¿QUE, PUES, HARÉ DE JESUS?
  

El lugar de Pilato en la historia está relacionado directamente con la pregunta que hizo en cuanto a Jesús, "¿Qué, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo?" (Mateo 27.22). Pilato se encontró ante un dilema ineludible. ¡Tenía que hacer una decisión en cuanto a Jesucristo! Cristo está todavía en la agenda de cada hombre.

La pregunta que hizo Pilato es una pregunta para cada uno de nosotros. No hay manera de que podamos evadir con éxito la cuestión. No hay terreno neutro que podamos ocupar en cuanto a la cuestión. Algo definito tiene que ser concluido por cada hombre en relación a Jesús de Nazaret.

La cuestión ha sido contestada con escarnio, indiferencia y también con amor perdurable. Aquellos a quien Jesús sanó y el círculo íntimo de él creían que Jesús era el Hijo de Dios. Aquellos a quienes él desenmascaró cono hipócritas, blasfemaron contra él. Las multitudes que contemplaban sus obras milagrosas vacilaban en hacer una conclusión respecto a él por causa del temor.

¿Por qué es esta pregunta tan importante? Lo es porque constituye el campo de batalla en cuanto a su divinidad. En nueve ocasiones declaró tener autoridad de Dios. En noventa y nueve veces se dice que él es el Hijo de Dios. En treinta y tres ocasiones él declaró ser el Mesías esperado. En cinco ocasiones declaró que él juzgaría al mundo en el fin. Si en verdad Jesús es algo más que un hombre, su religión es algo más que un bonito código de moral o una filosofía superlativa. Esta es la verdad que nos salvará o la piedra angular que nos destruirá.

Todo lo que Jesús decía ser fue validado por su resurrección. "Fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos" (Romanos 1.4). Los testigos oculares testificaron haberle visto, tocado, hablado con él y comido con él. Nunca se ha podido destruir este testimonio. Muchos estuvieron dispuestos a dar su vida por este testimonio. Porque aceptaron ser testigos de su gloria.

¿Qué, pues, haré de Jesús? Es una pregunta de todas las edades. Es un dilema que debe ser resuelto por USTED. Si usted cree que él es el Hijo de Dios, rendirá su vida al Señor y vivirá de acuerdo a su plan. Pilato no supo que hacer con Jesús, pero usted puede confesar su nombre, y él le confesará delante del Padre y sus santos ángeles (Lucas 12.8).

- Richard L. Jones

"Porque como el Padre tiene vida en si mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre" (Juan 5.26,27).

"Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra" (Mateo 28.18).

"Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos" (1 Juan 5.3).

sm

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos