.19). Este es el trabajo de todo cristiano.

Ahora bien, si un hombre es atrapado por una descarga eléctrica de alto voltaje, la ley de Dios acerca de la electricidad no va a ser cambiada en absoluto. Que buena gente no haya sido sumergida en agua para ser bautizada en Cristo no va a cambiar la ley de Dios acerca de ser bautizado por inmersión para el perdón de sus pecados (Romanos 6.3-4; Colosenses 2.12). Que millones de niños hayan sido bautizados por aspersión no va a cambiar la ley de Dios respecto a que el bautismo es para creyentes (Marcos 16.16; Hechos 8.36). Que millones de excelentes personas han sido bautizados en diferentes sectas y denominaciones no va a cambiar la ley de Dios que el bautismo es dentro de un cuerpo, una iglesia (1 Corintios 12.13; Colosenses 1.18). Que muchos sinceros judíos y mahometanos no confiesen a Cristo como el Hijo de Dios no cambia la ley de Dios acerca de la deidad de su Hijo (Juan 3.18; Marcos 16.6; Hechos 4.12). Que algunos muy buenos hombres nieguen la existencia de Dios no va a cambiar la ley de Dios acerca de la fe en él (Hebreos 11.6).

Pero fijémonos que las leyes de Dios también revelan que algunas buenas personas están mejor fuera de la vista de Dios sin bautizarse que aquellos que han sido bautizados en Cristo. ¿Por qué es así? Léase 2 Pedro 2.20-22: "Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno".

Luego, la ley de Dios también dice que aquellas muy buenas personas que han escuchado el mensaje de Jesús y no lo han aceptado, arrepintiéndose de sus pecados, en el día del juicio será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma que para ellos (Mateo 11.20-24).

La ley de Dios también revela que hay quienes han vivido mejor ante los ojos de Dios sin la Biblia, pese a que no serán salvos, que muchos que conociendo la Biblia, la palabra de Dios, no han cumplido con los mandamientos de Dios (Romanos 2.14-24).

Entonces, referente a la pregunta: "¿Qué pasará con aquellas buenas gentes que no son bautizadas en Cristo?", la respuesta la encontramos en Santiago 4.17: "Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado".

"El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él" (1 Juan 2.4).

- Atilio S. Pinto

La Voz Eterna, Abril 1988

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Reservados todos los derechos Copyright © 2002 La Voz Eterna