¿QUIEN PUEDE SER OBISPO?
  

El deseo es el primer paso para llegar a ser un anciano. Sin embargo sólo el deseo no es suficiente para capacitar a un hombre. Dios ha estipulado las cualidades de un anciano en 1 Timoteo 3.1-7 y Tito 1.5-9.

1. Cualidad Social. Tiene que ser "irreprensible" (1 Timoteo 3.2). Su buena reputación debe ser tal que nadie pueda destruir su carácter. "También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera" (1 Timoteo 3.7). El hombre que sirve como obispo tiene que ser respetable dentro y fuera de la iglesia.

2. Cualidad de Carácter. Tiene que ser "sobrio, prudente, decoroso" (1 Timoteo 3.2), "no dado al vino" (1 Timoteo 3.3). Un buen líder no debe hacer en secreto aquello que le avergonzaría en público.

3. Cualidad Intelectual. Tiene que ser "dueño de sí mismo" (Tito 1.8), "apto para enseñar" (1 Timoteo 3.2). Antes de poder enseñar, él debe recibir instrucción. Samuel Brengle se lamentaba por la escasez de "líderes que sepan entender los corazones y aplicar la verdad según la necesidad de la gente, de igual manera que un buen médico estudia a sus pacientes y aplica el remedio a sus males". Y concluye: "Pero no es la misma verdad para todos, así como no es la misma medicina para todas las enfermedades". Por su conocimiento y habilidad mental, debe "exhortar con sana enseñanza" (Tito 1.9).

4. Cualidad Personal. Uno puede reunir todas las condiciones, pero si no es capaz de mostrar a Cristo en su vida, tampoco puede ser un buen líder. "No pendenciero, no codicioso... sino amable" (1 Timoteo 3.3), "No soberbio, no iracundo" (Tito 1.7).

5. Cualidad Familiar. La pregunta de Pablo era: "Pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará la iglesia de Dios?" (1 Timoteo 3.5). Es necesario que el anciano sea "irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía" (Tito 1.6).

6. Cualidad de Experiencia. Que no sea "un neófito" (1 Timoteo 3.6), es decir que no sea un recién convertido. Una semilla tiene echar raíces, volverse una planta, y dar fruto. Se necesita tiempo para que un obispo crezca.

Hemos de orar por hombres que llenen los requisitos de Dios. Dios llama a hombres que puedan ser líderes. Oswaldo Sanders dijo: "Nadie puede aspirar al liderato de la obra de Dios si no está preparado para pagar un precio más alto que el que sus colegas quieran pagar... El buen liderato siempre demanda un alto precio de todo el ser, y mientras mejor sea el liderato, mayor será el precio que tenga que pagarse".

- Ricardo Marcear

La Voz Eterna, Diciembre 1976

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos