EL PREMILENIALISMO 
  

La gente estudiosa de la Biblia se queda sorprendida ante las increíbles especulaciones de los varios maestros del premilenialismo que parecen dominar el mercado de literatura religiosa y los periódicos y revistas de la mayoría de las denominaciones. Casi cada semana no falta alguien que anuncie el descubrimiento del "Hombre de Pecado" o la "marca de la bestia". Otros aseguran que el "Armagedón" está muy próximo y que "Israel" está presto para el cumplimiento de la profecía.

La fecha de la segunda venida de Cristo ha sido establecida varias veces - para luego dejarla abandonada. Podríamos reir de los absurdos de este juego de profecías sino fuera por las almas preciosas que son arrastradas por esta falsa enseñanza.

Ciertos conceptos bíblicos refutan indefectiblemente estas herejías. Dios es todopoderoso. La nación de Israel no podía, por lo tanto, ser un impedimento para establecer su reino en los días del Imperio Romano (Daniel 2.44). Cristo estableció su reino, y los cristianos del primer siglo se consideraban ciudadanos del mismo (Colosenses 1.13; Apocalipsis 1.9). Cristo reina hoy en su trono davídico del cielo (Apocalipsis 3.7; Hechos 2.29-33). Nadie sabe la fecha del retorno de Cristo (Mateo 24.36). Cuando él vuelva, habrá una resurrección general de buenos y malos (Juan 5.28-29).

¿Por qué es el premilenialismo tan popular si es falso? El objeto de este estudio es analizar el porqué de la aceptación de esta teoría. Son muchos los grupos religiosos que aceptan el premilenialismo. Los siguientes puntos muestran por qué esta extraña doctrina atrae tanto la atención de la gente incauta:

Primero. Pablo escribe acerca de la gente que cree la mentira. "...Por cuanto no recibieron el amor de la verdad... sino que se complacieron en la injusticia" (2 Tesalonicenses 2.10-12). Jesucristo habló suficiente de aquellos que teniendo ojos no verían y que teniendo oídos no oirían. "Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos..." (Mateo 13.14-15).

Segundo. Hay mucha gente que se deja llevar por lo misterioso y lo fantástico. Cuanto más increíble parezca la proposición más es la rapidez con que apela a su imaginación. Es fácil ver esto en las masas que están dispuestas a pagar por ver espectáculos fantásticos y asistir a teatros donde se exhiben películas sobre los misterios del futuro, lo increíble. Posiblemente la humanidad todavía no se ha librado de su antigua tendencia de buscar lo sobrenatural, la magia y la brujería.

Tercero. El premilenialismo pretende responder a las grandes incógnitas de la gente. Cuando se dan predicciones sobre la inminente segunda venida de Cristo, muchos son seducidos por esta expectación. Acuden a los profetas del premilenialismo, al igual que los supersticiosos que acuden a los astrólogos y adivinos.

Cuarto. Hay ciertos individuos que se creen inspirados para descubrir un misterio que los demás desconocen. Esto infla su ego y los hace sentirse superiores a otros. Muy similar era lo que ocurría con los gnósticos del primer siglo, lo cual causaba serios problemas para la iglesia. Pablo da una advertencia contra esos que adoptan un aire de superioridad. Los que se envanecen pueden caer en "la condenación del diablo" (1 Timoteo 3.6).

Quinto. Una parte de gente religiosa es ingenua y se deja llevar por lo que otros dicen. No están dispuestos a gastar ninguna energía en pensar por sí mismos. Su razonamiento es así: "Voy a dejar que el predicador o pastor estudie el asunto, y luego que me lo explique". Gente así necesita leer los pasajes de la Biblia que enfatizan la responsabilidad individual en cuanto a la fe. Los de Berea eran más nobles que los de Tesalónica, "pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así" (Hechos 17.11).

Sexto. Hay quienes aceptan el premilenialismo porque lo han recibido en tal manera que parece una verdad absoluta. Lo han escuchado toda la vida, y no ven razón alguna por qué rechazarlo. Ya hace mucho tiempo que los propagandistas aprendieron que la repetición continua de una mentira puede ser tomada como verdad por las masas. Por medio de la palabra de Dios, nosotros podemos hoy discernir espíritus, y Cristo nos advierte: "Mirad lo que oís" (Marcos 4.24).

Séptimo. La mayoría de los creyentes en el premilenialismo no se han tomado la molestia de estudiar la historia de los varios movimientos milenialistas que han surgido a través del tiempo, para que se den cuenta de sus falsas predicciones y sus muchas contradicciones. Las falsas profecías mas conocidas sobre la fecha de la segunda venida de Cristo son las de William Miller de los adventistas, y del Juez Rutherford de los testigos de Jehová. Un sensacionalista reciente es Hal Lindsay, con su serie de libros "proféticos", comenzando con Tierra, Gran Planeta Extinguido.

Octavo. "Profetas" astutos se han aprovechado de la ignorancia y de la credulidad de las masas. Las alimentan con una dieta especulativa, tomando en cuenta las ganancias que sacan. "...Y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos" (Romanos 16.18). Hacen mercadería de los incautos que no disciernen las cosas que escuchan.

Es importante que toda la hermandad sepa que no es suficiente rechazar las doctrinas de hombres. Es necesario que instruyamos a las iglesias, no sea que nuestros hermanos caigan como presa de falsas profecías. También es nuestro deber en general exhibir el error para el mundo que ha sido extraviado de la verdad. Que el Señor nos ayude a entender este problema, y a hacer nuestra parte por afianzarnos a la sana doctrina.

- John Waddey

La Voz Eterna, Enero 1987

"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8.32).
Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos