SEMILLAS PARA EL SEMBRADOR

 

 

(92 sermones en bosquejo que cubren más de 50 años del ministerio del gran siervo de Dios JOHN F. WOLFE en el mundo de habla hispana. En el libro hay también una exégesis bíblica de los errores en las doctrinas de la Iglesia católica romana.)

 

1. LA PREEMINENCIA DE CRISTO

2. CRISTO EN NOSOTROS

3. UN RETRATO DE JESÚS

4. CRISTO, NUESTRO EJEMPLO (I)

5. CRISTO, NUESTRO EJEMPLO (II)

6. UN REDENTOR GLORIOSO

7. EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA

8. LA ORACIÓN DEL SEÑOR

9. ALIMENTANDO LOS 5,000

10. LA VIDA ABUNDANTE O COMPLETO EN CRISTO

11. EL CAMINO INFALIBLE

12. EL REINO DE DIOS ESTÁ CERCA

13. EDIFICANDO LA CASA DE DIOS

14. CARACTERÍSTICAS DE LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO

15. HACIENDO QUE LA IGLESIA CREZCA

16. EL TRABAJO DE LA IGLESIA

17. LA IGLESIA DE JERUSALÉN

18. ¿POR QUÉ SOY MIEMBRO DE LA IGLESIA DE CRISTO?

19. EL ESTABLECIMIENTO DE LA IGLESIA

20. LA UNIDAD

21. CONFORME AL DISEÑO

22. EL CAMINO DE SALVACIÓN

23. EL PERDÓN DE PECADOS

24. ¿QUÉ DEBO YO HACER PARA SER SALVO?

25. CONVERSIÓN DEL EUNUCO DE ETIOPIA

26. CONVERSIÓN DE SAULO DE TARSO

27. EL BAUTISMO

28. EN CRISTO JESÚS

29. EL NUEVO NOMBRE

30. EL CRISTIANO MADURO

31. LA OBEDIENCIA DE LA FE

32. LA CENA DEL SEÑOR

33. SOY DEUDOR

34. NUEVAS COSAS

35. LOS LLAMADOS

36. CONTENDIENDO POR LA FE

37. LA GRAN COMISIÓN

38. EL ESPÍRITU QUE HEMOS RECIBIDO

39. EL AMOR

40. EL AMOR DE DIOS

41. CRISTO Y LOS CRISTIANOS

42. LA LIBERTAD EN CRISTO

43. SOMOS HERMANOS

44. ADMINISTRADORES DE DIOS

45. NUESTRA RESPONSABILIDAD COMO OBREROS

46. "TODO"

47. PARTICIPACIÓN EN EL MINISTERIO

48. "EXCUSAS", O "PONIENDO A DIOS PRIMERO"

49. LA ORACIÓN EFECTIVA

50. EL GOZO DEL CRISTIANO

51. TRES COSAS NECESARIAS PARA AGRADAR A DIOS

52. SABIDURÍA

53. LA SIEMBRA

54. ESCOGEOS HOY

55. PREPARATE PARA ENCONTRARTE CON TU DIOS

56. FORTALECIENDO A LA IGLESIA

57. FE QUE OBRA POR EL AMOR

58. ESTE HOMBRE

59. ORACIÓN POR LOS EFESIOS

60. DESTRUYENDO LAS OBRAS DEL DIABLO

61. NO TEMÁIS ...ESTAD FIRMES

62. PROBANDONOS A NOSOTROS MISMOS

63. ALGUNAS PREGUNTAS BÍBLICAS

64. CONTANDO LOS GASTOS DE SER DISCÍPULO

65. DIOS DA TODO Y PIDE TODO

66. SIGUIENDO A JESÚS

67. CRECIENDO EN LA GRACIA

68. ORACIÓN DE PABLO POR LOS COLOSENSES

69. PREPARANDO EL CORAZÓN

70. ¿QUÉ COSA ME FALTA?

71. "AMAOS UNOS A OTROS"

72. JUZGANDO A NUESTRO HERMANO

73. EL HOMBRE PRUDENTE

74. LOS POBRES EN ESPÍRITU

75. LA FIDELIDAD

76. DISPENSADORES FIELES

77. MIRANDO A JESÚS

78. EL PECADO DE OMISIÓN

79. EL CAMINO DE SANTIDAD

80. EL CULTO DE LA IGLESIA

81. ¿QUÉ HEMOS DE HACER CON EL NIÑO?

82. EL ALMA DEL HOMBRE

83. MILAGROS

84. EL JUICIO

85. LOS ANCIANOS

86. EL EVANGELIO GLORIOSO

87. EL PODER DEL EVANGELIO

88. RESTAURANDO LA PALABRA DE DIOS

89. NUESTRA NORMA DE AUTORIDAD EN LA RELIGIÓN

90. EL ARREPENTIMIENTO

91. LA BUENA CONFESIÓN

92. JESÚS Y NICODEMO, O EL RENACIMIENTO

 

1. LA PREEMINENCIA DE CRISTO

INTRODUCCION: Cristo es indispensable. El es el Pan de vida, la Luz del mundo, el Pastor de las ovejas, la Puerta del aprisco.

I. CRISTO ES PREEMINENTE EN PROFECIA

Profecías tocante a Cristo: Isaías 7.14; 9.6-7; 11.1-3; 53.12; 61.1-2; 35.5,6.

Profecías de su reino: Isaías 16.5; 2.2-3: 28.16; 54.1; 60.1-2; Sal 110.1-4; Apoc. 3.21.

II. CRISTO ES PREEMINENTE EN LA IGLESIA

1. Es el fundamento: 1 Cor. 3.11; Ef. 2.20

2. Es la cabeza: Ef. 1.22-23; Col. 1.18

3. Es el dueño: Mateo 16.18; Hechos 20.28; 1 Cor. 7.23

4. Tiene TODA autoridad.

III. ES PREEMINENTE EN LA VIDA DEL CRISTIANO

1. Fil. 3.7-10

2. Conocerle a él es vida eterna: Juan 17.3; 2 Pedro 1.2-3

3. Bautizados en él: Romanos 6.3

4. Redención es en él: Rom. 3.24

5. El Espíritu de vida es en él: Rom. 8.2

6. Arraigados y edificados en él: Col. 2.7

7. Viendo su gloria somos transformados: 2 Cor. 3.18.

IV. SERA PREEMINENTE EN EL JUICIO

1. Todo el juicio dado al Hijo: Juan 5.22

2. Juzgará a las naciones: Mateo 25.31-32

3. Todos ante el tribunal de Cristo: 2 Cor. 5.10

4. Juzgados por las cosas escritas en los libros: Apoc. 20.11-12

CONCLUSIÓN: Cristo es la única esperanza del mundo, y para cada uno de nosotros personalmente, en esta vida y en la vida venidera. Invitación a admitirle en su vida. Apoc. 3-20.

2. CRISTO EN NOSOTROS

INTRODUCCION: Cristo está sobre nosotros como nuestro rey; está con nosotros como nuestro amigo; está EN nosotros como un espíritu vivificador: 1 Cor. 15.45.

I. MUCHAS PROMESAS DE QUE CRISTO MORA EN LOS CRISTIANOS

1. Juan 14.23: "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él".

2. Gál. 2.20: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí".

3. Col. 1.27: "...las riquezas de la gloria de este misterio... Cristo en vosotros, la esperanza de gloria".

II. CRISTO MORA EN NOSOTROS POR MEDIO DE SU ESPIRITU

1. Hablando de la venida del Espíritu Santo, el otro consolador, a los apóstoles, Cristo les dijo: "No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros" (Juan 14.16-18).

2. Rom. 8.9-10. Aquí Pablo habla del Espíritu de Dios, el Espíritu de Cristo, y de Cristo mismo; habitando en el Cristiano...todas estas expresiones siendo diferentes modos de expresar la misma cosa.

3. 1 Cor. 15.45: "Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán (Cristo), espíritu vivificante".

4. Ef. 3.16-17: Hablando del Espíritu que nos fortalece, dice que Cristo mora en nuestros corazones por medio de la fe.

III. CRISTO, POR SU ESPIRITU, MORA SOLAMENTE EN LOS HIJOS DE DIOS, ES DECIR, EN LOS QUE SON OBEDIENTES.

1. Gál. 4.6: "Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre".

2. Hch. 5.32: "Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen".

IV. CRISTO EN NOSOTROS NOS TRAE GRANDES BENDICIONES.

1. Como hemos visto, nos hace reconocer a Dios por Padre.

2. Da testimonio de que somos hijos de Dios (Rom. 8.16).

3. Hace intercesión por nosotros (Rom. 8.26).

4. Nos hace capaces de resistir el pecado (Rom. 8.13; Gál. 5.16).

5. Por el Espíritu somos transformados a la imagen de Cristo (2 Cor. 3.18).

6. Produce en nosotros los frutos de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza (Gál. 5.22-23).

7. Nos da fortaleza (Fil. 4.13; Ef. 3.17-19).

8. Cristo en nosotros es nuestra "esperanza de gloria" (Col. 1.27).

CONCLUSIÓN: Con tantas grandes promesas, no debemos demorar en venir a Cristo, siendo obedientes a él en todo, y recocijándonos en las bendiciones de nuestra salvación.

3. UN RETRATO DE JESÚS (Apoc. 1.13-16)

INTRODUCCION: En el pasaje escogido, tenemos una descripción del Señor glorificado, su carácter y su trabajo en su iglesia.

I. UNO SEMEJANTE AL HIJO DEL HOMBRE

1. Su lugar. En medio de la iglesia.

2. Sus vestidos... su carácter. Cristianos vestidos de Cristo (Gál. 3.27).

3. Su cinto de oro significa lo celestial.

II. SUS OJOS COMO LLAMA DE FUEGO

1. El está viendo todo lo que la iglesia hace, el bien y el mal.

III. SUS CABELLOS BLANCOS COMO LA LANA BLANCA Y COMO LA NIEVE

1. Significa la pureza. El único sin pecado.

IV. SUS PIES

1. Semejantes a bronce bruñido y refulgente.

2. Los pies hablan de andar, de la vigilancia, del cuidado; de hollar, juicio y venganza. (Isaías 63.3).

V. SU VOZ

1. Como ruido de muchas aguas. Poderoso, penetrante.

2. De mucho alcance. Llama la atención Debe ser obedecida.

VI. SU DIESTRA, LUGAR DE SEGURIDAD. HUECO DE SU MANO.

1. Para guiar y guardar.

2. Para probar y reprender. Para castigar.

VII. EN SU MANO DERECHA SIETE ESTRELLAS

1. Cristo guarda y protege a sus mensajeros.

2. Siete es el número de perfección. Mensaje perfecto. 

VIII. SALIÓ DE SU BOCA UNA ESPADA DE DOS FILOS.

1. La espada del Espíritu es la Palabra de Dios (Ef. 6.17).

2. Significa su justo gobierno en la iglesia.

3. Representa también el castigo de las naciones rebeldes (Apoc. 19.15). 

IX. SU ROSTRO COMO EL SOL

1. Números 6.224-26: "Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz".

CONCLUSIÓN: Al contemplarlo en su gloria, debemos tener el mismo espíritu de Juan, y caer a sus pies en adoración. Contemplando su gloria, somos transformados (2 Cor. 3.18).

4. CRISTO, NUESTRO EJEMPLO (I)

(1 Pedro 2.21; Juan 13.15)
INTRODUCCION: En su vida en la tierra, Cristo nos dejó un ejemplo perfecto. El nos dice, síganme (Mateo 16.24; Juan 10.27; 12.16). Siguiéndole a él podemos enfrentar los males y los bienes de la vida con éxito.

I. NUESTRO EJEMPLO EN TIEMPO DE TENTACIÓN

1. Venció a Satanás con la escritura: "Escrito está" (Mateo 4.11).

2. "Tentado en todo punto, así como nosotros, mas sin pecado" (Heb. 4.15).

3. "Puede socorrer a los que son tentados" (Heb. 2.18).

4. "Proveerá también la vía de escape" (1 Cor. 10.13).

II. NUESTRO EJEMPLO EN TIEMPO DE DOLOR

1. Aprendió la obediencia por las cosas que padeció (Heb. 5.8).

2. "Varón de dolores y que sabe de padecimientos" (Isaías 53.3).

3. "Con nuestros dolores él se cargo" (Isaías 53.4)

4. "Echando sobre él toda vuestra solicitud, porque él tiene cuidado de vosotros" (1 Pedro 5.7).

5. "Vuestro dolor se convertirá en gozo" (Juan 16.20).

6. No debemos entristecernos como los que no tienen esperanza (1 Tes. 4.13).

III. EN TIEMPO DE PROSPERIDAD, EL CRISTO DE HUMILDAD Y MANSEDUMBRE ES NUESTRO EJEMPLO

1. Cristo "humillóse a si mismo, haciéndose obediente hasta la muerte" (Fil. 2.8).

2. "Tened dentro de vosotros este ánimo" (Fil. 2.5-8)

3. "Humillaos en la presencia del Señor, y él os ensalzará" (Santiago 4.10).

4. "Humillaos... bajo la poderosa mano de Dios" (1 Pedro 5.6).

IV. NUESTRO EJEMPLO EN TIEMPO DE ESCASEZ

1. "El Hijo del Hombre no tiene donde recostar la cabeza" (Mateo 8.20).

V. EN TIEMPO DE DESMAYO O PESADEZ, CRISTO ES NUESTRO EJEMPLO EN SU PERSEVERANCIA

1. En todas circunstancias Cristo perseveró, hasta que hubo terminado su obra (Juan 17.4).

2. "Considerad a Aquel que soportó tan contradicción de los pecadores contra sí mismo, para que no os canséis, desmayando en vuestras almas" (Heb. 12.1-3).

3. "No nos cansemos de hacer el bien; porque a su tiempo segaremos si no desmayamos" (Gálatas 6.9).

VI. SI SOMOS PEREZOSOS, CRISTO ES NUESTRO EJEMPLO POR SU CONSTANTE OBRA

1. Juan 9.4; Juan 5.17; Juan 4.34. Cristo siempre estuvo ocupado.

CONCLUSIÓN: El cristiano es uno que sigue a Cristo. Su vida debe inspirarnos a serle fiel en todas las circunstancias de nuestra vida.

5. CRISTO, NUESTRO EJEMPLO (II)

INTRODUCCION: Para el cristiano, Cristo es su ideal; y su deseo es imitarle en su vida. Cristo nos ha dejado el ejemplo perfecto, y nos dice, "Sígueme".

I. DEBEMOS A IMITARLE VIVIENDO UNA VIDA DE ORACIÓN.

1. Todos somos tentados, unos en una manera y otros en otra, pero tenemos la promesa de 1 Cor. 10.13.

2. Cristo resistió con la Palabra de Dios. "Escrito está".

3. Santiago 4.7: "Resistid al diablo, y huirá de vosotros".

4. 1 Pedro 5.8-9: "Resistidle pues, firmes en la fe". 

II. DEBEMOS IMITARLE VIVIENDO UNA VIDA DE ORACIÓN.

1. Cristo oraba mucho al Padre. Antes de escoger sus apóstoles, oró toda la noche (Lucas 6.12-13).

2. Somos exhortados a orar siempre (1 Tes. 5.17).

a, Mateo 26.41: "Velad y orad, para que no entréis en tentación".

b. Santiago 5.16: "Confesad pues vuestras ofensas los unos a los otros, y orad los unos por los otros, para que seáis sanados. Mucho puede la súplica ferviente del hombre justo".

III. DEBEMOS IMITARLE EN NUESTRO SERVICIO A OTROS

1. Cristo anduvo haciendo bien (Hechos 10.38).

2. Seremos juzgados conforme a nuestros hechos (Mateo 25.31-46).

IV. DEBEMOS IMITARLE EN CONDENAR AL PECADO

Mateo 23.3-7 y 13-28; 1 Timoteo 5.20.

V. DEBEMOS IMITARLE EN PERDONAR A LOS HOMBRES SUS OFENSAS

Mateo 6.15: 18.21-22.

VI. DEBEMOS IMITARLE EN HACER LA VOLUNTAD DE DIOS

1. Lucas 2.42: "No sea hecha mi voluntad, sino la tuya".

2. Juan 6.38: "Porque descendí del cielo no para hacer mi propia voluntad, sino la voluntad de aquel que me envió".

3. Heb. 10.7: "He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí".

VII. DEBEMOS IMITARLE EN BUSCAR A LOS PERDIDOS PARA LLEVARLE EL MENSAJE DE SALVACIÓN

1. Lucas 19.10: "Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido".

2. Hechos 5.42: "Y todos los días en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar, y de proclamar la buena nueva de que Jesús era el Mesías".

3. Hechos 10.42: "Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos".

CONCLUSIÓN: El propósito del evangelio es recrear a los hombres en la imagen de Cristo. Efesios 4.13: "Hasta que todos lleguemos... a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo".

6. UN REDENTOR GLORIOSO

INTRODUCCIÓN: Por toda la Biblia Cristo ocupa el lugar central. El Antiguo Testamento lo señala, y el Nuevo Testamento está lleno de su vida, sus enseñanzas y su reino o iglesia.

I. CRISTO ES GLORIOSO EN LAS PROFECÍAS

1. Sus títulos y su reino (Isaías 9.6-7).

2. Su triunfo sobre sus enemigos (Salmos 2.1-8).

3. Recibe dominio, gloria y reino (Daniel 7.13-14).

4. Un trono de gloria (Isaías 22.22-24).

5. reinará a la diestra de Dios (Salmos 110.1-2).

6. Reinará sobre muchos pueblos por medio de su enseñanza (Isaías 2.2-3).

7. Será un sacerdote sobre su trono (Zac. 6.13).

II. GLORIOSO EN SU NACIMIENTO

1. El coro angélico.

2. Venida de los pastores.

3. Venida de los magos.

III. GLORIOSO EN SU VIDA EN LA TIERRA

1. Por sus enseñanzas.

2. Por sus obras.

IV. GLORIOSO EN SU TRIUNFO SOBRE LA MUERTE

1. Destruyó a aquél que tenía el imperio de la muerte (Heb. 2.14).

2. Libró a los sujetos a servidumbre (Heb. 2.15).

V. GLORIOSO EN SU TRONO

1. Su trono es por los siglos de los siglos (Heb. 1.8-9).

2. Digno de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria, y la alabanza (Apoc. 5.9-13).

CONCLUSIÓN: Debemos amar y obedecer a un redentor tan glorioso.

7. EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA

(Juan 14.6)
INTRODUCCION: El centro de la religión cristiana es Cristo. Como la tierra gira alrededor del sol, así la religión cristiana tira alrededor de Cristo. Esta verdad está resumida en las palabras de Jesús: "Yo soy el camino y la verdad y la vida".

I. EN CRISTO SOMOS COMPLETOS

1. Muchos no están contentos porque sienten que les falta algo en su vida. Cristo puede suplir toda necesidad de nuestra naturaleza.

2. Los sicólogos nos dicen que hay tres departamentos de la naturaleza humana: La voluntad, la inteligencia y la capacidad emocional y espiritual. Cristo suple nuestras necesidades en los tres departamentos.

a. Yo soy el camino... Cristo dirige la voluntad para escoger el buen camino.

b. Yo soy la verdad... En Cristo encontramos la contestación a todas las preguntas.

c. Yo soy la vida... Cristo cumple todas las necesidades del espíritu.

II. CRISTO NOS PRESENTA EL CAMINO EN EL QUE DEBEMOS ANDAR

1. En cuanto a Dios, un camino de fe, esperanza y amor.

2. En cuanto a otros, un camino de amor y servicio.

3. En cuanto a nosotros mismos, un camino de pureza, de gozo y paz.

III. EN CRISTO ENCONTRAMOS LA VERDAD. EN EL SE RESUELVEN LAS CUESTIONES

1. Del hombre: su origen, su naturaleza, el propósito de su ser.

2. De Dios: su justicia, su misericordia y su plan para nuestra salvación.

3. Del pecado, su causa y su remedio.

IV. CRISTO ES LA VIDA. EL CUMPLE LOS ANHELOS DEL CORAZÓN. EL ALMA Y EL ESPÍRITU (Juan 1.4; Juan 10.10). EN ESTA VIDA ABUNDANTE TENEMOS A:

1. Dios como nuestro Padre.

2. Cristo como nuestro Salvador.

3. El Espíritu Santo como nuestro consolador y guía.

4. Otros hombres como nuestros hermanos.

5. Esta vida como una preparación para la vida eterna con Cristo.

CONCLUSIÓN: Invitación para hacer su vida completa en Cristo; de encontrar en él el Camino, la Verdad,y la Vida 

8. LA ORACIÓN DEL SEÑOR

(Juan 17)
INTRODUCCIÓN: Es una oración por la unidad de sus seguidores. Además, en esta oración, nuestro Señor hace siete distintas peticiones a su Padre. El dice primero: "Padre, la hora ha venido". En otras ocasiones, dijo que su hora (la hora de su muerte) no había venido, pero ahora sí.

I. LA PRIMERA PETICIÓN: GLORIFICA A TU HIJO, PARA QUE TU HIJO TAMBIÉN TE GLORIFIQUE A TI

1. Estaba mirando más allá de la cruz, pensando de la gloria que tendría al volver al Padre.

2. Quería ser glorificado para que él pudiera glorificar al Padre. Cristo glorificó al Padre por medio de sus apóstoles, que fueron por todo el mundo predicando el evangelio cambiando a la gente de los ídolos al Dios vivo.

3. El cristiano también es glorificado como hijo de Dios para que él en turno, glorifique a Cristo por medio de una vida de servicio.

II. ALGUNAS DECLARACIONES

1. "Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado" (17.3).

2. "Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese" (17.4). ¿Podemos decir esto al fin de nuestra vida?

3. "He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste" (17.6).

4. "Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado" (17.7-8).

III. "PADRE SANTO, A LOS QUE ME HAS DADO, GUÁRDALOS EN TU NOMBRE, PARA QUE SEAN UNO, ASÍ COMO NOSOTROS" (17.11)

1. No ruego por el mundo; sino por los que tú me has dado. En otras ocasiones, el oró por los del mundo; aún en la cruz, oró: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen" (Lucas 23.34).

2. El sabe que mientras su iglesia esté unida, puede triunfar.

3. Nosotros debemos enforzarnos "guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz" (Efesios 4.3).

IV. "QUE TENGAN MI GOZO CUMPLIDO EN SÍ MISMOS" (17.13)

1. Cristo quiere que los suyos sean gozosos (Juan 15.11, 16.22).

2. Gozo es uno de los frutos del Espíritu (Gál. 5.22).

V. "NO RUEGO QUE LOS QUITES DEL MUNDO, SINO QUE LOS GUARDES DEL MAL" (17.15).

1. No los quites del mundo; pues su trabajo estaba en el mundo.

2. Que los guardes del mal: El Señor sabía que Satanás iba a oponerse a los apóstoles y a su obra mundial.

VI. "SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD; TU PALABRA ES VERDAD" (17.17).

1. La verdad que encontramos en la palabra de Dios es el medio para nuestra santificación.

2. Debemos estudiarla y practicarla.

VII. "RUEGO... POR LOS QUE HAN DE CREER EN MÍ... PARA QUE TODOS SEAN UNO" (17.20-21).

Aquí nuestro Señor está orando por todos los cristianos del primer siglo y los de los siglos venideros - por nosotros.

VIII. "PADRE, AQUELLOS QUE ME HAS DADO, QUIERO QUE DONDE YO ESTOY, TAMBIÉN ELLOS ESTÉN CONMIGO" (17.24).

Aquí vemos el gran amor que Cristo tiene por los suyos. El quiere compartir su gloria con ellos.

CONCLUSIÓN: Un breve sumario de las siete peticiones.

9. ALIMENTANDO LOS 5,000

(Mateo 14.13-21)
Consideramos lo siguiente:
1. La multitud. El lugar, un desierto. La hora, ya tarde. Condición de la gente, hambrientos.

2. Los discípulos. La solución de ellos: "Despide la gente".

3. Jesús dijo: "Dadles vosotros de comer". "Ellos dijeron: No tenemos aquí sino cinco panes y dos peces". Jesús dice: "Traédmelos acá". Y los bendijo - dio los a los discípulos, "y los discípulos a la multitud, y comieron todos y se saciaron".

Lecciones para nosotros:

1. Multitudes del mundo en el desierto de ignorancia, materialismo y pecado.

2. La hora: es tarde. Muchos están muriendo sin Dios.

3. Tienen hambre. Descontentos con la vida y no saben por qué. Buscan agua en los pozos secos del mundo. No entienden que "no sólo de pan vivirá el hombre" (Lucas 4.4), mas su espíritu también necesita alimento.

4. Algunos discípulos dicen: "Despídelos. No somos responsables".

5. Cristo nos dice: "Dadles vosotros de comer". Pero nosotros decimos: "Son pocos los panes y los peces". Poco tiempo. Poca oportunidad. Poco dinero. Poca capacidad. Nuestro defecto: No contamos con el poder de Jesús. Debemos entender que cuando Jesús nos da un mandato, él nos da la capacidad de realizarlo. Dios no nos pide lo imposible.

PERO AUNQUE SEA POCO, Cristo nos manda que usemos lo que tengamos, para su servicio. "Si primero hay la voluntad dispuesta, sera acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene" (2 Cor. 8.12).

Ejemplos:

1. Pedro y Juan: "Lo que tengo, le doy" (Hechos 3.6).

2. Moisés. "Jehová dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano?" (Éxodo 4.2). Nosotros tenemos la palabra de Dios en las manos.

3. Una mujer. "Esta ha hecho lo que podía" (Mar. 14.8).

4. La samaritana dejó su cántaro para hablar de Jesús (Juan 4.9-28). Y ¿no podríamos nosotros también dejar algo por Jesús? 

CRISTO DIJO: "Traédmelos a mí". Debemos consagrar nuestras capacidades al servicio de Dios. A nosotros Cristo nos dice, traed a mí vuestros panes y vuestros peces (nuestro tiempo, nuestra capacidad, etc.) y él los bendecirá y los usará.

REPARTIENDO NUESTRAS BENDICIONES, ELLAS SERÁN MULTIPLICADAS. Lo que Pablo escribió a Timoteo (2 Tim. 2.2). El evangelio pasa de una persona a otra, y así mucha gente lo recibe como recibieron los panes y peces. Cuando convertimos a una persona, comenzamos una cadena de conversiones.

CONCLUSIÓN: La verdad es que no es poco lo que tenemos. Tenemos libertad para hablar. Tenemos toda la verdad revelada. Tenemos el entendimiento de la Palabra, y muchos modos de diseminar esta verdad: tratados, periódicos, la radio, etc. Sobre todo, tenemos la bendición y ayuda de Dios. De los discípulos de antaño se dice que "Llenaron la ciudad de Jerusalén con la doctrina de Cristo". Y ¿qué estamos haciendo nosotros?

10. LA VIDA ABUNDANTE O COMPLETO EN CRISTO

INTRODUCCIÓN: Hoy en día muchos que nunca han experimentado todo lo que la vida les puede ofrecer. Su vida no está completa. Están turbados con una inquietud. Les falta algo para hacer su vida lo que puede y debe ser. Otros están llevando cargas e impedimentos; les faltan las verdaderas riquezas de la vida. Cristo dice que él vino para que tengamos vida y para que la tengamos en abundancia (Juan 10.10). Pablo dice: "Y vosotros estáis completos en él" (Col. 2.10). Todas las clases sociales buscaban a Cristo - pobres, ricos, pecadores. Todos tenían una cosa en común. Tenían necesidad de algo que sólo Cristo podía proporcionar. Vamos a hablar de tres clases de gente que necesitan a Cristo.

I. LOS QUE LLEVAN EL PESO DEL PECADO. Los que son culpables y que reconocen que están perdidos. Un ejemplo de éstos es el publicano que oró: "Dios, ten misericordia de mí, un pecador" (Lucas 18.13). Hay muchos que reconocen que son pecadores. Cristo dice que él vino para buscar y salvar lo que se había perdido (Lucas 19.10). También dice que: "El salvará a su pueblo de sus pecados" (Mateo 1.21).

1. Dios es misericordioso. Mandó a su hijo a morir por todos, y ofrece salvación a todos los que obedecen a Cristo. Cristo invita a todos: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mat. 11.28). También leemos: "El que tiene sed, venga; y el que quiera,tome del agua de la vida gratuitamente" (Apoc. 22.17).

2. La gracia de Dios es suficiente para salvar el más vil pecador. "Mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia" (Romanos 5.20).

3. Pablo escribió a los Romanos: "Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia" (Romanos 6.17).

4. En Rom. 6.3-6 el apóstol explica cómo obedecemos "la forma de doctrina," siendo sepultados y levantados a una nueva vida por medio del bautismo. De este modo expresamos nuestra fe en la muerte y resurrección de nuestro Señor. Véase Hechos 2.38.

II. AHORA HABLAREMOS DE LOS QUE ESTÁN BUSCANDO RESPUESTAS LOS PROBLEMAS DE LA VIDA, QUE SIENTEN QUE LA VIDA ESTÁ VACÍA Y SIN PROPÓSITO.

1. Lo que necesitan es un Maestro perfecto, un ideal que pueda formar una meta digna de sus mejores esfuerzos, un líder digno de su lealtad, un trabajo y una causa grande.

2. Cristo es este Líder perfecto, y nos llama al trabajo más grande que uno puede imaginar. El dice: "Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres" (Mateo 4.19). También dice, "Id y trabajad en mi viña". El trabajo del cristiano es compartir sus bendiciones con otros. Somos colaboradores con Dios en la obra de salvación. ¡Qué grande es este privilegio! Cada uno trabajando conforme a su capacidad y según sus oportunidades.

III. LOS CONFUNDIDOS POR LAS MUCHAS SECTAS RELIGIOSAS.

1. Salvación en Cristo. "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida" (Juan 14.6).

2. Para conseguir esta salvación, hay que creer en Cristo con todo el corazón, dejar los pecados del mundo, confesar su fe en Cristo y ser bautizado para el perdón de pecados.

CONCLUSIÓN: La invitación: Usted puede entrar en esta vida más abundante y hacer su vida completa en Cristo.

11. EL CAMINO INFALIBLE

INTRODUCCIÓN: En nuestro mundo con tantas religiones diferentes, uno a veces se pregunta si hay un camino infalible, uno que es absolutamente correcto y que uno puede seguir, sabiendo que sin duda alguna, es agradable a Dios. Contestamos que sí.

I. PRIMERO, LA PREGUNTA: ENTRE TODOS LOS NOMBRES PARA LOS CREYENTES, ¿HAY UN NOMBRE BÍBLICO QUE ES SIN DUDA, ACEPTABLE A DIOS?

1. Este es el nombre cristiano (Hechos 11.26; 1 Pedro 4.16; Hechos 26.28) Y para la iglesia, Romanos 16.16.

II. EL CREDO INFALIBLE ES CRISTO. DIOS NO PIDE QUE UNO CONFIESE QUE CREE EN UN GRUPO DE DOCTRINAS, SINO SOLAMENTE QUE CREE QUE JESÚS ES EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS.

1. La confesión de Pedro (Mateo 16.18).

2. La confesión del eunuco (Hechos 8.37).

3. Véase también Juan 20.31 y Romanos 10.9.

III. EL LIBRO INFALIBLE PARA GUIARNOS EN DOCTRINA Y PRÁCTICA ES EL NUEVO TESTAMENTO, NO UN CREDO, DISCIPLINA O CONFESIÓN DE FE COMPUESTA POR HOMBRES. LA BIBLIA ES SUFICIENTE.

1. La Escritura es útil para enseñanza, para reprensión, para corrección, para instrucción en justicia (2 Tim. 3.16).

2. Prepara al hombre para toda buena obra (2 Tim. 3.17).

3. Véase también 2 Tim. 4.2 y Apoc. 22.18-19.

IV. EL BAUTISMO INFALIBLE.

1. Sólo para los que creen en Cristo. No los infantes. "El que creyere y fuere bautizado" (Marcos 16.16). "Si crees de todo corazón" (Hechos. 8.37). "Los que recibieron su palabra" (Hch. 2.41). "Se bautizaban hombres y mujeres" (Hch. 8.12).

2. El modo infalible es por inmersión (Mar. 1.5; Hch. 8.38-39; Rom. 6.4-5).

3. El propósito: para el perdón de nuestros pecados (Hch. 2.38; Hch. 22.16). Para ponernos en Cristo (Gálatas 3.27). Para nuestra salvación (Mar. 16.16; 1 Pedro 3.21). 

V. EL CULTO INFALIBLE EN EL PRIMER DÍA DE LA SEMANA.

1. La predicación (Hch. 20.7; Hch. 2.42; 2 Tim. 4.2).

2. La oración (Hch. 2.42; Rom. 12.12; Efes. 6.18).

3. La mesa del Señor (Lucas 22.17-19; Hch. 2.42; Hch. 20.7; 1 Cor. 11.23-36).

4. El canto. "Cantando y alabando al Señor" (Efes. 5.19). "Cantando con gracia en vuestros corazones" (Col. 3.16). Instrumentos, como el órgano, nunca fueron usados en la iglesia del Nuevo Testamento.

5. La ofrenda (1 Cor. 16.1-2).

VI. LA OBRA INFALIBLE.

1. Ayudar a los que necesitan ayuda (Santiago 1.27; Gál. 6.10; Gál. 2.10).

2. Predicar el evangelio para salvar a las almas.

CONCLUSIÓN: Si cree usted en Cristo, debe seguirle por el camino que él nos ha enseñado en su palabra, el camino infalible.

12. EL REINO DE DIOS ESTÁ CERCA

INTRODUCCIÓN: "El reino de los cielos se ha acercado" fue el mensaje de Juan el Bautista, de Cristo y de los apóstoles (Mat. 3.2; Mar. 1.15; Mat. 10.7). Pablo declaraba y testificaba el reino de Dios (Hch. 28.23). Hemos recibido el reino (Heb. 12.18; 1 Tes. 2.12; Col. 1.13).

I. EL REINO CON SUS BENDICIONES ESTÁ CERCA PARA EL CRISTIANO.

1. Comunión con Dios y con Cristo por medio de la oración.

2. El Espíritu Santo en el corazón llevando sus frutos benignos de amor, gozo y paz.

3. La comunión con otros cristianos

4. El privilegio de ser obreros en el reino.

II. EL REINO ESTÁ CERCA PARA EL CRISTIANO VENCIDO POR LA TENTACIÓN.

1. Siempre podemos reformarnos por la renovación de nuestra mente (Rom. 12.2).

2. Siempre podemos arrepentirnos y confesar nuestro pecado a Dios.

3. Dios está siempre listo para perdonarnos y restaurarnos (1 Juan 1.9).

III. EL REINO ESTÁ CERCA PARA EL PECADOR.

1. Cosas que impiden la entrada al reino.
a. Materialismo

b. Egoísmo

c. Orgullo

d. Envidia, odio

e. Indiferencia

2. Lo que es necesario para entrar al reino.

a. Espíritu de humildad ante Dios.

b. Corazón abierto para recibir el mensaje de amor.

c. Una fe sincera y confianza en Cristo como su salvador.

d. Confesión de su fe.

e. Bautismo en Cristo para el perdón de sus pecados.

3. Para creer, solamente debemos:

a. Mirar su vida.

b. Mirar su bondad, su justicia y su amor.

c. Mirar su cruz.

d. Mirar su gloria.

e. Mirar sus promesas.

CONCLUSIÓN: "Cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia" (Romanos 5.20).

13. EDIFICANDO LA CASA DE DIOS

(1 Corintios 3.9-13).
INTRODUCCIÓN: No hablando de una casa material, sino espiritual, que es la iglesia (1 Pedro 2.5). Pedro dice que los cristianos componen el edificio que Dios construye. Pero también, los cristianos son los que edifican la casa buscando almas para añadirlas a la iglesia.
1. Isaías 28.16: "He aquí que yo he puesto en Sión por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa de cimiento estable".

2. La roca es Cristo (Hch. 4.11; 1 Cor. 3.11).

3. Mateo 16.18: "Sobre esta roca edificaré mi iglesia".

4. Pablo dice que él echó el cimiento predicando en nuevos lugares y otro edificó sobre él (1 Cor. 3.10).

5. Pedro edificó sobre la roca cuando predicó en el día de Pentecostés, y 3,000 personas se añadieron a la iglesia (Hch. 2.41).

6. el deber de nosotros como edificadores fieles, es predicar el evangelio puro, y así edificar la casa de Dios.

II. DEBEMOS EDIFICAR CONFORME A LAS ESPECIFICACIONES.

Ilustración: Si un contratista no edifica según los dibujos del arquitecto, el dueño no va a aceptar la casa.

1. Dios es el gran arquitecto de la iglesia, y las especificaciones se encuentran en el Nuevo Testamento. Efes. 2.20: "Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo". Quiere decir, sobre las enseñanzas de ellos.

a. especifica las condiciones de salvación.

b. Especifica la organización de la iglesia local con sus ancianos y diáconos y sus deberes de ellos.

c. El culto de la iglesia (Hch. 2.42; Col. 3.16; 1 Cor. 16.1-2.

d. La obra de la iglesia Predicar el evangelio y convertir almas a Cristo. Ayudar los menesterosos.

e. Todos los miembros deben ayudar en la obra (Efes. 4.16).

 

III. CRISTO ANDA EN MEDIO DE LA IGLESIA VIENDO NUESTRA OBRA (Apoc. 1.12-13 y 20).
1. A las iglesias de Asia, Cristo dijo, "Y conozco tus obras" (Apoc. 2.2).

2. El también conoce nuestras obras ¿Qué diría a nosotros?

CONCLUSIÓN: Dios quiere una iglesia gloriosa (Efes. 5.27). La exhortación de Pablo. 1 Cor. 15.58: "Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano".

14. CARACTERÍSTICAS DE LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO

INTRODUCCIÓN: Hay mucha confusión sobre la cuestión de la iglesia. Cristo dijo: "Edificaré mí iglesia" (Mateo 16.18). Un estudio del Nuevo Testamento puede eliminar toda confusión y hacernos entender cómo identificar esta iglesia que Cristo edificó. Vamos a hablar ahora de las características generales de esta institución divina 

I. UNA IGLESIA QUE TIENE CONOCIMIENTO DE LA PALABRA DE DIOS.

1. Lo escrito en los profetas. Juan 6.45.

2. "Aprended de mí". Mateo 11.29

3. Condición de los Judíos. Romanos 10.2.

4. La ciencia es la llave. Lucas 11.52.

5. Oración de Pablo. Col. 1.9.

6. Creced en el conocimiento. 2 Pedro 3.18.

7. La gracia de Dios nos instruye. Tito. 2.11-12.

8. La gran comisión. "Enseñándoles".

II. UNA IGLESIA DE SENCILLEZ

1. La sencillez y pureza que es en Cristo. 2 Cor. 1.12.

2. Su culto no apegado al ritualismo, sino sencillo. Hch. 2.42.

3. Su credo, una confesión simple de fe en Cristo. Hch. 8.47.

4. Ninguna organización central. Sólo la congregación local con sus ancianos y diáconos.

III. UNA IGLESIA PURA

1. Sencillez y pureza en Cristo. 2 Cor. 1.12.

2. Un pueblo purificado. Tito 2.14.

3. Una iglesia santa e inmaculada. Efesios 5.25-27

4. La iglesia de Tiatira condenada porque toleraba el pecado entre ellos. Apoc. 2.19-20 y 24.

5. Un templo santo en el Señor. Efesios 2.21; 1 Cor. 3.17.

6. Un sacerdocio santo. 1 Pedro 2.5.

IV. UNA IGLESIA QUE TIENE UNIDAD.

1. La oración del Señor por la unidad. Juan 17.

2. Condenación de división. 1 Cor. 1.10.

3. Cristo estableció una sola iglesia: no muchas denominaciones. "Edificaré mí iglesia" (Mateo 16.18), singular.

4. Hay un solo cuerpo. Efesios 4.4; que es la iglesia. Col. 1.18.

5. Bautizados para formar un solo cuerpo. 1 Cor. 12.13.

CONCLUSIÓN: La iglesia establecida en Jerusalén en el día de Pentecostés. 3,000 personas creyeron y fueron bautizadas para el perdón de sus pecados, y Dios les añadió a su iglesia. Hch. 2.38, 41, 47. Usted puede hacer lo mismo.

15. HACIENDO QUE LA IGLESIA CREZCA 

INTRODUCCION: Prominente en la vida de la iglesia primitiva fue su crecimiento constante. Rápidamente crecía en número.

I. PARA CRECER, CADA MIEMBRO DE LA IGLESIA DEBE SER UN OBRERO.

1. Fuimos creados en Cristo Jesús para buenas obras. Efesios 2.10.

2. A todos se dice, "Id... a mi viña" (a trabajar). Mateo 20.1-7.

3. En el cuerpo físico cada miembro tiene que funcionar. Así en la iglesia, el cuerpo de Cristo. 1 Cor. 12.14-27.

4. "Cada uno llevará su propia carga" (Gál. 6.4-5).

5. "Cada uno según el don que ha recibido" (1 Pedro 4.10).

6. Hay que descubrir su don, luego cultivarlo y desarrollarlo.

II. LA LEY DE CRECIMIENTO.

1. Crecer es natural y normal: Física y espiritualmente.

2. 1 Cor. 15.58: "Estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano".

3. Heb. 6.1: "Dejando ya los rudimentos de la doctrina del Cristo, vamos adelante a la perfección".

4. Lo que Pablo dice de sí mismo. Fil. 3.12-14. Hay que olvidar lo que queda atrás - los fallecimientos y triunfos.

5. Efesios 4.15-16: "Crezcamos en todo ... según la actividad propia de cada miembro".

a. Debemos crecer en conocimiento de las Escrituras. Col. 1.10.

b. Debemos crecer espiritualmente por la oración.

c. En visitar a los enfermos, hermanos nuevos o débiles.

d. En la búsqueda de otros para traerles a Cristo.

III. EL CRECIMIENTO POR LA CONVERSIÓN DE MÁS PERSONAS A CRISTO.

1. En esto también todos tienen su parte. Algunos dicen, "Esto es trabajo del predicador, pues para esto se le paga". Con esta idea, lo único que una iglesia va a hacer es MORIR.

2. El ejemplo de los dispersos. Hch. 11.19-21.

3. Lo que necesitamos es optimismo - lo que se produce por la fe diciendo con Pablo, "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Fil. 4.13).

4. Un hermano dijo que el lema de su congregación era: "Si podemos queremos, y si queremos, podemos".

5. Cuando convertimos a una persona a Cristo, debemos convertirla a UNA VIDA DE SERVICIO. Uno de nuestros errores es hablar a los que estamos tratando de convertir solamente de las bendiciones que van a recibir y nada de las responsabilidades y del gozo que viene por medio de su participación en la obra.

IV. AHORA VAMOS A NOTAR TRES COSAS NECESARIAS:

1. Tenemos que tener un programa definido, un propósito, una meta. Por ejemplo, pudiéramos decir: En un año vamos a convertir 25 personas a Cristo. ¿Cómo realizar esto? Lo haremos cuando todos los miembros cumplan con su deber para traer otros a Cristo; si cada uno dice, "En este año voy a traer dos personas a Cristo".

2. La segunda cosa necesaria es EMPEZAR INMEDIATAMENTE.

a. No digamos, "Lo haré en seis meses o en un año" sino "Voy a comenzar HOY".

b. La mujer samaritana dejó su cántaro para hablar de Jesús. A veces hay que dejar nuestros quehaceres, etc.

V. LA TERCERA COSA NECESARIA ES:

Lo que haga, hágalo con TODO SU PODER. Col. 1.10; 1 Cor. 15.58.

16. EL TRABAJO DE LA IGLESIA

INTRODUCCIÓN: En la parábola de Mateo 20.1-7 cada uno de los que entraron en el reino que es la iglesia, recibió el mandato de trabajar. En 1 Corintios 12.14-20, la iglesia es comparada con el cuerpo físico, donde cada miembro tiene su función o trabajo. 

I. CRISTO ES NUESTRO GRAN EJEMPLO EN TRABAJAR. Juan 5.17: "Mi Padre trabaja hasta ahora y yo trabajo".

1. Trabajó al enseñar individuos, grupos y multitudes. Ejemplos.

2. Trabajó al sanar a los enfermos.

3. Guardó la ley de Moisés con todas sus fiestas, etc.

4. Preparó y entrenó a sus doce apóstoles para la gran obra de llevar el evangelio a todo el mundo.

II. CRISTO MISMO Y LOS APÓSTOLES PUSIERON MUCHO ÉNFASIS EN LA NECESIDAD DE TRABAJAR.

1. Mateo 7.21: "No todo aquél que me dice Señor, Señor... sino los que hacen la voluntad de mi Padre".

2. Gálatas 5.6: Lo que vale: "La fe que obra por el amor".

3. Fil. 2.12: "Ocupaos en vuestra salvación".

4. Gál. 6.4-5: "Cada uno llevará su propia carga".

III. HAY MUCHOS ASPECTOS DEL TRABAJO DE LA IGLESIA.

1. Atender la casa de oración, limpiando, etc.

2. La benevolencia. Ayudando a los menesterosos y visitando a los enfermos. Tito 3.1; 2 Cor. 9.8; Col. 1.10.

3. Enseñando y animando a los nuevos miembros.

4. Preparando boletines y otra literatura.

5. Repartiendo tratados, invitaciones, etc.

6. Lo principal, enseñando y predicando el evangelio.

a. Ejemplo de los primeros cristianos: "Han llenado toda Jerusalén con las enseñanzas" (Hechos 5.28).

b. Todo cristiano con tiempo debe ser capaz de enseñar a otros (Hebreos 5.12).

IV. EN EL JUICIO SEREMOS JUZGADOS CONFORME A NUESTRAS OBRAS. Mat. 25.31-46; 1 Cor. 3.13; 2 Cor. 5.10; Apoc. 22.12; Rom. 2.5-10.

CONCLUSIÓN: La parábola de los talentos. Mateo 25.15-29. ¿Qué está usted haciendo con sus talentos?

17. LA IGLESIA DE JERUSALÉN

INTRODUCCIÓN: La iglesia en Jerusalén fue en todos aspectos una iglesia ejemplar. Muchos de sus miembros habían visto y oído a Cristo personalmente. Además, esta iglesia tenía a los apóstoles para enseñarla y dirigirla. Para nosotros, esta iglesia sirve mucho como modelo.

1. UNA IGLESIA EJEMPLAR POR SU UNIDAD.

1. "Y la muchedumbre de los creyentes era de un mismo corazón y de una misma alma" (Hechos 4.32). Un Espíritu, el de Cristo. Un propósito, de servir a Dios. Sólo en la unidad hay fuerza.

II. EJEMPLAR EN SU ENSEÑANZA

1. "Y continuaban perseverando todos en la enseñanza de los apóstoles" (Hch. 2.42). Nosotros tenemos la enseñanza de los apóstoles en el Nuevo Testamento y debemos perseverar en ella.

III. EJEMPLAR EN SU ESPÍRITU EVANGÉLICO.

1. "Y todos los días en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar, y de proclamar la buena nueva de que Jesús era el Mesías" (Hch. 5.42).

IV. EJEMPLAR EN LA ORACIÓN.

1. "Ellos ... levantaron unánimes la voz a Dios" (Hch. 4.24).

2. "Y continuaban perseverando todos... en las oraciones" (Hch. 2.42).

V. EJEMPLAR EN LA COMUNIÓN UNOS CON OTROS (Hch. 2.42).

VI. EJEMPLAR EN SU ESPÍRITU DE SACRIFICIO.

1. "Porque no había ningún indigente entre ellos; pues cuantos eran poseedores de campos y de casas, los vendían y trían los valores de las cosas vendidas y los ponían a los pies de los apóstoles; y se hacía distribución a cada uno según cualquiera de ellos tuvo necesidad" (Hch. 4.34-35). No tenemos nosotros un mandamiento de vender nuestras posesiones, pero sí podemos imitar su espíritu de sacrificio en otra forma.

VII. UNA IGLESIA GOZOSA.

1. "Tomaban su alimento con alegría y con sencillez de corazón" (Hch. 2.46).

2. Para tener gozo en nuestro servicio a Dios es necesario tener: (1) Fe (2) Amor (3) Una buena conciencia (4) Mantener contacto con Dios (5) Ser un miembro activo.

CONCLUSIÓN: Debemos imitar a esta iglesia. Heb. 6.12: "Que no seáis indolentes sino imitadores de aquellos que por medio de la fe y la paciencia, heredan las promesas". Santiago 1.4: "Y dejad que la paciencia tenga su obra perfecta para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna".

18. ¿POR QUÉ SOY MIEMBRO DE LA IGLESIA DE CRISTO?

INTRODUCCIÓN: Dentro tantas diferentes iglesia, ¿por qué esta? Esta es una cuestión seria e importante. Debemos tener una respuesta para la persona que nos pregunta.

1. SEIS RAZONES POR QUE SOY MIEMBRO DE LA IGLESIA DE CRISTO.

1. Porque puedo leer de ella en la Biblia (Rom. 16.16; Mat. 16.18; Hch. 20.28).

2. Porque su única regla de fe es el Nuevo Testamento. No tiene credo humano alguno. Estos son causa de división. Todos podríamos estar unidos en el Nuevo Testamento.

3. Porque enseña la ley de perdón que la Biblia enseña. Fe en Cristo, arrepentimiento, confesión y bautismo.

4. Porque enseña el modo de bautismo bíblico. (Rom. 6.3-5) y el propósito del bautismo (Hch. 2.38).

5. Porque observa la Cena del Señor cada primer día de la semana. (Hch. 20.7).

6. Porque lleva el nombre de Cristo. (Efe. 3.14-15).

 

19. EL ESTABLECIMIENTO DE LA IGLESIA

INTRODUCCIÓN: La iglesia se llama también "El reino de los cielos", "El reino de Dios" y "El cuerpo de Cristo". "Reino" significa su gobierno. Cristo tiene "toda autoridad" y "El gobierno será sobre su hombro" (Isaías 9.6). "Iglesia" significa "los llamados". "El cuerpo de Cristo" significa su organización, unidad y relación con Cristo, El siendo la Cabeza de ella. (Efe. 1.22-23; Col. 1.18).

I. PROFECÍAS SOBRE EL ESTABLECIMIENTO DEL REINO O IGLESIA.

(Vea Isaías 2.3; 9.6-7; Sal. 2.1-7; Dan. 7.13-14)

II. NO FUE ESTABLECIDA DURANTE EL MINISTERIO PERSONAL DE CRISTO PORQUE:

1. Cristo predicó "El reino de los cielos está cerca".

2. Cerca del fin de su ministerio, Cristo dijo, "Edificaré mi iglesia" (Mateo 16.18) (tiempo futuro). Al mismo tiempo Cristo entregó las llaves del reino a Pedro para que se usaran en un tiempo futuro.

3. Cristo dijo: "Hay algunos de los que están aquí que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios" (Lucas 9.27).

4. Si hubiera sido establecida durante su ministerio personal, hubiera sido una iglesia sin el Espíritu Santo. Juan dice que "no había venido el Espíritu Santo porque Jesús no había sido aún glorificado" (Juan 7.39).

5. No hubiera sido una iglesia bajo el Nuevo Testamento. "Porque donde hay testamento es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento, con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive" (Heb. 9.16-17).

III. CUANDO VINO EL REINO.

1. No pudo venir hasta que Cristo fuera coronado Rey a la diestra de Dios. (Luc. 19.11-12; Dan. 7.13-14).

2. El reino había de venir "con poder" (Marcos 9.1). El poder vino cuando vino el Espíritu Santo (Hch. 1.8). Por lo tanto, el reino vino cuando el Espíritu Santo vino - en el día de Pentecostés.

3. "El arrepentimiento y remisión de pecados" tenía que ser predicado en todas las naciones comenzando en Jerusalén, pero antes de predicar este mensaje, los apóstoles tenían que "esperar el poder de lo alto" (Lucas 24.46-49).

4. Cuando el Espíritu Santo vino en el día de Pentecostés (Hch. 2), el apóstol Pedro usó las llaves para abrir las puertas del reino, proclamando la coronación de Cristo a la diestra de Dios, y nombrando las condiciones de perdón y salvación (Hch. 2.38). 3,000 personas fueron bautizadas.

IV. CONTINUABAN EN "La doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones" (Hch. 2.42).

V. COMO ENTRAMOS HOY DÍA EN ESTA MISMA IGLESIA.

1. Hay que creer en Cristo. Es claro que los judíos en el día de Pentecostés creían en Cristo cuando preguntaron "¿Qué haremos?" (Marcos 16.16; Juan 3.16; Hch. 16.31; Heb. 11.6).

2. Arrepentirnos de nuestros pecados (Hch. 2.38; Hch. 5.21; Hch. 11.18; 2 Pedro 3.9).

3. Confesar nuestra fe en Cristo (Mat. 10.32; Rom. 10.10).

4. Ser bautizados para el perdón de los pecados (Hch. 2.38; Mar. 16.16; 1 Pedro 3.20-21; Hch. 22.16; Tito 3.5; Rom. 6.4; Col. 2.12).

20. LA UNIDAD

INTRODUCCIÓN: La unidad es cosa que Cristo siempre pide de todos los que pretenden ser cristianos. (1) Porque la unidad es enseñada repetidas veces en la Biblia. (2) Porque Cristo fundó una sola iglesia, diciendo, "Edificaré MI iglesia" (Mat. 16.18), y porque ésa es la única de que leemos en la Biblia.

I. ENSEÑAMOS LA UNIDAD PORQUE:

1. Cristo oró por la unidad (Juan 17.20-21).

2. La división está condenada (1 Cor. 1.10).

3. Por las palabras de Pablo (Efes. 4.1-6; Rom. 12.4-5; 1 Cor. 10.17).

4. Hay un solo cuerpo - la iglesia (Efe. 4.4; 1.22-23).

II. CAUSAS DE DIVISIÓN.

1. Nombres humanos como Metodista, Bautista, Católica Romana.

2. Credos humanos como la Disciplina Metodista, Manual Bautista, Confesión Westminister de fe y muchos más.

3. Organizaciones no conforme a las Escrituras como: un obispo sobre varias congregaciones, arzobispos, cardenales, curas, presidentes, etc.

4. Condiciones de salvación no bíblicas como: salvación por fe solamente, rociamiento de niños, etc.

5. Prácticas introducidas en el culto no autorizadas por Dios.

a. Adoración a María y los "santos".

b. Sólo la hostia dada y no el fruto de la vid (1 Cor. 11.25).

c. La Cena del Señor observada solamente una vez cada mes o cada seis meses en lugar de cada domingo.

d. Confesión ante un hombre en vez ser hecha directamente a Dios.

e. Celebración de muchos días especiales.

f. Música instrumental.

g. Agua bendita.

III. COMO TENER LA UNIDAD.

1. Quitando los credos humanos y usando solamente la Biblia como el único libro para guiarnos en fe y práctica.

2. Rechazando todos los hombres humanos y aceptando solamente los nombres bíblicos (Hch. 11.26; 1 Pedro 4.16; Hch. 4.12; Rom. 16.16; Efe. 3.14-15).

3. Predicando las condiciones bíblicas de salvación: fe, arrepentimiento, confesión de fe y bautismo.

4. La organización bíblica de congregaciones independientes. Una pluralidad de ancianos u obispos sobre cada congregación; diáconos y evangelistas.

5. Un culto bíblico. Dejando las cosas netamente humanas y haciendo solamente las cosas ordenadas por Cristo y sus apóstoles. Predicación de la palabra de Dios, observando la Cena del Señor cada domingo, oración, cantos, y ofrenda.

CONCLUSIÓN: Usted puede ser miembro de esta iglesia que Cristo fundó. Si confiesa su fe en Cristo y se bautiza para el perdón de sus pecados, Dios le añadirá a su iglesia. ¿Por qué te detienes?

21. CONFORME AL DISEÑO

INTRODUCCIÓN: Dios advirtió a Moisés: "Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte" (Hebreos 8.5). Moisés construyó el tabernáculo conforme al diseño. El tabernáculo es un tipo de la iglesia. Es necesario edificar la iglesia conforme al diseño revelado en el Nuevo Testamento (1 Cor. 3.9). La iglesia es el edificio de Dios (Efe. 4.16). Los miembros son los edificadores (Sal. 127.1). Si no es conforme al diseño, nuestro trabajo es en vano.

I. DIOS QUIERE UNA IGLESIA GLORIOSA Y NOS DIO EL PLANO PARA ELLA.

1. En el Antiguo Testamento la palabra profética que corresponde a la iglesia es Sion (Sal. 48.12-13; Isaías 60.18).

2. El Nuevo Testamento: Efe. 5.25. Glorioso cuando es conforme al diseño.

II. CRISTO, EL DUEÑO, ESTÁ MIDIENDO SU TEMPLO, LA IGLESIA PARA VER SI ESTAMOS TRABANDO CONFORME AL DISEÑO (Apoc. 11.1).

Ejemplo: Cuando un hombre quiere edificar una cosa, él entrega el plano al contratista. Pero si el contratista cambia todo poniendo otro arreglo de piezas, menos ventanas y puertas, omitiendo algunas partes etc., el dueño no va a aceptar la casa. Así es con el edificio de Dios, la iglesia.

III. CONSIDEREMOS LAS VARIAS PARTES DEL EDIFICIO.

1. El lugar donde fue establecida: Jerusalén. Una iglesia que tuvo su principio en Europa o América no puede ser la de Cristo.

2. El tiempo cuando fue establecida: Día de Pentecostés después de la resurrección de Cristo. Una iglesia establecida después de esta fecha no es de Cristo.

3. Su fundamento: Is. 28.16; 1 Cor. 3.10-11; Ef. 2.20.

4. El nombre. Muchos dicen que esto no es importante, pero es de tanta importancia para Dios que Él, por medio de Isaías, dio tres profecías tocante al nombre: Is. 62.2.; 65.15; 56.5.

a. El cumplimiento de estas profecías: Hch. 11.26; 1 Pedro 4.16; Rom.16.16.

b. Ejemplo: Cuando se descubrieron las ruinas de un palacio en Asiria, cada ladrillo tenía grabado el nombre del Rey (1 Pedro 2.5). Los cristianos son "piedras vivas" y cada uno lleva el nombre de Cristo, su Rey.

IV. LA ENSEÑANZA O DOCTRINA DE LA IGLESIA.

1. Hch. 2.42: "Perseveraban en la doctrina de los apóstoles". Esta doctrina es encontrada hoy en el Nuevo Testamento.

2. 2 Juan 9. Debemos permanecer en la doctrina de Cristo.

3. Siempre hay una tendencia de apartarse de la doctrina pura.

a. Gál. 1.6-8. Iglesias de Galacia.

b. Profecías de Pablo: Hch. 20.29-30; 2 Tim. 4.3-4.

4. Doctrinas de hombres en vano. Mateo 15.9.

5. Exhortaciones: Tito 1.9; Ef. 4.14-15.

V. MUCHOS CAMBIOS DESDE LOS TIEMPOS APOSTÓLICOS.

1. Contrario a la unidad por la cual Cristo oró en Juan 17, ahora hay mucha división, muchas sectas o denominaciones.

2. Contrario a la autonomía de la iglesia local hay centralización de poder y gobierno.

3. El bautismo: rociamiento de niños. No para perdón de pecados (Hch. 22.16).

4. La Mesa del Señor. Algunos dan sólo el pan. Muchos no la observan cada domingo.

5. La música. Se usan instrumentos mecánicos, no de Dios.

6. Condiciones para entrar en la iglesia. Explique.

CONCLUSIÓN: Mateo 16.18: La iglesia de Cristo todavía existe. Usted amigo, puede ser una "piedra viva" dentro de ella.

22. EL CAMINO DE SALVACIÓN

INTRODUCCIÓN: Varias Escrituras hablan del CAMINO. 1 Samuel 12.23: "Os instruiré en el camino bueno y recto". Salmos 119.30: "Escogí el camino de la verdad". Salmos 139.24: "Guíame en el camino eterno". En filipos, una muchacha con espíritu pitónico gritó, "Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación" (Hch. 16.17). Y en Efeso, cuando Pablo predicó allí, dice que "Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino" (Hch. 19.23). En Isaías 35.8, "Y habrá allí calzado y camino y será llamado Camino de Santidad". Todos hablan de un solo Camino, no de muchos.

I. LA BIBLIA TAMBIÉN HABLA DE CAMINOS DE MUERTE. Pr. 14.12: "Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte".

1. El camino del mundo. Santiago 4.4: "¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios?" 1 Juan 2.15: "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él".

2. El camino de la muchedumbre. Mateo 7.13: "Ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a perdición, y muchos son los que entran por ella".

3. El camino de los que dicen: "No necesito la iglesia". Una vida moral es suficiente. Ellos piensan que no necesitan a Cristo y serán salvos por su propia justicia. Véase Rom. 10.3.

4. Una religión vana.

a. Que no es del corazón. Mateo 15.8: "Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí".

b. Que consiste de doctrinas de hombres. Mateo 15.9: "Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres". Religión sólo de ritos y ceremonias.

II. EL CAMINO VERDADERO.

1. Se llama "El camino nuevo y vivo" (Heb. 10.20).

2. Se llama "El camino de la justicia" (2 Pedro 2.21).

3. Es camino de verdad. Juan 8.32: "Conoceréis la verdad os hará libres". Esta verdad tiene que ser enseñada. Juan 6.45: "Serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí". Mateo 11.28-29: "Venid a mí... y aprended de mí".

4. Es camino de fe. Juan 3.16; Hch. 16.31; 2 Cor. 5.7;Gál. 2.20; Gál. 5.6; Rom. 5.1.

5. Es camino de amor. Juan 13.35: "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros". Luc. 10.27: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo". 1 Cor. 13.

6. Es camino de obediencia. 2 Cor. 10.4-5: "... llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo". Rom. 6.17-18: "Habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados" . 1 Juan 2.4-5.

III. PARA ENTRAR EN ESTE CAMINO.

Fe, arrepentimiento, confesión bautismo. Cristo es "el camino, y la verdad, y la vida" (Juan 14.6). No hay otro camino.

23. EL PERDÓN DE PECADOS

I. QUE DIOS NOS OFRECE EL PERDÓN DE NUESTROS PECADOS POR MEDIO DE CRISTO JESÚS, ES EL TEMA CENTRAL DE LA BIBLIA.
1. Según la profecía, fue el punto central del Nuevo Pacto. Jer. 31.31.

2. Jesús "apareció para quitar nuestros pecados" (1 Juan 3.5).

3. El nombre JESÚS indica que "Él salvará a su pueblo de sus pecados" (Mat. 1.21).

4. Jesús derramó su sangre para remisión de pecados. Mat. 26.28; Apoc. 1.5; Heb. 9.14.

5. Jesús fue exaltado a la diestra de Dios a fin de dar remisión de pecados. Hch. 5.31.

6. Los apóstoles predicaron el perdón de pecados. "Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados" (Hch. 13.38). "En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados" (Col. 1.14). "Y a vosotros, estando muertos en pecados... os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados" (Col. 2.13).

II. ¿CUÁNDO SOMOS PERDONADOS?

1. Cuando creemos en Cristo. Juan 3.16; Hch. 16.31; Hch. 13.39; Mar. 16.16.

2. Cuando nos arrepentimos de nuestros pecados. Luc. 24.47; Hch. 5.31; Hch. 11.18; Hch. 2.38.

3. Cuando confesamos a Cristo. Mat. 10.32; 1 Juan 4.15; Rom. 10.9-10.

4. Cuando somos bautizados para el perdón de pecados. Mar. 16.16; Hch. 2.38; Hch. 22.16; 1 Pedro 3.21; Rom. 6.4-5.

III. BENDICIONES QUE ACOMPAÑAN AL PERDÓN DE PECADOS.

1. Una conciencia limpia. Heb. 9.14; 2 Cor. 1.12.

2. Somos hechos hijos de Dios. Juan 1.12;Rom. 8.14; 1 Juan 3.2.

3. Somos hechos miembros del cuerpo de Cristo que es la iglesia. 1 Cor. 12.27; Col. 1.18; Hch. 2.47.

4. Recibimos el don del Espíritu Santo. Hch. 2.38; 5.322; Gál. 4.6; Rom. 8.9.

5. Recibimos un nuevo nombre, el de Cristiano. Isaías 62.2; 56.5; Hch. 11.26; 1 Pedro 4.16.

6. El privilegio de orar a Dios. 1 Tes. 5.17; Efe. 6.18; Hch. 2.42.

7. El privilegio de trabaja en la viña de Cristo. Fil. 2.12; Gál. 6.4-5; 1 Tes. 1.3; Rom. 12.

8. La promesa de la vida eterna. Juan 17.2; Rom. 2.7; Rom. 6.23; 1 Juan 5.11.

CONCLUSIÓN: Cristo es el Salvador de los que le obedecen. Heb. 5.9. Invitación de Cristo. Mat. 11.28-30.

24. ¿QUÉ DEBO YO HACER PARA SER SALVO?

I. PARA SER SALVO TENEMOS QUE TENER FE.
1. Tenemos fe por medio del oir el evangelio. Rom. 10.13-17; Mar. 16.15-16. Nota: La fe no viene milagrosamente.

2. Tenemos de creer:

a. En Dios. Heb. 11.6.

b. Que Cristo es el Hijo de Dios. Juan 14.1; Mat. 16.16-18.

c. En el evangelio. Mar. 1.15; 16.15-16.

d. En las obras o milagros de Jesús. Juan 10.38; 14.11; 20.30-31.

3. Sólo la fe no puede salvarnos.

a. La fe sin obras es muerta. Santiago 2.17.

b. Si la fe sola nos puede salvar, entonces los demonios serán salvos. Santiago 2.19.

c. La fe es perfeccionada por las obras. Santiago 2.22.

d. "El hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe" (Santiago 2.24).

e. "Como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta" (Santiago 2.26) 

II. TENEMOS QUE ARREPENTIRNOS DE NUESTROS PECADOS.

Nota: Arrepentimiento quiere decir un cambio de la voluntad. Es una determinación firme de abandonar el pecado y seguir a Cristo.

1. Arrepentirse ese l primer mandamiento del evangelio. Hch. 2.38.

2. Todos los hombres tienen que arrepentirse. Hch. 17.30.

3. Arrepentimiento es "para vida". (Hch. 11.18).

4. Dios quiere que todos los hombres se arrepientan. 2 Pedro 3.9.

III. TENEMOS QUE CONFESAR A CRISTO.

1. La confesión es "para salvación" (Rom. 10.9-10).

2. Es para que Cristo también nos confiese a nosotros. Mat. 10.32.

IV. TENEMOS QUE SER BAUTIZADOS PARA EL PERDÓN DE NUESTROS PECADOS.

1. El bautismo es mandamiento de Dios. Mat. 28.19-20; Hch. 2.38.

2. El modo bíblico de ser bautizado.

a. Cristo fue bautizado en el rio Jordán. Mar. 1.9-10.

b. En el bautismo, "descendieron al agua" y "subieron del agua". Hch. 8.36-39.

c. El bautismo es un lavamiento. Hch. 22.26; Tito 3.5.

d. El bautismo es un acto de dar sepultura. Rom. 6.4.

e. El bautismo es una resurrección. Col. 2.12.

f. La palabra "bautismo" viene de la palabra griega "baptizo" que significa zambullir o sumergir.

g. Pablo dice que hay solamente un bautismo. Efes. 4.5.

3. El propósito del bautismo.

a. El bautismo es para el perdón de los pecados. Hch. 2.38.

b. Es para recibir el don del Espíritu Santo. Hch. 2.38.

c. Es para conmemorar la muerte y resurrección de Cristo y para demostrar que creemos en su muerte y resurrección. Rom. 6.4-5; Col. 2.12.

d. El bautismo es para entrar a la iglesia. 1 Cor. 12.13. Nota: El "un cuerpo" es la iglesia. Efes. 1.22-23; Col. 1.18.

e. El bautismo es para ponernos "en Cristo" y "vestidos de Cristo". Gál. 3.27.

f. Es para limpiarnos. Efesios 5.26.

g. Es para salvarnos. 1 Pedro 3.21; Marcos 16.15-16.

h. Después del bautismo, debemos guardar todos los demás mandamientos y ser fieles hasta el fin. Apoc. 2.10.

25. CONVERSIÓN DEL EUNUCO DE ETIOPÍA

(Hechos 8.26-39)

INTRODUCCION: No hay ninguna cosa en la Biblia que sea más clara que el modo en que uno es convertido a Cristo. Hay varios casos o ejemplos de conversión revelados, para que nadie entienda mal este asunto que es de tanta importancia.

I. INSTRUCCIONES A FELIPE EL PREDICADOR

Primero un ángel, luego el Espíritu Santo habló a Felipe para dirigirlo a la persona que sería salva. ¿Por qué no hablaron directamente al eunuco? Porque es el plan de Dios que la salvación venga por el oir y obedecer el evangelio. Romanos 10.13-15; Marcos 16.15-16. Dios ha dado el ministerio del evangelio no a ángeles, sino a hombre. 2 Cor. 5.18-20; Rom. 1.16.

II. CARACTER DEL EUNUCO

1. Su posición en el gobierno de Etiopía indica que era un hombre de carácter y talentos superiores.

2. Era un hombre muy religioso porque había hecho un viaje largo y peligroso para adorar a Dios conforme a la ley Mosaica.

3. ¡Claro que era Judío! (1) porque guardaba una fiesta de los judíos en Jerusalén; (2) porque podía leer el Hebreo; y (3) porque es claro que más tarde Cornelio el centurión fue el primer Gentil convertido.

III. SU CONVERSION

1. El texto que leía. Isaías 53, texto muy apto para la ocasión.

2. Felipe predica las buenas nuevas de salvación por Jesús. No tenemos su sermón, pero sin duda habló algo de la vida de Jesús, de su muerte en la cruz y su resurrección, de su gran comisión a sus apóstoles, y de los grandes acontecimientos en el día de Pentecostés.

3. Efecto del sermón. Claro es que el eunuco creyó, porque cuando llegaron al agua (probablemente un río), dijo a Felipe, "Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado?" (Hch. 8.36)

4. Una sola condición. "Si crees de todo corazón, bien puedes.Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios". (8.37). (Rom. 10.9-10).

5. "Y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino". Para entender cómo le bautizó, lea Rom. 6.3-5. Su bautismo una demostración de su fe en la muerte y resurrección de Cristo. Col. 2.12.

6. Bendiciones resultantes. Naturalmente, el eunuco recibió las mismas promesas que los 3,000 recibieron en el día de Pentecostés: el perdón de sus pecados y el don del Espíritu Santo. También fue añadido a la iglesia y se fue por su camino gozoso.

CONCLUSION: La gran invitación es para todos. Apoc. 22.17.

26. CONVERSIÓN DE SAULO DE TARSO

(Hechos 9.1-20 y 22.1-16)

INTRODUCCION: La conversión de este enemigo de Cristo y de su iglesia es una de las pruebas más grandes de la verdad y del poder del evangelio. Hay que recordar que Saulo, después llamado Pablo, es un carácter histórico. La evidencia de esto existe no solamente en las varias cartas que él escribió, sino también en su obra - en todas las iglesias que él estableció en varias partes del Imperio romano. Aún los enemigos del cristianismo de hoy tienen que admitir que Pablo era un carácter real y que sus epístolas son genuinas. Su propio testimonio tocante a su conversión merece nuestro cuidadoso estudio.

I. Primero, debemos notar al carácter de este hombre antes de su conversión. El fue muy celoso de la religión de sus padres - la ley de Moisés. El creyó sinceramente que la nueva religión de Cristo era falsa, y que él estaba sirviendo a Dios cuando trataba de destruirla. Fil. 3.4-6; Hch. 22.3-4; Hch. 23.1. Se ve aquí que uno puede ser muy sincero y al mismo tiempo estar en error.

II. Pablo pide cartas del Sumo Sacerdote para ir a Damasco y traer presos a los cristianos de allí. Hch. 9.1-2. Podemos imaginar las palabras del Sumo Sacerdote a Saulo: "Sí, Saulo, con gusto te daré las cartas y Dios te bendiga en tu buena obra. Con más hombres como tú, pronto pondríamos fin a estos seguidores del Nazareno". Así, con las cartas y con espíritu orgulloso y celoso, Saulo sale con sus compañeros para la ciudad de Damasco.

III. Cerca de Damasco, el Señor aparece a Saulo en medio de una luz muy, muy fuerte. El cae al suelo y oye una voz que le dice, "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues". Entonces Saulo hace la misma pregunta que los judíos hicieron a Pedro en el día de Pentecostés: "Señor, ¿qué quieres que yo haga?" Y el Señor le responde: "Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer".

IV. En este momento, Saulo se dio cuenta que su persecución de los cristianos era un gran error y que los sacerdotes y sus amigos en Jerusalén también estaban luchando contra Dios. Humillado hasta el polvo de la tierra y hecho ciego, se levantó y fue guiado de la mano, y así entró a Damasco. Hch. 22.11 y 9.8.

V. Saulo estuvo tres días en Damasco sin ver, y no comió ni bebió (Hch. 9.9). Esto nos muestra qué tan profundo fue su dolor, y qué tan genuino su arrepentimiento.

VI. Ananías viene y le devuelve la vista. Luego le dice que Dios le había escogido para tres cosas: Para que Saulo conozca su voluntad, que vea al Justo, y que diga la voz de su boca (Hch. 9.15).

VII. Luego le dice: "Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre" (Hch. 22.16). Y levantándose, fue bautizado (Hch. 9.18). Aunque había visto y hablado con Jesús, tenía que ser bautizado para que sus pecados fueran perdonados - lavados por la sangre de Cristo. Véase Hch. 2.38. Para el modo de su bautismo, notemos Romanos 6.3-4. También notemos que cuando el eunuco fue bautizado, Felipe y él descendieron ambos al agua y después subieron del agua (Hch. 8.38-39). Pablo mismo nos dice que somos bautizados "en Cristo" (Romanos 6.3 y "en un cuerpo" (1 Cor. 12.13). Este "un cuerpo" es la iglesia (Efesios 1.22-23). Y ahora, ¿por qué te detienes tú?

27. EL BAUTISMO

INTRODUCCIÓN: La palabra bautismo viene de la palabra griega, bapto, que quiere decir sumergir. Todo diccionario así lo dice.

 

I. ¿COMO ESTA BAUTIZADO UNO? ¿QUE DICE LA BIBLIA?
1. Jesús fue bautizado EN el rió Jordán (Mateo 3.16).

2. El eunuco descendió al agua y subió del agua (Hch. 8.38-39).

3. El bautismo es un nacimiento (Juan 3.5).

4. El bautismo es un entierro y una resurrección (Romanos 6.4; Col. 2.12).

 

II. ¿QUIEN DEBE SER BAUTIZADO?
1. Los que son enseñados (Mateo 28.18-20)

2. Los que creen en Jesús (Marcos 16.15-16).

3. Los que se arrepienten de sus pecados (Hch. 2.38,41).

4. Ni una mención del bautismo de un infante en la Biblia.

5. "Se bautizaban hombres y mujeres" (Hch. 8.12).

 

III. ES ESENCIAL PARA LA SALVACION
1. Es claramente mandado (Hch. 10.48).

2. Salvación prometida a los que creen y son bautizados (Marcos 16.15-16).

3. Los apóstoles predicaron y practicaron el bautismo para la remisión de pecados (Hch. 2.38).

4. Es necesario para entrar en el reino de Dios (Juan 3.5).

5. Nos hace libres del pecado (Romanos 6.17-18).

6. Nos hace miembros del cuerpo de Cristo (1 Cor. 12.13).

7. Somos bautizados en Cristo (Gálatas 3.27; Rom. 6.3).

8. El bautismo nos lava de nuestros pecados (Hch. 22.16).

9. El bautismo nos salva (1 Pedro 3.21).

CONCLUSION: El bautismo es una demostración de nuestra fe en Cristo... fe en su muerte por nosotros y su resurrección, y hace completa y efectiva nuestra fe.

28. EN CRISTO JESÚS

INTRODUCCION: "En Cristo" es una frase que encontramos muchas veces en el Nuevo Testamento. Es lo mismo como la frase "un cuerpo en Cristo" (Rom. 12.5) y porque el cuerpo es la iglesia (Col. 1.18), estar "en Cristo" es igual a estar en la iglesia.

 

I. COMO ENTRAMOS "EN CRISTO"
1. Por creer en El.

2. Por arrepentimiento de nuestros pecados (Lucas 24.47; Hch. 11.18; Hch. 2.38).

3. Por ser "bautizados en Cristo" (Rom. 6.3); "bautizados en un cuerpo" (1 Cor. 12.13).

II. QUE SIGNIFICA SER BAUTIZADO EN CRISTO Y EN SU MUERTE.

1. Que apropiamos su muerte por nosotros, por medio de la fe.

2. Que somos "vestidos de Cristo" ... vestidos de su justicia, siendo perdonados y limpiados de todo pecado (Gálatas 3.27).

3. Que aceptamos sus enseñanzas y a él por Maestro.

4. Que aceptamos su autoridad como nuestro Rey.

5. Que llevamos su nombre.

6. Que aceptamos la responsabilidad de servirle en amor.

III. LAS BENDICIONES QUE TENEMOS EN CRISTO.

1. Salvación es en Cristo (2 Tim. 2.10).

2. Somos nuevas criaturas en Cristo (2 Cor. 5.17).

3. No hay condenación en Cristo (Rom. 8.1).

4. Todas las bendiciones espirituales (Efesios 1.3).

5. Todas las promesas de Dios (2 Cor. 1.20).

CONCLUSION: Claro que afuera de Cristo hay condenación y juicio eterno.

29. EL NUEVO NOMBRE

INTRODUCCION: El nombre antiguo para el pueblo de Dios: Israel. Muchos dicen que el nombre no significa nada. Pero Dios cambió el nombre de varias personas: de Abram (Gén. 17.5); de Sarai (Gén. 17.15); de Simón (Juan 1.42).

I. TRES PROFECIAS SOBRE EL NUEVO NOMBRE PARA EL PUEBLO DE DIOS (Isaías 62.1-2; Isaías 56.5; Isaías 65.15).

II. CUANDO SERIA DADO EL NUEVO NOMBRE.

Isaías 62.1-2: Cuando la justicia de Dios (el evangelio) saliera (de Jerusalén), siendo vista por las gentes (gentiles). También sería dado "en mi casa y dentro de mis muros", es decir, después que la iglesia fue establecida (Isaías 56.5). El cumplimiento: La primera iglesia que tenía gentiles fue la de Antioquía "Y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía" (Hch. 11.26).

III. ES NOMBRE QUE HONRA A CRISTO (Apoc. 5.12-13).

1. Es nombre que expresa nuestra unión con Cristo.

2. Es nombre en el que uno puede sufrir (1 Pedro 4.16).

3. Es nombre digno (Santiago 2.7).

4. Es nombre dado por la boca de Jehová (Isaías 62.2).

5. Es nombre "mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo que nunca perecerá" (Isaías 56.5).

IV. POR QUE ME OPONGO A OTROS NOMBRES

1. Porque no honran a Cristo.

2. Porque no expresan unión con Cristo.

3. Porque no son dados por Dios; no se encuentran en la Biblia.

4. Porque son causa de división.

V. LA IGLESIA ES DE CRISTO Y DEBE LLEVAR SU NOMBRE.

Romanos 16.16; Efesios 3.14-15. Cristo es el dueño, pues dijo "Edificaré mi iglesia" (Mateo 16.18). La compró con su sangre (Hch. 20.28).

CONCLUSION: Invitación a ser bautizado en Cristo y llevar su nombre.

30. EL CRISTIANO MADURO

INTRODUCCION: Véase 1 Cor. 13.11; 1 Cor. 14.20; Efesios 4.14-15.
1. Puede controlar sus emociones malas: enojo, celos, envidia, odio, codicia, etc. (Efesios 4.31).

2. Tiene paciencia (2 Pedro 1.6; Heb. 12.1).

3. Tiene perseverancia (Juan 8.31; Rom. 2.7).

4. Tiene humildad (1 Pedro 5.6; Hch. 20.19).

5. Una persona de decisión, no vacilante.

6. No pierde el tiempo (Gál. 6.10; Efesios 5.16).

7. Puede cooperar con los demás hermanos.

8. Es optimista.

9. Piensa del bien de otros.

CONCLUSION: Debemos crecer en estas cualidades (Efesios 4.14-15).

31. LA OBEDIENCIA DE LA FE

INTRODUCCION: Pablo habla de la obediencia de la fe al principio y al fin de su epístola a los romanos (Rom. 1.5; Rom. 16.25-26).

I. ES UN GRAN ERROR CREER QUE SOMOS SALVOS POR LA FE SOLAMENTE

1. Los dos textos prueban lo contrario.

2. También lo dice Santiago (Stg. 2.24-26).

II. EJEMPLOS DE FE OBEDIENTE

1. Hebreos 11. Abel, Noé, Abraham.

2. Los muros de Jericó cayeron (Josué 6.1-16, 20; Heb. 11.30).

3. El ciego (Juan 9.1; 6.11). Fe hecha perfecta por la obediencia.

III. "EL EVANGELIO PREDICADO ... PARA TRAER A LOS HOMBRES A LA OBEDIENCIA DE LA FE". LO QUE ES LA OBEDIENCIA.

1. Marcos 16.16: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo". Hch. 2.38: "Arrepentíos , y bautícese cada uno de vosotros".

2. Ejemplos de obediencia:

a. El eunuco

b. El carcelero

c. Saulo de Tarso

3. Cristo es Salvador de los que le obedecen (Heb. 5.9).

CONCLUSION: Para recibir todas las bendiciones de Dios, tenemos que ser obedientes a todos sus mandamientos.

32. LA CENA DEL SEÑOR

INTRODUCCION: El propósito: Aprender a participar de la Cena del Señor de una manera agradable a Dios, y así glorificarlo. Nótense las expresiones usadas en la Biblia: la comunión (1 Cor. 10.21); la Cena del Señor (1 Cor. 11.20). Alguien ha dicho bien, "Por medio de una cadena de eslabones semanales se unen la primera venida y la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo".

I. LA ADORACION POR MEDIO DE LA CENA DEL SEÑOR.

1. La autoridad:
a. Instituida por Cristo y entregada a los apóstoles (Mateo 26.26-29).

b. Los apóstoles tenían la responsabilidad de enseñar todas las cosas mandadas (Mat. 28.18-20).

c. La práctica de la iglesia primitiva (Hch. 20.7).

d. El apóstol Pablo la recibió del Señor (1 Cor. 11.23).

2. En dónde se observa (Lucas 22.29-30; 1 Cor. 11.18,22).

3. Los elementos (Mat. 26.26-29). Se encuentran por todo el mundo.

4. El tiempo (Hch. 20.7; 2.42). Compárese 1 Cor. 16.1-2.

5. El propósito:

a. 1 Cor. 11.24-25: "En memoria de mí". Un memorial.

b. 1 Cor. 11.26: "Hasta que él venga". Anticipación y esperanza. Y es declarativo. "La muerte del Señor anunciáis" .

c. 1 Cor. 10.17: Somos "un pan"; unidad y comunión.

d. 1 Cor. 11.29-30: Para no estar enfermos y debilitados espiritualmente sino con vigor espiritual.

6. La manera de participar:

a. Examínese, " pruébese cada uno a sí mismo" (1 Cor. 11.28).

b. 1 Cor. 11.27-29: Dignamente, discerniendo el cuerpo del Señor. Participamos dignamente cuando lo hacemos reverente y con penitencia no olvidando lo que se conmemora.

c. Si comemos indignamente, profanamos no sólo el cuerpo y la sangre, sino también en contra del Señor mismo quien es simbolizado. Compárese Heb. 10.29.31.

II. LA IMPORTANCIA DE LA CENA DEL SEÑOR.

El cristiano que deliberadamente se ausenta de tomar la Cena del Señor en el día del Señor hace lo siguiente:

1. Ignora un mandamiento de Dios, de Cristo y del Espíritu Santo (1 Cor. 11.24- 25).

2. Se marca a sí mismo como pecador porque ha violado la ley de Cristo, "pues el pecado es infracción de la ley" (1 Juan 3.4 y Stg. 4.17).

3. Se niega a "anunciar la muerte del Señor" y su fe en el Señor (He. 8.5; 10.25).

4. El indica que a lo menos por el momento se ha muerto su amor por Cristo. "si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14.15).

5. Se da mal ejemplo y puede ser que otros hermanos sigan su ejemplo (Mateo 18.6-7).

CONCLUSION: Un breve repaso de los puntos principales del sermón. La autoridad, dónde y cuándo participar y la manera.

33. SOY DEUDOR

(Romanos 1.14; 15.26-27)

INTRODUCCIÓN: Todos somos deudores. La pregunta de Pablo es aplicable: "¿Qué tienes que no hayas recibido?" (1 Cor. 4-7). El pecado de ingratitud. Es imposible pagar todas nuestras deudas, pero debemos pagar lo que está dentro de nuestro poder.

I. NOS SOMOS DEUDORES A NOSOTROS MISMOS

1. El cuidado de nuestro cuerpo físico. Los alcohólicos, etc. El cuerpo un templo del Espíritu Santo.

2. Deber de alimentar el espíritu: teniendo comunión con la naturaleza, leyendo la palabra de Dios, y por medio de la oración.

II. SOMOS DEUDORES A NUESTROS PADRES

1. Sus labores y sacrificios.

2. Su enseñanza y ejemplo.

III. SOMOS DEUDORES A LOS GRANDES HOMBRES DE LA IGLESIA DE TIEMPOS ANTIGUOS QUE NOS HAN PASADO LA DOCTRINA PURA DE LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO.

1. Entendimiento de la verdad.

2. Ayuda material.

IV. SOMOS DEUDORES A DIOS

1. Por nuestra vida.

2. Por Cristo y su palabra y por nuestra esperanza.

CONCLUSION: Estamos obligados moralmente a pasar nuestras bendiciones a nuestros niños. El hombre honesto paga sus deudas.

34. NUEVAS COSAS

I. UN NUEVO PACTO
1. Prometido en profecía (Jer. 31.31).

2. Cristo el Mediador (Heb. 9.15).

3. Los apóstoles, los administradores (2 Cor. 3.6).

4. Un pacto entre dos personas: Dios y nosotros. Si nosotros no cumplimos con nuestra parte, Dios no está obligado a cumplir tampoco.

II. UN NUEVO CAMINO (Isaías 43.19; 35.8-10)

1. Un camino anunciado (Hechos 16.17; 18.26).

2. Los enemigos lo llaman herejía (Hechos 24.14).

3. Camino de verdad (2 Pedro 2.2); de justicia (2 Pedro 2.21). Nuevo camino (Hebreos 10.20).

III. UN NUEVO NACIMIENTO (Juan 3.3, 5)

1. Nos coloca en el nuevo pacto y en el nuevo camino.

IV. NUEVO NOMBRE (Isaías 62.2; Hch. 11.26)

V. NUEVA CRIATURA (2 Cor. 5.17)

VI. NUEVO MANDAMIENTO (Juan 13.34).

CONCLUSION: Podemos poseer todas estas cosas nuevas.

35. LOS LLAMADOS

INTRODUCCION: El termino "iglesia" es traducción de la palabra griega "ekklesía", el vocablo preciso usado por Jesús y los apóstoles en el Nuevo Testamento. El significado literal del término es "Los Llamados". Luego, la iglesia en el Nuevo Testamento significa "Un pueblo escogido o llamado".

I. ¿PARA QUE SOMOS LLAMADOS?

1. Llamados a la comunión con Cristo (1 Cor. 1.9).

2. Llamados a la paz de Dios (Col. 3.15).

3. Llamados a ser hijos de Dios (Juan 1.12; 1 Juan 3.1).

4. Llamados a ser santos (Rom. 1.7; 1 Cor. 1.2).

5. Llamados a una vocación santa (1 Tes. 4.7).

6. Llamados de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2.9).

7. Llamados a una vocación celestial (Heb. 3.1).

8. Llamados a su gloria eterna (1 Pedro 5.10).

II. ¿QUIEN NOS LLAMA?

1. Dios nos llama (1 Cor. 7.15).

2. Cristo nos llama (Mat. 11.28-30).

3. El Espíritu Santo y la iglesia nos llama (Apoc. 22.17).

III. DEBEMOS HACER NUESTRO LLAMAMIENTO Y ELECCION SEGURO (2 Pedro 1.10)

1. Por medio de nuestra fe y obediencia.

2. Por medio de nuestra fidelidad a Cristo.

3. Que seamos dignos de nuestra vocación (Efesios 4.1-3).

CONCLUSION: "En tiempo aceptable te he oído, y en día de salvación te he socorrido" (2 Cor. 6.2).

36. CONTENDIENDO POR LA FE

(Judas 3)

INTRODUCCION: Judas vio la necesidad de escribir a los cristianos del primer siglo para exhortarlos a contender por la fe. Esto es una exhortación para nosotros también.

I. ¿QUE ES ESTA FE DE QUE HABLA JUDAS?

1. Si tener fe es creer, entonces la fe es lo que creemos.

2. La fe verdadera abarca todo el contenido del Nuevo Testamento.

3. Pablo habla de "la palabra de fe que predicamos" (Rom. 10.8).

4. La fe viene por el oír la palabra de Dios (Rom. 10.17).

II. ESTA FE FUE ENTREGADA A LOS SANTOS O CRISTIANOS

1. No vino por la sabiduría de hombres (1 Cor. 1.21).

2. No se desarrolló en la mente de hombres como fue la ciencia, según dicen los evolucionistas.

3. En cambio FUE ENTREGADA por Dios por revelación (Efe. 3.3; 1 Cor. 2.7-10; Gál. 1.11.12).

III. ESTA FE FUE ENTREGADA UNA VEZ. EL GRIEGO DICE UNA VEZ PARA SIEMPRE

1. La revelación es completa (Apoc. 22.18-19).

2. Por lo tanto, los que dicen que han recibido nuevas revelaciones son falsos.

3. Si los apóstoles fueron guiados al conocimiento de TODA la verdad, no hay más verdad para ser revelada.

IV. DEBEMOS CONTENDER POR ESTA FE

1. Para esto, tenemos que conocer bien la fe.

2. Debemos defenderla contra sus enemigos... ateos y otros.

3. Debemos defenderla contra las falsas doctrinas.

4. El evangelio no debe ser pervertido (Gál. 1.6-9).

5. El evangelio es el poder de Dios para salvación (Rom. 1.16).

V. CONTENDEMOS POR UN CUERPO Y UN ESPIRITU, UN SEÑOR, UNA FE Y UN BAUTISMO (Efes. 4.4-5).

CONCLUSION: "Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8.32).

37. LA GRAN COMISIÓN

(Mateo 28.18-20)

INTRODUCCION: En esta gran comisión de nuestro Señor a sus apóstoles, tenemos algunas de más importantes palabras que él habló. en un sentido amplio, son palabras dirigidas a toda su iglesia para todo tiempo. Su significado cae en tres partes.

I. UN DESIGNIO COLOSAL: "TODA AUTORIDAD ME ES DADA".

1. Como nuestro Maestro, él tiene toda autoridad para instruirnos en el reino moral y espiritual. El nos dice, "Venid a mí... y aprended de mí" (Mat. 11.28-29).

2. Como nuestro gran Sumo Sacerdote, él tiene toda autoridad para perdonar nuestros pecados (Mat. 9.6; Lucas 24.26-47).

3. Como nuestro rey, él tiene toda autoridad para reinar en nuestros corazones y en nuestras vidas (Efesios 1.20-23).

4. Como el conquistador de la muerte, él tiene toda autoridad para levantarnos de la tumba (Juan 10.18; Apoc. 1.18).

5. Como nuestro Juez, él tiene toda autoridad para juzgarnos en el último día (Juan 5.22,27).

6. Cuando recibió toda autoridad - al tiempo de su resurrección (Rom. 1.4; Fil. 2.8-22).

7. La extensión de su soberanía: universal: "En el cielo y en la tierra" (Mat. 28.18).

II. UNA GRAN COMISION CON TRES MANDAMIENTOS

1. Id y enseñad a todas las naciones
a. Lo que tenían que enseñar: el evangelio (1 Cor. 15.1-8)

2. Bautizar a los que ellos enseñaron, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. La Versión Revisada dice, "Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos..." Aquí vemos que los que han de ser bautizados tienen que ser enseñados primero. Según Marcos 16.16 nuestro Señor también dijo "El que creyere y fuere bautizado, será salvo" . Se ve que el bautismo no es para un bebé o infante, al que no puede enseñarse, ni puede creer.

a. El apóstol Pedro fue el primero que predicó el evangelio en la ciudad de Jerusalén (Hch. 2.22.36).

b. Los que recibieron su palabra fueron bautizados (Hch. 2.41).

c. El bautismo fue "para perdón (o remisión) de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hch. 2.38).

3. "Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado" (Mat. 28.20).

a. No una parte de las cosas, sino "todas las cosas".

b. Jesús dice que los que oyen sus palabras y las hacen son sabios pero el que las oye y no las hace es insensato (Mat. 7.24-26).

III. UNA PROMESA PRECIOSA: "HE AQUI YO ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DIAS, HASTA EL FIN DEL MUNDO" (Mat. 28.20).

1. Cristo está con nosotros mientras que nosotros estemos fieles en guardar sus mandamientos.

2. "Todos los días" o hasta el fin de nuestra vida en la tierra.

3. "Hasta el fin del mundo". La promesa no sólo a los apóstoles, sino para todos los cristianos para siempre.

4. Las promesas divinas siempre cumplidas (Ex. 3.12; Josué 1.5).

CONCLUSION: Una pretensión grande: ¿Respetamos su autoridad? Una gran comisión: ¿La estamos guardando? Una promesa preciosa: ¿Confiamos en ella? ¿Creemos que él siempre está con nosotros?

38. EL ESPÍRITU QUE HEMOS RECIBIDO

INTRODUCCION: Dios ha dado el Espíritu Santa a cada uno de sus hijos. Después del perdón de nuestros pecados, la segunda promesa es el don del Espíritu Santo (Hch. 2.38). Esta promesa repetida en Gál. 4.6; Hch. 5.32. Vea también 1 Cor. 3.16-17. El Espíritu también es llamado el Espíritu de Dios y el Espíritu de Cristo (Rom. 8.9-11). Vea Juan 14.23.

I. El ESPIRITU se llama el Espíritu de adopción (Rom. 8.15). Porque lo recibimos al tiempo que somos adoptados en la familia de Dios por medio de la fe y el bautismo (Hch. 2.38; Hch. 5.21; Gál. 4.6). Es el sello que Dios pone en cada uno de los suyos (Efesios 1.13-14).

II. Es también "Espíritu de gracia" (Heb. 10.29). Gracia quiere decir favor que no se merece.

III. Es también "Espíritu de verdad" (Juan 16.13). El Espíritu Santo guió a los apóstoles al conocimiento de toda la verdad y esta verdad está revelada a nosotros en el Nuevo Testamento. Se puede notar que fue revelada TODA la verdad, no un parte de ella. Nada dejado para revelaciones futuras (Apoc. 22.18 y 2 Juan 9).

IV. Es un "Espíritu de gloria" (1 Pedro 4.14). Debemos recordad esta promesa cuando somos vituperados por nuestra fe. Somos bienaventurados. Vea también Mateo 5.10-12.

V. Es Espíritu de unidad (Efesios 4.1-3). Estos versículos nos enseñan cómo podemos guardar "la unidad del Espíritu".

VI. Es Espíritu de poder, de amor y de dominio propio (2 Tim. 1.7).

VII. Es también "el Espíritu Santo de la promesa". Las "arras" de nuestra herencia. Enganche y garantía.

39. EL AMOR

INTRODUCCION: El amor está mencionado, directa o indirectamente en casi todas las páginas del Nuevo Testamento. Nuestra salvación nació en el amor de Dios (Juan 3.16).

I. Toda la obra de la iglesia prospera solamente en el ambiente de amor. "Todas vuestras cosas sean hechas con amor" (1 Cor. 16.14).

II. La marca por la cual el mundo conoce los cristianos (Juan 13.35).

III. Es el principio activo de la vida del cristiano, el motivo que inspira la obediencia (Juan 14.15; Gál. 5.6).

IV. Para el cristiano, el amor es el "sine qua non" (1 Cor. 13.1-3).

V. Es el vínculo de la perfección (Col. 3.12-14).

VI. Es la más grandiosa de las verdades que permanecen para siempre (1 Cor. 13.13).

VII. Es uno de los frutos del Espíritu en la vida del cristiano (Gál. 5.22).

VIII. Es la corona y "broche de oro" de la vida cristiana. "Añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor" (2 Pedro 1.5-7).

CONCLUSION: El amor es el poder que nos hace capaces para aprender y comprender "la anchura, la longitud, la profundidad y la altura" (Efesios 3.17-18).

40. EL AMOR DE DIOS

INTRODUCCION: Uno de los grandes temas de la Biblia es el amor que Dios tiene por nosotros. Hay muchas pruebas de este amor. Vamos a nombrar cinco de ellas:

I. Nos dio vida. "Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos" (Hch. 17.28). Por mucho tiempo, el hombre ha tratado de producir vida por la combinación de varios elementos químicos, pero no ha podido hacerlo. Sólo Dios nos da la vida.

II. Por las bendiciones que Dios nos da por medio de la naturaleza. "... no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos" (Hch 14.17). Todas las necesidades del hombre (Stg. 1.17; Efesios 3.7; 4.7).

III. Porque la Biblia lo dice. En el Antiguo Testamento Jer. 31.3; Oseas 14.4. Y también el Nuevo Testamento 1 Juan 4.16.

IV. Por el don de su Hijo quien murió por nosotros, y por medio del cual nos ofrece salvación (Efesios 2.4-6; 1 Juan 3.1; 4.9-10).

V. Porque él está con nosotros siempre para bendecirnos. Y por todas sus promesas.

CONCLUSION: Debemos amarle porque él nos amó primero (1 Juan 4.19). Jesús dice, "Sí me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14.15).

41. CRISTO Y LOS CRISTIANOS

INTRODUCCIÓN: Una de las enseñanzas más profundas del Nuevo Testamento concierne la relación íntima que existe entre Cristo y los cristianos. Cada una de las ilustraciones que exponen esta relación implican una responsabilidad de parte del cristiano.

I. LA VID Y LOS PÁMPANOS: Juan 15.5: "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos". Los pámpanos reciben fuerza de la vid.

1. "El que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto" Juan 15.5). Dos clases de fruto: buenas obras y la gente que traemos a Cristo. el deseo de Pablo: Rom. 1.13.

2. El que no lleva fruto es cortado como mal pámpano. (Juan 15.6).

3. La promesa: "Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho" (Juan 15.7).

II. EL PASTOR Y LAS OVEJAS: Juan 10.11: "Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas".

1. Las ovejas conocen la voz del pastor. Así los verdades cristianos reconocen las enseñanzas de Cristo.

2. La ovejas siguen su pastor. Los cristianos obedecen a Cristo.

3. "Al extraño no seguirán, sino huirán de él" (Juan 10.5). Vea 2 Juan 10-11.

4. Salmos 23.1-2: Bendiciones. Vea Hebreos 13.20-21.

III. EL LAZO DE LA AMISTAD. "Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando" (Juan 15.14).

1, Un amigo es uno en quien podemos siempre confiar. Podemos contar con él en tiempo de adversidad. Le amamos a pesar de sus faltas.

2. Hay muchos cuentos de grandes amistades.

a. Damón y Pythias.

b. David y Jonatán.

3. Todo el mundo considera que la fidelidad y lealtad de uno hacia sus amigos es marca de carácter.

4. Cristo es fiel amigo. John 15.13: "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos".

5. ¿Cuándo somos amigos de Cristo? Juan 15.14: "Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando".

a. Juan 15.12: "Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, como yo os he amado".

6. Que seamos fieles siempre a nuestro amigo más grande, Cristo.

IV. EL LAZO FUERTE QUE UNE AL MAESTRO CON SUS ALUMNOS.

1. Mateo 11.28-29: "Venid a mí ... aprended de mí".

2. La influencia de los que nos enseñan.

a. Nuestros padres.

b. Maestros en la escuela pública.

3. La iglesia es una escuela donde Cristo es el Maestro.

a. Juan 8.32: "Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres".

b. Col. 3.16: "La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñados y exhortados unos a otros en toda sabiduría..."

c. Col. 1.9-10: "Que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual".

d. El estudio de la palabra de Dios produce cristianos fuertes.

V. OTRO LAZO ES EL QUE EXISTE ENTRE EL GENERAL Y SUS SOLDADOS.

1. El cristiano es soldado de Cristo.
a. "Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo" (2 Tim. 2.3).

b. El soldado se viste con uniforme. El cristiano es vestido de Cristo. Gál. 3.27.

c. Ef. 6.13-17: La armadura del soldado cristiano. Ef. 6.12.

d.1 Tim. 6.12: "Pelea la buena batalla de la fe".

CONCLUSIÓN: Breve revista de estas varias relaciones.

42. LA LIBERTAD EN CRISTO

(Juan 8.31-36)

INTRODUCCIÓN: El desea de vivir como hombres libres es común a toda la humanidad. Los hombres han peleado en muchas guerras para ganar su libertad política. Pero la libertad que Cristo nos da, la libertad espiritual, es la libertad más grande y sublime.

I. ¿DE QUE NOS HA LIBRADO CRISTO?

1. Del pecado. Rom. 6.18.

2. De condenación. Rom. 8.1

3. Del temor. 1 Juan 4.18.

4. De ansiedad. 1 Pedro 5.7.

5. De sistemas humanos de religión, de credos humanos, etc.

6. De la ley de pecado y muerte. Rom. 8.1-2. Bajo la ley mosaica, el pecado fue castigado con la muerte. Heb. 11.28. En Cristo, bajo el Nuevo Pacto hay perdón de pecados. Jer. 31.31-34.

II. LA MUERTE DE CRISTO POR NUESTROS PECADOS LO HIZO POSIBLE.

1. Dios nos perdona de todo pecado cuando aceptamos el sacrificio de Cristo con fe y obediencia al evangelio. Vea. Isa. 53.4-6

2. Todas las bendiciones de libertad vienen por el conocimiento de Cristo y obediencia a él. 2 Pedro 1.3; Juan 17.3. "Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardemos sus mandamientos" (2 Juan 2.3).

a. "Conoceréis la verdad, y la verdad os haré libres" (Juan 8.32).

3. Por nuestra parte, renunciamos al pecado para ser guiados por "la ley del espíritu de vida en Cristo Jesús" (Rom. 8.2).

III. CUANDO SOMOS LIBRES.

1. Cuando creemos en Cristo. Rom. 5.1; Hch. 10.43.

2. Cuando nos arrepentimos de nuestros pecados para seguir a Cristo. Hch. 11.18; Luc. 24.26-47,

3. Cuando confesamos nuestra fe en Cristo. Mat. 10.32; Rom. 10.9-10.

4. Cuando somos bautizados para el perdón de nuestros pecados. Mat. 16.16; Hch. 2.38; Rom. 6.4-6; Rom. 6.17-18.

CONCLUSIÓN: Todos tienen la libertad de escoger la vida o la muerte; el perdón o la condenación, una vida sin esperanza o la honra, gloria e inmortalidad que Cristo nos ofrece.

43. SOMOS HERMANOS

INTRODUCCIÓN: La iglesia del Señor se llama la casa de Dios, o la familia de Dios. Sus miembros están unidos con los lazos de una misma fe, un mismo amor y una misma esperanza. Además, estamos unidos en la obra del evangelio, la más grande del mundo. La Biblia nos enseña que nos debemos tratar unos a otros no como meros conocidos, sino como verdaderos hermanos y hermanas en Cristo.

I. DEBEMOS AMARNOS LOS UNOS A LOS OTROS.

1. "Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado" (Juan 15.12).

2. "...para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros, entrañablemente, de corazón puro" (1 Pedro. 1.22).

3. "Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos" (1 Juan 3.14; Rom. 12.10).

II. DEBEMOS COMPARTIR NUESTRAS BENDICIONES CON NUESTROS HERMANOS.

1. "Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehuses" (Mat. 5.42).

2. "Más bienaventurado es dar que recibir" (Hch. 20.35).

3. Trabajando "... para que tenga qué compartir con el que padece necesidad" (Efe. 4.28).

4. "Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran". Rom. 12.15. Véase también Gál. 6.2.

5. "No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros" (Fil. 2.4).

III. DEBEMOS PERDONAR A LOS QUE NOS OFENDEN.

1. "De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros" (Col. 3.13).

2. En la parábola, el siervo fue entregado a los verdugos hasta que pagó todo. "Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas" (Mat. 18.35).

3. "Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo" (Efe. 4.30-32).

IV. DEBEMOS RESTAURAR AL HERMANO CAÍDO.

1. "Si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado" (Gál. 6.1).

V. "TODAS LAS COSAS QUE QUERÁIS QUE LOS HOMBRES HAGAN CON VOSOTROS, ASÍ TAMBIÉN HACED VOSOTROS CON ELLOS" (Mateo 7.12).

CONCLUSIÓN: Cada uno de nosotros debemos examinarnos a nosotros mismos, para ver si estamos tratando a todos los hermanos con amor verdadero. "El que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios, a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano" (1 Juan 4.20-21).

44. ADMINISTRADORES DE DIOS

(1 Corintios 4.1,2)

INTRODUCCIÓN: Debemos pensar y creer que somos administradores de Dios. Un administrador es definido como uno que administra o maneja una propiedad o los asuntos de otro. Es un mayordomo o siervo aprobado en quien el dueño pone toda su confianza; uno encargado de los negocios de una casa. Es en este sentido que nosotros somos administradores de las cosas que Dios ha puesto bajo nuestro cargo.

I. DIOS ES EL DUEÑO DE TODAS LAS COSAS. (Lv. 25.53; Sal. 50.10-11; Hag. 2.8; Job 41.11).

1. De Dios recibimos "sabiduría y en inteligencia, en ciencia ... para trabajar en toda clase de labor" (Ex. 31.1-6).

2. Dios "da a todos vida y aliento y todas las cosas" (Hch. 17.25).

3. Nuestro cuerpo y espíritu son de Dios, y comprados a gran precio (1 Cor. 6.20; 7.23).

II. SOMOS ADMINISTRADORES DE TODAS ESTAS COSAS QUE HEMOS RECIBIDO DE DIOS.

1. Se requiere "que cada uno sea hallado fiel" (1 Cor. 4.2). 

III. CRISTO ES EL DUEÑO DE LA IGLESIA, PORQUE LA COMPRO CON SU SANGRE (Hch. 20.28).

1. Todos somos dispensadores de la gracia (1 Pedro 4.10).

2. Cada miembro en particular es responsable (Efe. 4.16).

3. Cada uno según su don (Rom. 12.4-8).

CONCLUSIÓN: Puesto que Dios nos ha dado tan grandes posesiones y bendiciones, debemos ser fieles administradores. El mayordomo alabado. Luc. 16.1-8. Se requiere que seamos fieles.

 

45. NUESTRA RESPONSABILIDAD COMO OBREROS

(Mateo 20.1-7; 1 Corintios 15.58)

INTRODUCCIÓN: Cuando uno es convertido a Cristo, uno viene a ser automáticamente, un obrero en la viña del Señor. A cada uno Cristo dice, "Id a trabajar". A nadie le dice, "Ve a sentarte bajo la vid a descansar y a comer uvas".

I. NUESTRA OBRA ES DE DOS CLASES: MATERIAL Y ESPIRITUAL. TRATEMOS PRIMERO LA MATERIAL.

1. Los inconversos necesitan nuestra amistad. A los visitantes debemos darles l4a bienvenida.

2. Los desanimados necesitan ánimo.

3. Los que tienen problemas, podemos ayudarles.

4. Podemos visitar a los enfermos. Luc. 10.30-37.

5. Podemos invitar a nuestras casas a los solitarios.

6. Una iglesia manda flores a inconversos que están enfermos.

II. NUESTRA OBRA ESPIRITUAL

1. Visitar y animar a los hermanos que están faltando a los servicios de adoración.

2. Hacer amigos entre los inconversos para invitarlos a que vengan a oír el evangelio.

3. Repartir tratados.

4. Visitar y enseñar; haciendo primero la preparación necesaria.

5. Llevando niños a la clase bíblica.

6. Preparándose para enseñar una clase bíblica.

7. Visitando y animando a los nuevos miembros.

8. Según tengamos oportunidad, obremos lo que es bueno para con todos (Gál. 6.10). 

III. LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS Y CADA UNO.

1. "Cada uno someta a prueba su propia obra" (Gál. 6.4).

2. "Porque cada uno llevará su propia carga" (Gál. 6.5).

CONCLUSIÓN: Cristo se dio a sí mismo por nosotros:

1. Para redimirnos de toda iniquidad.

2. Para purificar para sí mismo un pueblo de su propia posesión.

3. Celoso de buenas obras (Tito 2.14).

46. "TODO"

INTRODUCCIÓN: La palabra "TODO" se encuentra tantas veces en la escritura y en conexión con cosas de tanta importancia, que estos pasajes merecen nuestra atención y un estudio cuidadoso.

I. CRISTO DIJO QUE "TODA" POTESTAD ME ES DADA EN EL CIELO Y EN LA TIERRA" (Mateo 28.18). Por eso podemos ver que ningún Concilio, Sínodo o Conferencia tiene autoridad para legislar sobre la iglesia. Cristo nunca delegó su autoridad a ningún hombre. Esta autoridad está ejercitada por medio de su palabra - el Nuevo Testamento.

II. LOS APÓSTOLES FUERON GUIADOS AL CONOCIMIENTO DE TODA LA VERDAD. Cristo les dijo: "Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a todo la verdad" (Juan 16.13). Por eso vemos que la verdad predicada por los apóstoles no necesita adiciones por los hombres. Véase 2 Tim. 3.16--17. También Mateo 15.9.

III. TODA GRACIA. 2 Cor. 9.8: "Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros TODA gracia". Rom. 5.20: "Mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia" . Efe. 2.6-7: "Juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las ABUNDANTES RIQUEZAS DE SU GRACIA en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús".

IV. TODA BENDICIÓN ESPIRITUAL. Ef. 1.3: "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con TODA BENDICIÓN ESPIRITUAL en los lugares celestiales en Cristo". Fil. 4.19: "Mi Dios, pues, suplirá TODO lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesus".

V. EL PODER DE HACER TODO LO QUE DIOS MANDA. Fil. 4.13: "TODO lo puedo en Cristo que me fortalece". Pablo sufrió grandes persecuciones, pero llevó el evangelio a los cabos de la tierra. Efe. 3.20: "Y a Aquel que es poderoso para hacer TODAS las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros". Este "poder que actúa en nosotros" viene con el conocimiento de su palabra unido con fe y amor. Mar. 9.23: "Si puedes creer, al que cree TODO le es posible". 1 Juan 5.4: "Y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe".

VI. "TODO LO QUE PIDIEREIS AL PADRE EN MI NOMBRE" (Juan 14.13). 1 Juan 5.14: "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye".

VII. TODA SUFICIENCIA EN TODO. 2 Cor. 9.8: "Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros TODA gracia, a fin de que, teniendo siempre en TODAS las cosas TODO lo suficiente, abundéis para TODA buena obra". Pero tenemos que recordar que Cristo dijo: "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá" (Mat. 7.7). Debemos pedir con fe, buscar con diligencia y llamar con amor.

VIII. APROVECHANDO TODA OPORTUNIDAD del bien hacer, porque los días son malos. Efe. 5.16. A veces tenemos que buscar la oportunidad para hacer el bien.

IX. ECHANDO SOBRE EL TODAS VUESTRAS ANSIEDADES, porque El tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5.7.

X. "Id por TODO el mundo y predicad el evangelio a toda criatura" (Mar. 16.15).

CONCLUSIÓN: Un resumen de los puntos principales.

47. PARTICIPACIÓN EN EL MINISTERIO

(2 Corintios 8.1-5)

INTRODUCCIÓN: Aquí se habla del ministerio de todos los miembros de la iglesia; su participación en la dádiva que Pablo estaba colectando para llevar a los hermanos pobres de Judea. Escribiendo a los Corintios, Pablo les pone el buen ejemplo de las iglesias de Macedonia, Filipos y Tesalónica. Este ejemplo es sin duda, un ejemplo para nosotros también.

I. SU MANERA DE DAR O PARTICIPAR

1. De voluntad propia. 2 Cor. 8.3.

2. En medio de aflicción. 2 Cor. 8.2.

3. Dieron de su profunda pobreza. 2 Cor. 8.2.

4. Según sus fuerzas y sobre sus fuerzas. 2 Cor. 8.3.

5. Dieron con gozo. 2 Cor. 8.2.

6. Primeramente "a sí mismos se dieron primeramente al Señor" (2 Cor. 8.5).

II. LOS FILIPENSES TENÍAN PARTICIPACIÓN TAMBIÉN EN LA PROMOCIÓN DEL EVANGELIO. Fil. 1.5; 4.16-17.

1. El obrero es digno de su jornal. 1 Tim. 5.17-18.

2. Instrucciones a los Corintios. 1 Cor. 16.1-2; 2 Cor. 8.11-12.

III. RESULTADOS DE NUESTRA GENEROSIDAD.

1. Ayuda a los menesterosos.

2. Es la prueba de nuestro amor. 2 Cor. 8.24; 8.8.

3. Es un estímulo para otros. 2 Cor. 9.1-2.

4. Para salvar a las almas y glorificar a Dios.

5. Para imitar a Cristo, quien dio su todo.

CONCLUSIÓN: La gran promesa de Dios de 2 Cor. 9.8.

48. "EXCUSAS", O "PONIENDO A DIOS PRIMERO"

(Lucas 14.15-24)

INTRODUCCIÓN: En esta parábola Cristo enseña que Dios no acepta nuestras excusas; y que tenemos que poner a Dios primero. El dice, "Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia" (Mat. 6.33). También dice: "Si alguno viene a mí, y no aborrece ... y aún también su propia vida, no puede ser mi discípulo" (Luc. 14.26). El cristiano ha quitado el ego como el centro de su vida y en su lugar ha puesto a Cristo.

I. LOS PRIMEROS DOS HOMBRES INVITADOS ESTABAN OCUPADOS CON SUS INTERESES MATERIALES: UNO CON SU CAMPO, OTRO CON SUS BUEYES.

1. Algunos hoy día dicen que están muy ocupados con sus negocios: reparando su carro, pintando su casa, etc. El materialismo es el gran enemigo del alma. La parábola del hombre rico. Luc. 12.16-21.

II. OTROS PONEN LA EXCUSA QUE HAY BASTANTE TIEMPO: QUE MAÑANA OIRÁN EL EVANGELIO.

1. Cuando Félix el gobernador oyó el evangelio predicado por Pablo, dijo, "Ahora vete; pero cuando tenga oportunidad te llamaré" (Hch. 24.25). Pero el tiempo conveniente nunca llegó. Así es con los que esperan un tiempo mejor.

III. OTROS PONEN EL PRETEXTO QUE "MIS FAMILIARES SE OPONEN A QUE YO SEA OBEDIENTE AL EVANGELIO DE CRISTO".

1. Mat. 10.37: "El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí".

IV. ALGUNOS DICEN: "NO CONOZCO SUFICIENTE".

1. No es cuestión de cuánto sabe uno. La cuestión es: "¿Cree usted en Cristo con todo su corazón y quiere seguirle?

2. Muchos, como el eunuco, el carcelero y Lidia oyeron un sólo sermón y fueron bautizados.

V. ALGUNOS DICEN QUE NO PUEDEN VIVIR LA VIDA CRISTIANA.

1. Esto es una falta de fe en Dios. Tenemos las grandes promesas de Dios que nos sostienen.

2. Cuando uno quita de su corazón toda la rebeldía, la obediencia es fácil.

3. Pablo nos dice, "Fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza" (Efe. 6.10).

CONCLUSIÓN: Cristo no puso excusas, sino "se humilló a si mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz" (Fil. 2.8). El pide que nosotros seamos obedientes para obtener una vida más abundante.

49. LA ORACIÓN EFECTIVA 

INTRODUCCIÓN: Cristo dice que el que pide recibe. Pero en Juan 9.31 leemos que Dios no oye a los pecadores; mas si alguno teme a Dios y hace su voluntad, a éste oye. También leemos en Santiago 4.3, "Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites" .

I. LOS QUE PUEDEN ORAR Y SER OÍDOS.

1. El hombre justo. Stg. 5.16; 1 Pedro 3.12.

2. Los que guardan los mandamientos de Dios. 1 Juan 3.22.

II. ALGUNAS DE LAS COSAS POR LAS CUALES DEBEMOS ORAR.

1. Confesando nuestros pecados. 1 Juan 1.9.

2. Por el perdón de nuestros pecados. Mat. 6.9.

3. Para no entrar en tentación. Mat. 6.13.

4. Para fortaleza espiritual. Efe. 3.14-16.

5. Para que nuestro amor abunde. Fil. 1.9.

6. Para que haya más trabajadores en la viña. Luc. 10.2.

7. Por los que predican el evangelio. Efe. 6.19.

8. Por todos los santos. Efe. 6.18.

9. Por los afligidos. Stg. 5.13.

10. Por la unidad de todos cristianos. Juan 17.20-21.

11. Para alcanzar sabiduría. Efe. 1.16-17; Stg. 1.5.

12. Por los que están en autoridad. 1 Tim. 2.1-2.

III. COMO DEBEMOS ORAR.

1. A nuestro Padre. Mat. 6.9.

2. En el nombre de Cristo. Juan 14.13-14.

3. Alabando a Dios. Luc. 24.53; Sal. 118.21,28.

4. Según la voluntad de Dios. 1 Juan 5.14-15.

5. En el Espíritu Santo. Judas 20.

6. Con el espíritu y con la mente. 1 Cor. 14.15.

7. Con fe. Heb. 11.6; Stg. 1.6-7; Mat. 21.22.

8. Con humildad. 1 Pedro 5.5-7; Stg. 4-6.

9. Con confianza. Heb. 4.16.

10. Dando gracias. Efe. 5.20; Fil. 4.6.

11. Perdonando. Mar. 11.25-26.

CONCLUSIÓN: El cristiano nunca debe dejar de orar a Dios. Sólo así puede mantener su fortaleza y fidelidad. La iglesia cuyos miembros oran mucho es una iglesia fuerte.

50. EL GOZO DEL CRISTIANO

INTRODUCCIÓN:

1. "Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo" (Rom. 14.17).

2. "Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo" (Rom. 15.13).

3. "Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz..." (Gál. 5.22).

4. "A quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, so alegráis con gozo inefable y glorioso" (1 Pedro 1.8).

5. "Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes" (Sal. 5.11).

6. "Gócense y alégrense en ti todos lo que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación" (Sal. 40.16).

7. "Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria" (Apoc. 19.7).

8. "Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido" (Isa. 35.10).

I. EJEMPLOS DE GOZO

1. "Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios" (Hch. 2.46).

2. "Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo ... así que había gran gozo en aquella ciudad" (Hch. 8.5,8).

3. "El eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino" (Hch.8.39).

4. Las iglesias de Macedonia: "que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad" (2 Cor. 8.2).

II. POR QUE REGOCIJARNOS

1. Por la verdad que tenemos. 1 Cor. 13.6.

2. "Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón" (Sal. 19.8).

3. "Gozosos en la esperanza" (Rom. 12.12).

4. "Sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo" (1 Pedro 4.13. Vea también Mat. 5.11-12).

5. Nos regocijamos por todas sus grandes promesas.

6. Nos regocijamos cuando buscamos a un hermano descarriado y le llevamos otra vez a Cristo. Mat. 18.12).

7. "Regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos" (Luc. 10.20).

8. "El que siembra goce juntamente con el que siega" (Juan 4.36).

9. "Si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan" (1 Cor. 12.26).

10. El gozo de llevar el nombre "cristiano".

11. El gozo de tener comunión con Cristo. "Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mat. 28.20).

12. El gozo de orar y saber que Dios nos oye. 1 Pedro 3.12.

13. El gozo del amor y compañerismo de otros cristianos. 

III. COMO AUMENTAR NUESTRO GOZO

1. Estudiando la palabra de Dios.

2. Por el cantar y orar.

3. Por ayudar a otros.

4. Por ofrendar con liberalidad.

5. Por estar siempre presente en los servicios de adoración.

6. Por sembrar la simiente del evangelio. Sal. 126.6.

51. TRES COSAS NECESARIAS PARA AGRADAR A DIOS

INTRODUCCIÓN: Para agradar a Dios, un cristiano necesita tres cosas: 1) Los motivos correctos en el corazón; 2) La doctrina correcta en la mente; y 3) Los hechos correctos en la vida. Déjenos examinar cada una de estas cualidades esenciales.

I. LOS MOTIVOS CORRECTOS EN EL CORAZÓN.

1. Sinceridad. Con integridad y en verdad. Josué 24.14. En espíritu y en verdad. Juan 4.24. Ejemplo de Pablo. 2 Cor. 1.12.

2. Fe. Heb. 11.6. "Sin fe es imposible agradar a Dios". Ejemplos: Noé. Heb. 11.7. Abraham, Heb. 11.8-10. Esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe. 1 Juan 5.4.

3. Amor. El gran mandamiento. Mat. 12.30. La fe obra por el amor. Gál. 5.6. "Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14.15).

II. LA DOCTRINA CORRECTA EN LA MENTE.

1. Advertencias contra la falsa doctrina. Mat. 15.9; Heb. 13.9.

2. Contra todo viento de doctrina. Efe. 4.14.

3. El que no persevera en la doctrina de Cristo. 2 Juan 9.

4. "Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina" (1 Tim. 4.16).

5. "Habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina" (Tito 2.1).

6. Ejemplo: Perseveraban en la doctrina de los apóstoles. Hch. 2.42.

7. Algunas cosas que debemos predicar continuamente:

a. El amor de Dios manifestado por el don de su Hijo.

b. El evangelio como es definido por Pablo en 1 Cor. 15.1-8.

c. Condiciones de salvación: (1) Fe en Cristo. Efe. 2.8; Rom. 5.1; (2) Arrepentimiento. Hch. 2.38; Hch. 5.31; Hch. 11.18; (3) Confesión de nuestra fe. Mat. 16.16; Rom. 10.9-10; Hch. 8.36-37; (4) Bautismo para perdón de pecados y para recibir el don del Espíritu Santo. Hch. 2.38; Mar. 16.16; Rom. 6.3-5.

III. HECHOS CORRECTOS EN LA VIDA.

1. La fe sin obras está muerta. Stg. 2.26.

2. "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" (Mat. 7.21).

3. "Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando" (Juan 15.14).

4. El hombre prudente. Mat. 7.24.

5. Algunas cosas de hacer:

a. "Llevando fruto en toda buena obra" (Col. 1.10).

b. "En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos" (Juan 15.8).

c. "Estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano" (1 Cor. 15.58).

d. "Sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos" (Stg. 1.22).

e. "En esto que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él" (1 Juan 2.3-4).

CONCLUSION: Hoy en día muchos creen que todo lo necesario es sinceridad, que uno puede creer cualquier cosa si es sincero en lo que cree. Otros tienen la doctrina verdadera, pero sin obras, mientras que otros creen que todo lo necesario es una vida recta y moral. Examinémonos a nosotros mismos a ver si tenemos estas tres cualidades.

52. SABIDURÍA

(Job 28.12-28)

INTRODUCCIÓN: La Biblia habla de dos clases de sabiduría: la de los hombres o del mundo, y la sabiduría de Dios.

I. LA SABIDURÍA DEL MUNDO

1. Es insensatez para con Dios. 1 Cor. 3.18-19.

2. Razonamientos de hombres son vanos. 1 Cor. 3.18-19.

3. Alguna apariencia de sabiduría. Col. 2.22-23. Se refiere a la filosofía de los griegos. 1 Cor. 1.22.

4. Los sistemas de filosofía cambian. La teoría de la evolución es ejemplo de la sabiduría de los hombres, y es la clase de sabiduría que es insensatez para con Dios.

5. La sabiduría humana no ha resultado en la felicidad de la raza. No ha prevenido las guerras, el crimen o el sufrimiento.

6. El mundo por medio de su sabiduría no conoció a dios. 1 Cor. 1.21.

II. LA SABIDURÍA DE DIOS

1. Encubierta en tiempos pasados. 1 Cor. 2.7; Efe. 3.9.

2. Pero revelada a los apóstoles. 1 Cor. 2.10; Col. 1.26.

3. Y por ellos predicada. 1 Cor. 2.13; 2.6-7.

4. Por medio de la iglesia dada a conocer ... la multiforme sabiduría de Dios. Efe. 3.10.

5. Cristo crucificado, el poder de Dios y su sabiduría. 1 Cor. 1.23-24.

6. En Cristo "Están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento" (Col. 2.3).

7. "En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia" (Efe. 1.7-8).

8. "¡Oh profundidad de las riquezas d la sabiduría y de la ciencia de Dios!" (Rom. 11.33; Col. 1.27).

III. EL FIN DE LA PREDICACIÓN DE CRISTO

1. "A fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre" (Col. 1.28).

2. Para la edificación del cuerpo de Cristo. Efe. 4.12.

3. Para que "lleguemos a la unidad de la fe" (Efe. 4.13).

4. "Y del conocimiento del Hijo de Dios" (Efe. 4.13).

5. Para que lleguemos "a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo" (Efe. 4.13).

6. "Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina" (Efe. 4.14).

7. "Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo" (Efe. 4.15).

CONCLUSIÓN: Busquemos siempre la sabiduría verdadera de Dios que es en Cristo. Sólo así podemos tener el gozo y la paz. Declaración de triunfo de Pablo. 1 Cor. 3.21-23.

53. LA SIEMBRA

(Mateo 13.3-9; 18-23)

INTRODUCCIÓN: Esta parábola del sembrador es extraordinaria porque es dirigida a cuatro clases de personas. Toda persona que oye el evangelio puede encontrarse en una de las cuatro clases. 

I. EL SEMBRADOR ES EL QUE PREDICA EL EVANGELIO, Y LA SEMILLA ES LA PALABRA DE DIOS.

1. PALABRAS DE PABLO A TIMOTEO. 2 Tim. 4.2-4.

2. Como la semilla sembrada produce nuevas plantas, así la palabra de Dios produce nueva vida en el individuo que la oye.

a. 1 Pedro 1.23: Renacidos por la palabra de Dios.

b. Rom. 1.16: El evangelio, poder de Dios para salvación.

c. Como el agricultor no siembra semilla mezclada con semilla de mala hierba, el predicador no debe mezclar doctrinas de hombres con la palabra pura de Dios. Gál. 1.7-8. Los que pervierten el evangelio son malditos. 1 Pedro 4.11: "Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios".

d. Importancia de la predicación: El único modo que Dios tiene para salvar al mundo. La gran comisión.

II. LAS CUATRO CLASES DE TIERRA EN QUE LA SEMILLA ES SEMBRADA REPRESENTAN CUATRO CLASES DE PERSONAS.

1. La semilla sembrada junto al camino en tierra dura representa a los que oyen la palabra, pero con sus corazones endurecidos.
a. Como Félix. Hch. 24.24-25.

b. Como los judíos. Juan 5.40: "No queréis venir a mí".

c. "Viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón" (Mat. 13.19).

2. La semilla sembrada en pedregales son los que reciben la palabra con gozo, pero cuando viene la aflicción o persecución, vuelven atrás a la vida mundana.

a. Heb. 10.35: "No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón".

b. Mat. 5.10: "Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia; porque de ellos es el reino de los cielos".

3. La semilla sembrada en espinas son los que reciben la palabra, pero los placeres del mundo ahogan la palabra queda sin fruto.

a. 2 Tim. 4.10: "Demas me ha desamparado, amando este mundo".

b. 1 Juan 2.15: "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo, Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él".

c. Heb. 11.24-26: Moisés rehusó los placeres de Egipto y Dios lo usó grandemente.

4. La semilla sembrada en buena tierra son los que oyen la palabra y la reciben en buenos corazones, que tienen fe genuina, que siguen fieles al Señor, produciendo fruto para Dios.

a. Hch. 16.14-15. El ejemplo de Lidia. 

III. TODA PERSONA QUE OYE EL EVANGELIO CAE EN UNO DE ESTAS CUATRO CLASES. ¿DE QUE CLASE ES USTED? 

CONCLUSIÓN: El evangelio tiene poder para transformar la vida, produciendo gozo y paz en el corazón. Véase Juan 8.31.32.

54. ESCOGEOS HOY

INTRODUCCIÓN: Entre las últimas palabras de Josué a su pueblo, él dijo: "Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis ... pero yo y mi casa serviremos a Jehová" (Josué 24.15).

I. Hoy es un tiempo crítico para toda la humanidad. Cada uno tiene que decidir de qué lado va a servir ... con los que honran a Dios y respetan su palabra, o con los que son envueltos completamente en lo material y los placeres del mundo. Los grandes hombres de la Biblia tenían que escoger qué hacer. Escogieron el bien, y por eso sus nombres han sido perpetuados en la historia: Abraham, Moisés, Juan y Santiago, Pedro y Andrés, Cristo.

II. EL HOMBRE DECISIVO ES:

El hombre fuerte que tiene éxito en la vida.

El hombre gozoso.

El hombre respetado.

El hombre que tiene influencia ... Un líder.

III. TENEMOS QUE ESCOGER POR FUERZA: UN LADO O EL OTRO.

1. Tratar de ser neutral es confesar su debilidad.

2. Tratar de ser neutral es en verdad, ponerse entre los enemigos de Dios.

3. Tenemos que escoger entre dos cosas.

a. Ser cristiano o no ser cristiano.

b. Obedecer a Cristo o no obedecerle.

c. Aceptar la verdad de Dios o la mentira de que "no importa lo que uno cree".

CONCLUSIÓN: Es Dios y Cristo quienes demandan una decisión.

Escoged hoy a quién vais a servir.

La vida o la muerte. Deut. 30.19.

55. PREPARATE PARA ENCONTRARTE CON TU DIOS

(Amós 4.12)

INTRODUCCIÓN: Uno tiene que prepararse para encontrarse con una persona distinguida como el Presidente ... Cuanto más con Dios. 

I. ENCONTRAMOS A DIOS EN VARIOS LUGARES.

1. En la naturaleza, mares, montes, estrellas, flores. Sal. 19.1

2. En las Sagradas Escrituras.

a. Allí encontramos un Dios de poder.

b. Un Dios de santidad.

c. Un Dios de verdad.

d. Un Dios de sabiduría.

e. Un Dios de amor.

f. Un Dios de bondad y de severidad.

3. Encontramos a Dios en el bautismo.

a. Un Dios que nos perdona de todo pecado.

b. Bautizados "en Cristo" (Rom. 6.3) y "vestíos de Cristo" (Rom. 13.14).

c. Allí entramos a la familia de Dios, al cuerpo de Cristo que es la iglesia.

d. Allí recibimos el "nuevo nombre: cristiano".

e. Somos hechos partícipes de la naturaleza divina.

4. Encontramos a Dios en la oración.

a. Hch. 10.31; Fil. 4.6; 1 Pedro 3.12; Mat. 21.22; Stg. 1.5-6.

5. En la observación de la Mesa del Señor.

a. Donde se reúnen dos o tres en mi nombre. Mat. 18.20.

b. En el reino de me padre. Mat. 26.29.

6. Le vamos a encontrar en el juicio.

II. COMO TENEMOS QUE PREPARARNOS

1. Con reverencia.

2. Con fe.

3. Con arrepentimiento.

4. Con obediencia.

CONCLUSIÓN: Dios está listo para el encuentro. Le invita a usted a que venga a El. Es el encuentro más grande que jamás tendrá.

56. FORTALECIENDO A LA IGLESIA

(Colosenses 1.9-11)

I. CINCO PETICIONES DE PABLO.

1. Que seáis llenos del conocimiento de su voluntad, en toda sabiduría e inteligencia espiritual.
a. Aprender la voluntad de Dios es siempre el primer paso. Juan 6.45.

b. Todo cristiano debe estudiar la palabra de Dios.

2. Que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo.

a. Andar significa movimiento, acción,servicio.

b. Debemos andar en vida nueva. Rom. 6.4.

c. Debemos andar en el Espíritu. Gál. 5.16.

d. Debemos andar en amor. Efe. 5.2.

e. Debemos andar por fe. 2 Cor. 5.7.

f. Debemos andar en la luz. 1 Juan 1.7.

g. Debemos andar en la verdad. 2 Juan 4.

3. Levando fruto en toda buena obra.

a. Todo buen árbol da buenos frutos. Mat. 7.17.

b. Llevando fruto, somos verdaderos discípulos de Cristo. Juan 15.8; Lucas 8.14- 15.

c. La sabiduría está "llena de buenos frutos" (Stg. 3.17).

d. Que llevemos fruto para Dios. Rom. 7.4.

4. Creciendo en el conocimiento de Dios.

a. "Creced en la gracias y el conocimiento de nuestro Señor" (2 Pedro 3.18).

b. "Crezcamos en todo en aquel que es la cabeza" (Efe. 4.15).

5. Fortalecidos con todo poder.

a. "No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio" (2 Tim. 1.7).

b. La promesa es para los que piden, buscan y llaman. Mat. 7.7.

c. "Fortaleceos en el Señor, y en el poder de SU fuerza" (Efe. 6.10). "Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra la asechanzas del diablo" (Efe. 6.11).

(1) Lomos ceñidos de la verdad. Vea Juan 17.17.

(2) La coraza de justicia. Mat. 5.6,10,33; 2 Cor. 6.7, 14; 2 Cor. 9.10.

(3) Calzado los pies de alegre prontitud. "Con el apresto del evangelio de la paz" (Efe. 6.15). Rom. 1.16.

(4) Tomando "el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno" (Efe. 6.16). 1 Juan 5.4.

(5) El yelmo de salvación. Esto nos da gozo y confianza.

(6) La espada del Espíritu, que es la palabra de Dios. Las armas de nuestra milicia son poderosos. 2 Cor. 10.4-5; Efe. 6.12.

d. "Fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu" (Efe. 3.16).

e. Dios "es poderoso para hacer todos las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros" (Efe. 3.20).

f. "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Fil. 4.13).

CONCLUSIÓN: Cada uno de nosotros debe poner por obra estas cinco cosas (nombrándolas), pidiendo a Dios que Él nos ayude en nuestros esfuerzos. Haciendo esto, la iglesia marchará a grandes triunfos bajo la bandera de Cristo, nuestro Capitán.

57. FE QUE OBRA POR EL AMOR

(Gálatas 5.6)

INTRODUCCIÓN: Aquí tenemos tres palabras, cada una llena de significado para el cristiano: Fe, Obra, Amor.

I. MUCHOS EJEMPLOS DE FE EN LA BIBLIA

1. Dos ciegos. Mat. 9.27-31.

2. Los de Samaria. Juan 4.39-42; Hch. 8.5-8.

3. El centurión. Mat. 8.5-10.

4. La mujer cananea. Mat. 15.22-28.

5. Nuestra fe es probada. 1 Pedro. 1.7-9.

II. UNA FE QUE OBRA

1. La fe de Abel. Heb. 11.4.

2. De Noé. Heb. 11.7.

3. De Abraham. Heb. 11.8-9,17.

4. Justificado por obras. Stg. 2.24.

III. FE QUE OBRA POR EL AMOR

1. Una mujer que había sido pecadora. Luc. 7.37-48.

2. De obra y en verdad. 1 Juan 3.18.

3. Palabras de Jesús a Pedro. Juan 21.15-17.

4. "Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14.15, 23).

CONCLUSIÓN: "El que no ama, no ha conocido a Dios, porque Dios es amor" (1 Juan 4.8).

58. ESTE HOMBRE

INTRODUCCIÓN: Stg. 1.25: "Mas el que mira atentamente en la perfecta ley". Una escritura dirigida a todos. El que quiere recibir la bendición de Dios debe examinar, estudiar y conocer la palabra de Dios. Juan 5.39; Hch. 17.11; 2 Tim. 2.15.

I. DEBEMOS MIRAR EN LA PERFECTA LEY, QUE ES LA DE LA LIBERTAD. Sal. 19.7; Juan 20.31; Gál. 5.1; Juan 8.32.

II. "Y PERSEVERA EN ELLA" (Stg. 1.25).

Ejemplo: Hch. 2.42.

Admoniciones: Heb. 10.23; 2 Pedro 2.20; Apoc. 2.10.

III. "NO SIENDO OIDOR OLVIDADIZO" (Stg. 1.25).

1. Debemos recordar a Cristo. 2 Tim. 2.8.

2. Y nuestra conversión a él. (Efe. 2.11-13). 

IV. "SINO HACEDOR DE LA OBRA".

1. No todo aquel que dice: Señor, Señor. Mat. 7.21.

2. El que oye y no hace. Mat. 7.26.

3. El que oye y hace. Mat. 7.24.

4. La roca o peña es Cristo. 1 Cor. 3.11.

V. "SERÁ BIENAVENTURADO EN LO QUE HACE"

1. Nuestra fe mostrada por obras. Stg. 2.18.

2. La fe sin obras es muerta. Stg. 2.20.

3. Seremos juzgados conforme a nuestras obras. Apoc. 20.12-13; Apoc. 22.12.

CONCLUSIÓN: Seremos juzgados conforme a las cosas escritas en los libros ...el Antiguo y Nuevo Testamentos. Apoc. 20.12.

59. ORACIÓN POR LOS EFESIOS

(Efesios 3.14-21)

INTRODUCCIÓN: Aunque esta oración de Pablo era para la iglesia en Efeso, es para todos. tiene grandes y sublimes pensamientos. "Doblo mis rodillas". El cristiano que ora mucha es el cristiano fuerte. También la iglesia. "Ante el Padre".

1. V. 15: Toda la familia nombrada por Cristo que hace lo mismo. Isa. 62.2; Rom. 16.16.

2. V. 16: "Conforme a las riquezas de su gloria". Rom. 11.33.

3. V. 16: "Fortalecidos con poder en el hombre interior POR SU ESPÍRITU".

4. V. 17: "Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones". Gál. 2.20; Col. 1.26-29.

5. V. 17: "Arraigados y cimentados en amor". Amor por Dios, por su palabra, por la iglesia, por las almas perdidas.

6. V. 18: "Seáis plenamente capaces de comprender ... cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura". Sólo por amor podemos comprender.

7. V. 19: "Y de conocer al amor de Cristo, que excede a todo conocimiento".

8. V. 19: "Para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios".

9. V. 20: "Poderoso para hacer ... según EL PODER QUE ACTÚA EN NOSOTROS"

CONCLUSIÓN: A Dios sea la gloria en la iglesia.

60. DESTRUYENDO LAS OBRAS DEL DIABLO

(1 Juan 3.8).

INTRODUCCIÓN: Cristo vino voluntariamente. Isa. 6.8. Su misión, el tema de muchas profecías, pactos y promesas. A Adán, a Abraham, a Israel. Gén. 3.15; 12.3; Isa. 61.1-2.

I. PARA CUMPLIR SU MISIÓN, TENÍA QUE TRIUNFAR SOBRE EL DIABLO.

Mateo 12.29. Cristo tenía que atar a Satanás para librar las almas en cautividad. Heb. 2.14-15.

II. VINO PARA DESHACER LAS OBRAS DEL DIABLO. EL DIABLO ES:

1. Asesino. Destruye la vida física, intelectual y espiritual.

2. Embustero desde el principio. Engañador. 2 Cor. 4.4.

3. Autor de todo odio y malicia.

4. Autor de rebeldía contra la ley de Dios. 

III. CRISTO VINO PARA DESHACER ESTAS OBRAS.

1. Destruye la rebeldía con un gobierno benigno.

2. Destruye la mentira con la verdad. Juan 8.32.

3. Destruye la malicia con el amor.

4. Destruye la muerte con la vida. Juan 5.24.

CONCLUSIÓN: La vida de un cristiano es una vida de triunfo sobre Satanás y sus obras. 

61. NO TEMÁIS ... ESTAD FIRMES 

INTRODUCCIÓN: Ex. 13.18: "Hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo". (1) Para enseñarles el significado de libertad. (2) Para aprender fortaleza y disciplina. (3) Para conocer el poder de Dios. Así el camino del cristiano.

I. Ex. 14.13-14: "No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros ... Jehová peleará por vosotros".

1. Estado de Israel: temeroso y rebelde, dudoso y confundido.

2. "No temáis; estad firmes". Ten paciencia y confianza.

3. El cristiano hoy tiene sus ratos de temor, sus problemas, ansiedades y confusión como Israel. Dios nos dice: "Guardad silencio, y veréis la salvación de Dios". Isa. 26.3: "Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera".

II. Ex. 23.29-30: "No los echaré de delante de ti en un año ... Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multiplique y tomes posesión de la tierra".

1. Así la iglesia no puede convertir todo el mundo en un solo año, pero poco a poco. Cada persona convertida nos hace más fuertes para convertir a otros.

2. Por prestar atención a los deberes y responsabilidades pequeñas, ganamos la victoria: fidelidad en orar, en asistir a los servicio de la iglesia, en invitar a otros, en hechos de bondad, etc. 

III. Aplicación a toda la iglesia. En el camino del desierto: en el mundo pero no del mundo.

1. "No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros" (Ex. 14.13).

2. "Poco a poco iré echándolos de delante de ti, hasta que te aumentes y puedas tomar la tierra en posesión".

CONCLUSIÓN: Cada uno haciendo su parte, ganaremos la victoria.

62. PROBANDONOS A NOSOTROS MISMOS 

INTRODUCCIÓN: 2 Cor. 13.5: "Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos".

I. ALGUNAS PREGUNTAS QUE DEBEMOS CONTESTAR HONESTAMENTE.

1. ¿Estoy yo satisfecho con lo que hago por Cristo?

2. ¿Estoy haciendo todo lo que puedo para traer otros a Cristo?

3. ¿Es mi vida un buen ejemplo para otros?

4. ¿Soy miembro activo o solamente miembro?

5. ¿Puedo enseñar a otros el plan bíblico de salvación?

6. ¿Está Cristo agradecido conmigo?

7. ¿Estamos orando cada día?

II. DIOS CONOCE EL CORAZÓN Y LOS HECHOS DE CADA UNO. 

III. Heb. 6.1: "Vamos adelante a la perfección".

CONCLUSIÓN: Cada uno es un miembro importante. (1) Para el éxito de la obra de la iglesia. (2) Con Dios.

63. ALGUNAS PREGUNTAS BÍBLICAS

INTRODUCCIÓN: Preguntas de nuestro Señor a diferentes personas, pero que podemos aplicarlas a nosotros mismos.

1. Lucas 10.26: ¿Cómo lees tú?

2. Lucas 17.17: ¿Y los nueve dónde están?

3. Mateo 5.47: ¿Qué hacéis más que otros?

4. Mateo 19.20: ¿Qué más me falta?

5. Juan 21.16: ¿Me amas?

6. Marcos 8.36: ¿Qué aprovechará al hombre, si granjeare todo el mundo, y pierde su alma?

CONCLUSIÓN: ¿Qué pregunta te haría nuestro Señor a ti? ¿Podrías contestarle bien?

64. CONTANDO LOS GASTOS DE SER DISCÍPULO 

INTRODUCCIÓN: Quieren recibir todas las bendiciones algunos sin hacer ningún sacrificio por Cristo.

I. CRISTO PONE VARIOS CRITERIOS PARA EL VERDADERO DISCÍPULO.

1. Mat. 16.24: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a si mismo, y tome su cruz, y sígame".

2. 1 Cor. 10.10: "Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron". Creyendo que la vida del discípulo es dura.

3. Luc. 14.18-24: No ponga excusas por sus faltas.

4. Juan 8.31: "Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos".

5. Juan 13.35: "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros".

6. Juan 15.8: "Que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos". 

CONCLUSIÓN: Hch. 20.35. Cristo contó los gastos y pagó todo.

65. DIOS DA TODO Y PIDE TODO 

INTRODUCCIÓN: Esta palabra "TODO" ocurre tantas veces en el Nuevo Testamento que merece nuestro estudio cuidadoso. Nuestra fe no demanda cosas sólo en parte. No podemos agradar a Dios con una parte de nuestra lealtad, una parte de nuestro amor, una parte de nuestra capacidad o por obediencia a una parte de sus mandamientos. La religión de Cristo no trata de cosas en parte.

I. NOTEMOS PRIMERO QUE CRISTO DIJO: "TODA POTESTAD ME ES DADA EN EL CIELO Y EN LA TIERRA" (Mat. 28.18). Esto quiere decir que nosotros no tenemos el derecho de cambiar o modificar sus mandamientos. 2 Juan 9.

II. EL ESPÍRITU SANTO NOS HA DADO TODA LA VERDAD. Pues Cristo dijo: "Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad" (Juan 16.13).

III. 2 Cor. 9.8: SI TENEMOS FE Y AMOR, DIOS NOS DARÁ TODO LO NECESARIO PARA LLEVAR A CABO SU OBRA. "Y puede Dios hacer que TODA GRACIA abunde en vosotros; a fin de que, teniendo siempre TODA SUFICIENCIA en TODO, tengáis abundancia para TODA BUENA OBRA". Fil. 4.19.

1. Fil. 4.13: Pablo dijo, "TODO lo puedo en Cristo que me fortalece". Marcos 9.23: Cristo dijo, "Si puedes creer, al que cree TODO le es posible". Cristo no pide cosas imposibles. Todo es posible. Pablo sufrió grandes persecuciones: por los paganos y por los falsos hermanos, pero dijo: "De todos me ha librado el Señor" (2 Tim. 3.11). Y a pesar de las persecuciones, él llevó el evangelio a los cabos de la tierra. Así demostró la verdad de lo que dijo: "TODO lo puedo en Cristo que me fortalece". Y nosotros, ¿creemos en esta promesa de Cristo, que todo es posible?

2. Efe. 5.16: "Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos". Es cierto que hoy día los tiempos son malos. Nadie puede decir que no tiene oportunidades del bien hace. Cada día trae su nueva oportunidad. A veces tenemos que buscarla, y no cerrar los ojos para no verla. Cristo dice que "El que busca, halla" (Mat. 7.7),

IV: DIOS DEMANDA TODA DILIGENCIA. 2 Pedro 1.5: "Poniendo TODA diligencia". Entonces nos dice en qué cosas hemos de poner diligencia.

1. Mostrad en vuestra fe, virtud.

2. Y a la virtud, conocimiento.

3. Y al conocimiento, dominio propio.

4. Y al dominio propio, paciencia.

5. Y a la paciencia, piedad.

6. Y a la piedad, amor fraternal.

7. Yen el amor fraternal, amor. (2 Pedro 1.5-7). 

V. POR SU PARTE, DIOS NOS HA DADO TODA SUERTE DE BENDICIONES. Efe. 1.3. Dios demanda todo, pero a la vez nos da todo.

1. 2 Pedro 1,3: "Como TODAS las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia". Notemos cuales cosas son dadas y cómo son dadas.

2. 2 Cor. 1.20: "Porque TODAS las promesas de Dios son en él Si, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios".

3. Efe. 5.20: "Dando siempre gracias por TODO al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo".

VI. SOBRE TODO, DIOS NOS HA DADO EL DON MÁS PRECIOSO QUE TIENE, es decir, su único Hijo y pede que creamos en él con todo el corazón.

CONCLUSIÓN: ¿Está Ud. dando no más una parte de su amor y servicio a Dios, o le sirve con TODO su corazón? (La invitación)

66. SIGUIENDO A JESÚS

INTRODUCCIÓN: Juan 21.15-22. Los discípulos habían vuelto a pescar, pero sin éxito. La presencia de Cristo cambió todo. Cuando Jesús está con nosotros, nuestra vida cambia.

I. NOTEMOS EL CASO DE PEDRO EN ESTA OCASIÓN. El había NEGADO a Jesús tres veces. Ahora tres veces confiesa su amor. Pero esto no es suficiente. Cristo dice en efecto, "Tú dices que me amas. Pruébalo".

1. Cómo probar nuestro amor. Juan 14.21: "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama". 1 Juan 5.3: "Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos". Juan 14.15: "Si me amáis, guardad mis mandamientos". Muchos dicen que aman al Señor pero no guardan sus mandamientos.

2. Pedro se preocupó con lo que otro discípulo iba a hacer. Dijo: "Señor, ¿y qué de éste?" Y el Señor responde, "¿Qué a ti? Sígueme tú". (Juan 21.21.22).

Gál. 6.4-5: "Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; porque cada uno llevará su propia carga".

II. TODOS ESTAMOS SIGUIENDO ALGO O A ALGUIEN.

1. A los placeres de este mundo. 1 Juan 2.15.

2. A nuestros propios intereses materiales. Véase Luc. 12.16-21.

3. A su propio credo de moralidad. Creen que la moralidad les salva.

4. A una forma de religión como los fariseos, con los labios.

5. Algunos siguen de lejos, como Pedro. Luc. 22.54.

III. MUCHAS EXCUSAS PARA NO SEGUIR A CRISTO. Luc. 14.16-20.

1. "He comprado un campo, y es menester salir y verlo".

2. "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos".

3. "Acabo de casarme y por eso no puedo ir".

IV. EXCUSAS QUE MUCHOS PONEN HOY

1. Mis parientes no quieren. Mat. 10.37.

2. Mis vecinos no me hablarán. Mat. 5.10-11.

3. No conozco suficiente. (Pero mucho más que los primeros cristianos). Muchos oyeron un solo sermón y fueron obedientes.

4. No puedo vivir la vida cristiana. Esto es una falta de fe y amor. Dios le ayudará y también los demás hermanos.

5. Hay tiempo todavía. Este es el engaño más grande de Satanás. El siempre dice "mañana", pero "mañana" nunca viene. 2 Cor. 6.2

6. Hay hipócritas en la iglesia. Pero hay más en el mundo y usted pasará toda la eternidad con ellos.

7. Dios no acepta ninguna de estas excusas. 

V. COMO DEBEMOS SEGUIRLE

1. Con gozo. Fil. 4.4.

2. Con fe. Heb. 11.6; Judas 20.

3. En obediencia. Heb. 5.9.

VI. ¿POR QUÉ DEBEMOS SEGUIRLE?

1. Porque El es el único que merece nuestra fidelidad. Juan 6.68.

2. Porque El es el único sin pecado. Heb. 4.15; 1 Pedro 2.21-22.

3. Porque El tiene toda autoridad. Mat. 28.18.

4. Porque El nos ama y dio su vida por nosotros. 

CONCLUSIÓN:

1. La invitación a seguirle es personal a cada uno de nosotros.

2. Es urgente. Heb. 3.7-8.

3. La oportunidad es suya hoy mismo.

67. CRECIENDO EN LA GRACIA

INTRODUCCIÓN: La Biblia habla de diferentes clases de cristianos: de los nuevos miembros, de los miembros débiles y de los fuertes. Vamos a ver lo que la Biblia dice de cada una de estas clases.

I. ALGUNAS ADMONICIONES QUE SON BUENAS PARA TODOS LOS MIEMBROS, Y ESPECIALMENTE PARA LOS QUE TIENEN POCO TIEMPO EN LA IGLESIA.

1. "Creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo" (2 Pedro 3.18).

2. "Desead, como niños recién nacidos, la lecha espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación" (1 Pedro 2.2).

3. "Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina" (Efe. 4.14).

4. "Sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo". (Efe. 4.15).

5. Cómo podemos crecer espiritualmente.

a. Leer y estudiar la palabra de Dios.

b. Asistiendo a todos los servicios de la iglesia.

c. Pidiendo a Dios que él nos ayude.

d. Tomando parte en todas las actividades de la iglesia.

II. LA BIBLIA HABLA TAMBIÉN DE LOS MIEMBROS DÉBILES.

1. Muchos de entre vosotros están débiles y enfermos y muchos duermen. 1 Cor. 11.30.

2. "Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones" (Rom. 14.1).

3. Causas de la debilidad:

a. Pereza o indolencia. Heb. 6.11,12: "Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud ... a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas".

b. El descuido. Heb. 2.3: "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?"

c. El materialismo. Envuelto en nuestros intereses materiales.

d. Malos compañeros. 1 Cor. 15.33: "No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres".

e. Falta de leer la Biblia, orar, asistir, servir.

4. Los remedios:

a. Efe. 5.14-16: "Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo. Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo".

5. Admoniciones a dos iglesias de Asia:

a. A Efeso: "Has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete" (Apoc. 2.4,5).

b. A Laodicea: Apoc. 3.15: "No eres ni frío ni caliente". V. 18: "Que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte ... y unge tus ojos con colirio, para que veas".

6. Deber de los otros miembros hacia los débiles.

a. 1 Tes. 5.14 y Gál. 6.12.

III. LOS FUERTES QUIENES SON:

1. Los que muestran en su fe la virtud, la ciencia, templanza, paciencia, temor de Dios, amor fraternal y amor para con todos. 2 Pedro 1.5-7.

2. Los fieles que asisten a todos los servicios de la iglesia.

3. Los que trabajan para traer otros a Cristo.

CONCLUSIÓN: Todos debemos tratar de adelantar en perfección. Heb. 6.1.

68. ORACIÓN DE PABLO POR LOS COLOSENSES

(Colosenses 1.9-12)

INTRODUCCIÓN: Esta iglesia fue establecida por Epafras (v. 7). Pablo había oído de su fe y amor, y oró por ellos.

I. SU PRIMERA PETICIÓN: "Que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual".

1. El primer paso para obtener la salvación es conocer a Dios y a Cristo (Juan 17.3); conocer el evangelio (1 Cor. 15.14); y conocer lo que es la voluntad de Dios (Hch. 22.14).

2. Con este conocimiento viene la responsabilidad de obediencia.

3. Los cristianos deben continuar su estudio de la palabra de Dios para ser llenos del conocimiento.

4. Es el conocimiento de su palabra que nos fortalece contra las tentaciones, y nos hace más capaces de vivir por Cristo.

5. Podemos pasar nuestro conocimiento a otros, y así ganarlos a ellos para Cristo.

II. "PARA QUE ANDÉIS COMO ES DIGNO DEL SEÑOR, AGRADÁNDOLE EN TODO"

1. En Efe. 4.1-3, Pablo nos dice cómo andar dignos del Señor.
a. Con toda humildad y mansedumbre.

b. Con paciencia, soportándoos los unos a los otros en amor.

c. Esforzándoos para guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Requiere un esfuerzo.

III. LLEVANDO FRUTO EN TODA BUENA OBRA

1. Cristo nos enseña cómo podemos llevar fruto. Juan 15.1-5.
a. "El que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto".

b. "Separados de mí nada podéis hacer".

c. Si uno no lleva fruto, está cortado de Cristo, la vid (Mat. 21.19).

d. El fruto consiste de "toda buena obra".

IV. CRECIENDO EN EL CONOCIMIENTO DE DIOS.

1. La repetición de esta petición da énfasis a su importancia.

2. La ley de "crecimiento" está presente en todo aspecto de la vida del cristiano. (1 Pedro 2.2; Efe. 2.21; 2 Pedro 1.5-8). 

V. FORTALECIDOS CON TODO PODER

1. Efe. 3.16: "Fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu".

VI. CON GOZO DANDO GRACIAS AL PADRE

1. Sal. 100.4: "Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre".

2. Efe. 5.20: "Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo".

3. Dando gracias al Padre nuestro por todas las bendiciones enumeradas en versículos 12, 13 y 14.

a. Participación de la herencia de los santos en la luz.

b. Nos ha libertado de la potestad de las tinieblas.

c. Nos ha trasladado al reino del Hijo de su amor.

d. En quien tenemos la redención, por medio de su sangre, la remisión de nuestros pecados.

CONCLUSIÓN: Esta oración es para nosotros también.

69. PREPARANDO EL CORAZÓN

(1 Samuel 7.3) 

INTRODUCCIÓN: La historia de este encuentro de Samuel con los israelitas, para nosotros tiene tres grandes lecciones.

I. PARA AGRADAR A DIOS Y CONSEGUIR NUESTRA SALVACIÓN, PRIMERO TENEMOS QUE PREPARAR NUESTRO CORAZÓN.

1. Para creer en Cristo. Heb. 11.6; Juan 3.16.

2. Por amor a Dios y a Cristo. 1 Juan 4.8 y 19.

3. Por el arrepentimiento.

a. Quitando "los dioses ajenos" de nuestro corazón: los placeres del mundo, celos, odios, envidias, enojos, orgullos, etc.

b. Haciendo la resolución de no pecar voluntariamente.

II. "SÓLO A ÉL SERVID". CUANDO EL CORAZÓN ESTÁ PREPARADO, ESTAMOS LISTOS PARA SERVIR A DIOS DE MANERA ACEPTABLE.

1. Lo que vale es la fe que obra por el amor. Gál. 5.6.

2. "Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14.15).

a. Confesando nuestra fe en Cristo. Mat. 10.32; Rom. 10.9-10.

Ejemplo: La confesión de Pedro. Mat. 16.15-16.

Ejemplo: La confesión del eunuco. Hch. 8.37.

b. Siendo bautizado para el perdón de nuestros pecados. Hch. 2.38; Hch. 22.16.

c. Siguiendo a Cristo en todo: no faltando a las reuniones de la iglesia. Heb. 10.25. Haciendo buenas obras. Mat. 5.16. Levando fruto. Juan 15.2-5., etc.

III. ISRAEL TENÍA LA PROMESA DE SER LIBRADO DE SUS ENEMIGOS. NOSOTROS SOMOS LIBRADOS DE PECADO Y DE CONDENACIÓN Y RECIBIMOS MUCHAS PROMESAS DE PARTE DE DIOS.

1. El perdón de nuestros pecados.

2. El don del Espíritu Santo.

3. El privilegio de trabajar en el reino de Cristo.

4. El privilegio de ir a Dios en oración.

5. Asociación con nuestros hermanos y hermanas en Cristo.

6. Promesa de la vida eterna.

CONCLUSIÓN: Invitación a preparar el corazón y seguir a Cristo.

70. ¿QUÉ COSA ME FALTA?

(Mateo 19.16-24)

INTRODUCCIÓN: Gente de todas clases buscaba a Jesús: algunas para criticarle, como los fariseos; otros para ser sanado o para comer el pan; o con una pregunta como Nicodemo. El hombre de nuestro texto vino con la pregunta: ¿Qué haré para heredar la vida eterna? Lucas 18.18. Esta es la pregunta más importante que uno puede hacer.

I. EL CARÁCTER DE ESTE HOMBRE. TRES COSAS EN SU FAVOR.

1. Moralmente, estaba bien, pues guardaba los diez mandamientos.
a. La moralidad sólo no nos puede salvar. Muchos creen que sí. Si fuera así, Cristo murió en vano.

2. Este hombre se dio cuenta que le faltaba algo. La persona que cree que ya es perfecta y que no puede mejorar está en mala condición.

3. El fue con su pregunta a la persona correcta ... a Cristo. Nosotros debemos ir a la palabra de Dios.

II. LA PRIMERA PREGUNTA Y LA CONTESTACIÓN DE JESÚS

1. ¿Qué haré para tener vida eterna? Guardar los mandamientos.

2. El estaba todavía bajo la ley de Moisés. Heb. 9.16-17; Col. 2.14. Nosotros estamos bajo el Nuevo Testamento.

3. El de notarse que hay algo que hacer. Muchos predican que somos salvos por la fe solamente. Stg. 2.26. Algunos dicen: "Dios sabe que yo le amo, y esto es suficiente". Pero Juan dice - Véase 1 Juan 5.3 y 1.3-5.

III. LA SEGUNDA PREGUNTA: ¿QUÉ COSA ME FALTA?

1. A todo aquél que no es cristiano, le falta algo qué hacer. A unos les falta más que a otros.

2. Al carcelero pagano de Hch. 16, le faltaba todo. Tenía que oír el evangelio, creer, arrepentirse y ser bautizado.

3. Los judíos en el día de Pentecostés, ya creían. Tenían que arrepentirse y ser bautizados. Hch. 2.38.

4. Saulo de Tarso creyó y estaba muy arrepentido. Le faltaba solamente el bautismo. Hch. 22.16. Es posible que usted sea de esta última clase.

5. Después del bautismo, todos debemos seguir adelante siguiendo a Jesús como fieles cristianos.

CONCLUSIÓN: ¿Qué es lo que a usted le falta? Sabiendo lo que le falta, no haga como el joven rico que salió de la presencia de Jesús sin promesa alguna.

71. "AMAOS UNOS A OTROS"

(1 Pedro 1.22)

INTRODUCCIÓN: Basamos esta lección de amarnos unos a otros en el capítulo 13 de 1 Corintios, donde se dice que sin amor ninguna de las otras virtudes no valen nada. Ver. 1-3. Vea también 1 Tes. 4.9; 1 Pedro 1.22; 1 Juan 4.21; 3.11.

I. CARACTERÍSTICAS DE ESTE AMOR.

1. Es sufrido. 1 Cor. 13.4. Se tienen paciencia unos con otros.

2. Es benigno. 1 Cor. 13.4. Bondadoso, benévolo, cariñoso.

3. No tiene envidia. 1 Cor. 13.4. Es generoso.

4. No se ensancha. No es jactancioso. No se vanagloria. Al contrario, es humilde.

5. No es injurioso. Ni ofensivo. Ni desagradable, sino atento y cortés.

6. No busca lo suyo. Mas busca el bien de sus hermanos.

7. No se irrita. No es fácilmente provocado o se enoja.

8. No piensa mal. No juzga a su hermano o piensa mal de él sin causa.

9. Se huelga de la verdad. 

CONCLUSIÓN: Rom. 12.13-21. Un resumen en otras palabras de Pablo de cómo debemos tratar a nuestros hermanos. Haciendo todo esto, la iglesia puede vivir en paz y crecer espiritualmente y en número. "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros" (Juan 13.35).

72. JUZGANDO A NUESTRO HERMANO

INTRODUCCIÓN: En Romanos 14.4 Pablo dice: "¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme".

I. EL JUICIO ERRÓNEO Y MALO.

1. Cuando juzgamos sin oír al que ha sido condenado.

2. Cuando no sabemos los motivos de sus hechos.

3. Cuando juzgamos solamente con una parte del testimonio.

4. Cuando juzgamos según lo que nos dice otra persona. El fácilmente puede estar equivocado.

5. Cuando juzgamos sin considerar todas las circunstancias.

6. Cuando nosotros mismos somos culpables del mismo pecado o de otro igual o peor. Vea. Mat. 7.3-5; Rom. 2.1-3.

II. JUZGANDO A NUESTRO HERMANO ES POSIBLE QUE LE PONGAMOS TROPIEZO.

Vea Rom. 14.13. 

III. COMO DEBEMOS JUZGAR

1. Juan 7.24: "No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio".

2. Con misericordia. 

IV. LA MANERA DE TRATAR CON UN HERMANO TOMADO EN ALGUNA FALTA

1. Gál. 6.1: "Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado".

CONCLUSIÓN: Sobre todo, debemos buscar la paz y la unidad, con amor para todos nuestros hermanos.

73. EL HOMBRE PRUDENTE

(Mateo 7.24)

CONCLUSIÓN: Una de las diferencias entre uno que es cristiano y uno que no es cristiano es que uno es sabio y el otro es insensato. Prov. 10.8; Oceas 14.9; Mat. 24.44-46; 25.1-4; Lucas 12.37,42; Efe. 5.15.

I. EL HOMBRE PRUDENTE OYE LAS PALABRAS DEL SEÑOR Y LAS PONE POR OBRA.

1. La regla de oro. Mat. 7.12.

2. No todo aquél que dice Señor, Señor. Mat. 7.21.

3. ¿Qué hacéis vosotros más que otros? Mat. 5.47.

4. Los dos hijos. Mat. 21.28-31.

5. A mí lo hicisteis. Mat. 25.40.

II. EDIFICA SU CASA SOBRE LA ROCA. Mat. 7.24.

1. La casa de su propia vida cristiana.

2. La casa de su familia ... hijos e hijas.

3. La casa de su carrera.

III. EL QUE SE ENGAÑA A SI MISMO

1. El que es oidor y no hacedor. Stg. 1.22-24.

2. El engaño de pecado. Heb. 3.13-14.

IV. OBREMOS SEGÚN TENGAMOS OPORTUNIDAD. Gál. 6.10.

1. Lo que es bueno para con todos.

2. Mayormente para con los que son de la familia de la fe.

3. Cada día es una oportunidad nueva.

4. Obrad de corazón, como para el Señor. Col. 3.23.

5. Cristo nos dejó el ejemplo. Juan 9.4; Juan 17.4.

CONCLUSIÓN: Ante el tribunal de Cristo. 2 Cor. 5.10. ¿Es usted prudente o insensato? ¿Edifica usted sobre la roca o sobre la arena?

74. LOS POBRES EN ESPÍRITU

(Mateo 5.3)

INTRODUCCIÓN: Los pobres en espíritu son los que son humildes ante Dios, los que reconocen que necesitan la misericordia de Dios. Cristo dijo de sí mismo: "Soy manso y humilde de corazón" (Mat. 11.29).

I. CRISTO DEMOSTRÓ POBREZA DE ESPÍRITU EN LA TENTACIÓN

Fueron tentaciones para exaltarse a sí mismo. Podía haber contestado a Satanás en las palabras de nuestro texto.

II. ENSEÑO LA POBREZA DE ESPÍRITU EN TODAS SUS ENSEÑANZAS

1. La lección por el niño. Mat. 18.2-4.

2. La mujer cananea. Mat. 15.22, 25, 27, 28.

3. El hijo pródigo. Luc. 15.17,21.

4. El fariseo y el publicano. Luc. 18.10-14.

El fariseo, el mejor y el peor.

El publicano, el peor y el mejor.

III. CRISTO AQUÍ PONE PRIMERO LAS COSAS MÁS IMPORTANTES; SE INTERESA, NO CON EL FRUTO SINO CON EL ÁRBOL, NO CON LO QUE HACEMOS SINO LO QUE SOMOS.

El supo que si uno es lo que debe ser, hará lo que debe hacer.

IV. TENEMOS QUE COMENZAR LA VIDA CRISTIANA DONDE CRISTO COMENZÓ LAS BIENAVENTURANZAS, reconociendo nuestra necesidad y que Dios suple esta necesitad en Cristo. Como dice el canto: "Nada en la mano traigo; sólo a tu cruz me adhiero".

CONCLUSIÓN: Lo que se dice de Cristo: Mat. 8.20 y Apoc. 14.14. Así la promesa a nosotros; Luc. 18.14.

75. LA FIDELIDAD

INTRODUCCIÓN: Pensemos en la fidelidad de Dios y en la de los hombres. Muchas veces los hombres no son fieles, pero Dios lo es siempre.

I. LA FIDELIDAD DE DIOS.

1. Con su pueblo antiguo. Sal. 119.138; Deut. 7.9.

2. Con su pueblo hoy. 1 Cor. 1.9; 2 Tes. 3.3; 1 Tes. 5.23-24; Heb. 10.23.

3. Fiel a sus palabras de advertencia. Rom. 2.6; 2 Tim. 2.11. 

II. LA FIDELIDAD DE DIOS DEMANDA FIDELIDAD POR NUESTRA PARTE

1. Si Dios es fiel en guardar su pacto, nosotros tenemos que ser fieles en guardar nuestra parte.

2. Si Él es fiel en sus bendiciones, nosotros debemos ser fieles en obediencia y en darle gracias.

3. Si Él es fiel en contestar nuestras oraciones, nosotros tenemos que ser fieles en el orar.

4. Si Él es fiel en su promesa de perdonarnos, tenemos que ser fieles en el arrepentimiento y confesión. 1 Juan 1.9.

5. Si Él es fiel en guardar sus promesa, nosotros tenemos que ser fieles en obediencia a su palabra.

CONCLUSIÓN: El cristiano fiel en su vida privada y en su obra en la iglesia es el cristiano que puede resistir la tentación, y es el cristiano gozoso.

76. DISPENSADORES FIELES

(1 Pedro 4.10)

INTRODUCCIÓN: Pablo habla del deber de cada uno como dispensador del don que ha recibido de Cristo. Rom. 12.4-8. Somos todos dispensadores de la gracia de Dios.

I. LA BIBLIA HABLA DE VARIOS MIEMBROS DEL CUERPO FÍSICO, Y COMO ELLOS PUEDEN SERVIR A DIOS.

1. Los pies. Sal. 119.59: "Consideré mis caminos, y volví mis pies a tus testimonios". Efe. 6.15; Rom. 10.15; 1 Juan 2.5-6.

2 Las manos. La mujer digna "Alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso" (Prov. 31.20). Gál. 6.11; Ecl. 9.10: "Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas".

3. Los ojos. La grandeza de este don. Mat. 6.22; Juan 4.35; Efe. 1.18; Col. 3.2.

4. Los oídos. Los rebeldes no oyen. Eze. 12.2; Mat. 11.15; 13.16.

5. La mente. Mat. 22.37-38; Rom. 12.2; 12.16; Fil. 2.5.

CONCLUSIÓN: Rom. 12.1-2. El cuerpo un sacrificio vivo.

77. MIRANDO A JESÚS

(Hebreos 12.1-2; 2 Corintios 3.14, 18)

INTRODUCCIÓN: Los primeros discípulos le vieron. Juan 1.14. Nosotros por el ojo de la ve. Viéndole somos transformados. 

I. Los judíos tienen un velo sobre su cara. Se cumple Isa. 3.2-3.

II. Los gentiles tienen muchos velos: el del pecado, de la indiferencia, del materialismo, del orgullo 

III. Quitando estos velos, podemos mirar la personalidad tan maravillosa de Jesús.

IV. Vamos a notar sus cualidades que contrastan.

1. Humano y divino. Y nosotros podemos participar de la naturaleza divina. 2 Pedro 1.3-4.

2. Sin pecado, pero tuvo compasión para el pecador.

3. Un mensaje universal unido con interés en el individuo.

4. Sabiduría unida con paciencia para los que no la tenían.

5. Devoción (vida de oración) unida con actividad tremenda.

Enseñando, sanando, preparando los doce, etc.

6. Autoridad divina unida con obediencia a Dios. "He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió" (Juan 6.38).

7. Sufrimiento y muerte y el triunfo de la resurrección. Fil. 2.6-10.

CONCLUSIÓN: 2 Cor. 3.18. Que le miremos constantemente para ser transformados en su semejanza. Col. 3.9-10. 1 Juan 3.2.

78. EL PECADO DE OMISIÓN

(Santiago 4.17; Hebreos 2.1-3)

INTRODUCCIÓN: Una hermana dijo: "Si me pierdo, no será por lo que he hecho, sino per lo que no he hecho". Muchos de nosotros pudiéramos decir lo mismo. El cristianismo es negativo y positivo. Consiste de cosas que no debemos hacer y también de cosas que debemos hacer.

I. DEBERES QUE PERTENECEN A LA VIDA PRIVADA DEL INDIVIDUO

1. Creados en Cristo Jesús para buenas obras. Efe. 2.10.

2. Listos a toda buena obra. Tito 3.1.

3. Os perfeccione en toda buena obra. Heb. 13.21.

4. La fe hecha perfecta por las obras. Stg. 2.22; 15,16.

5. El árbol que no lleva fruto es cortado.

6. Ejemplos de algunas mujeres bíblicas.

a. Dorcas. Hch. 9.36,39.

b. Lidia. Hch. 16.15,40.

c. Febe. Rom. 16.1-2.

7. En el juicio, los perdidos serán condenados por lo que no han hecho. Mat. 25.41-45.

II. DEBERES QUE TIENEN QUE VER CON NUESTRO ESTADO COMO MIEMBROS DE LA CONGREGACIÓN.

1. Debemos amar a nuestros hermanos.

2. Regocijaos con los que se regocijan; llorad con los que lloran. Rom. 12.15.

3. Considerémonos los unos a los otros. Heb. 10.24.

4. No abandonando nuestra congregación. Una versión dice: "No ausentándose de las reuniones de la congregación", que es lo que el pasaje quiere decir. Heb. 10.25.

5. No faltando de la gracia de dar. 1 Cor. 16.1-2; 2 Cor. 8.7.

6. La gran ilustración de Pablo. 1 Cor. 12.13-26.

a. Cada miembro debe hacer su parte.

b. El hombre que tenía un solo talento. Mat. 25.24-29.

III. ¿QUÉ COSA ME FALTA? Mat. 19.20.

1. El joven rico: moralmente bueno.

2. Faltó en una sola cosa.

3. ¿En qué cosa falta Ud.?

CONCLUSIÓN: La omisión más grande: Dejar de aceptar la gran invitación de Cristo. Mat. 11.28-30. 

79. EL CAMINO DE SANTIDAD 

INTRODUCCIÓN: Prov. 14.12: "Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte". Isa. 35.8: "Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad".

I. COMO ES ESTE CAMINO

1. Hch. 16.27: Es camino de salvación.

2. 2 Pedro 2.2: Es camino de la verdad.

3. 2 Pedro 2.21: Es camino de la justicia.

4. Heb. 10.20: Es camino nuevo y vivo.

5. Mat. 7.14: Es camino angosto. Es camino de regocijo.

6. Es camino que nos lleva a la vida eterna.

II. COMO ENTRAR EN EL CAMINO

1. Creer en Cristo, hacer una decisión firme de seguirle, confesarle y ser bautizado en él.

III. CRISTO NOS HA DEJADO EL EJEMPLO.

CONCLUSIÓN: El mundo anda en el camino espacioso que lleva a la perdición. Dejemos todo camino falso para seguir a Cristo.

80. EL CULTO DE LA IGLESIA

INTRODUCCIÓN: Juan dice que él: "Estaba en el Espíritu en el día del Señor" (Apoc 2.10).

No es nuestro día: es del Señor, cuando todo cristiano debe juntarse con otros cristianos para adorar al Señor.

I. CARACTERÍSTICAS DE NUESTRA ADORACIÓN

1. Juan 4.23-24: En espíritu y en verdad.

2. Heb. 11.6; Stg. 1.5-8: En fe.

3. Mat. 5.23-24: Sin enemistad en nuestros corazones.

4. 1 Pedro 5.6-7: Con humildad.

5. Heb. 12.28: Con reverencia.

6. 1 Cor. 14.40: Decentemente y con orden.

7. Col. 3.17: En el nombre del Señor. Haciendo lo que él manda.

II. ADORAR A DIOS CADA DOMINGO ES EL MODO DE GANAR FUERZA ESPIRITUAL

1. Es el privilegio y el deber de todo cristiano.

III. HECHOS 2.42. La iglesia en Jerusalén nos dejó el ejemplo.

CONCLUSIÓN: El cristiano que asiste a todo servicio de la iglesia es el cristiano fuerte.

81. ¿QUÉ HEMOS DE HACER CON EL NIÑO?

(Jueces 13.8)

INTRODUCCIÓN: La petición de Manoa en nuestro texto es una que todos los padres deben hacer: "Nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer". Para la enseñanza vamos a la palabra de Dios. Prov. 22.6: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él". Y Efe. 6.4: "Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor". Lo que es de más valor para todos los padres de familia son sus niños: la esperanza del padre, el gozo de la madre,el futuro de la familia. Entre los problemas de la vida, la necesidad de trabajar constantemente y las dificultades que nos rodean, es fácil descuidar el tesoro más grande con que Dios nos ha bendecido: nuestros niños. 

I. PRINCIPIOS UNIVERSALES

1. Debemos a nuestros niños la influencia de un hogar cristiano.
Indispensable es un ambiente de amor, atención, consideración.

2. Debemos ayudar a nuestros niños a formar sus ideales cristianos lo más pronto posible. Muchos esperan hasta que es demasiado tarde.

3. Debemos ser compañeros de nuestros niños.

4. Debemos poner un buen ejemplo, no fumar, tomar, etc.; y positivamente, practicar la honestidad en todo, y ayudar a otros cuando se presenta la oportunidad. Una vez alguien preguntó a un muchacho que quisiera ser médico, abogado, o qué. El respondió: " No sé, pero quiero ser como mi papá".

5. Debemos enseñar respeto a Dios y su iglesia: leer la Biblia, ir al culto, etc. 

II. ALGUNOS ERRORES

1. Que el niño sea explotado económicamente. Vea 2 Cor. 12.14.

El niño merece toda oportunidad de carácter educativo que le podamos dar. Si le quitamos esta oportunidad, estamos haciéndole un daño que nunca podremos remediar.

2. La idea de que no debemos tratar de influenciar al niño; para que cuando él crezca pueda hacer sus propias decisiones. Otros se interesan en formar sus ideal y hábitos. La prensa y los periódicos; la industria alcohólica; las compañías que fabrican los cigarros; el cine y la televisión: y los niños en la calle. En medio de todas estas influencias, ¿cuál es el papel apropiado de los padres? ¿Dejar al niño a sus propios recursos? ¿Negarle la atención, los consejos, y la ayuda que él tanto necesita para combatir todas las influencias de carácter adverso?

3. La idea errónea de que nunca debemos castigar al niño cuando es desobediente. Vea Prov. 29.15.

4. El error más grande está en no obedecer. Efe. 6.4: "Criadlos en disciplina y amonestación del Señor".

CONCLUSIÓN: Oremos a Dios por sabiduría en criar a nuestros niños.

82. EL ALMA DEL HOMBRE

INTRODUCCIÓN: El materialismo de hoy en día enseña que el hombre es completamente material, y que la muerte es el fin de todo. Al contrario, la Biblia enseña que el hombre es un ser dual. Aunque formado del polvo de la tierra, fue creado en la imagen de Dios espiritualmente, porque Dios es Espíritu. Y puesto que Dios es inmortal, lo que fue hecho en su imagen es inmortal.

I. MUCHAS ESCRITURAS HABLAN DE LA INMORTALIDAD DEL ALMA.

1. 2 Cor. 4.16: "Aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día".

2. Mat. 10.28: "No temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar".

3. 2 Pedro 1.13-14: Pedro habla de su cuerpo como un tabernáculo en que él vive.

4. Fil. 1.21: Pablo dice que "el morir es ganancia" y que tiene deseo de "partir y estar con Cristo" (Fil. 1.23).

5. Apoc. 14.13: "Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor". Bienaventurados significa felices.

II. LOS ATRIBUTOS DEL ALMA

1. Puede ser turbado. 2 Reyes 4.27: "Su alma está en amargura".

2. Puede ser triste. Job 14.22: "Y se entristecerá en él su alma". Mat. 26.38 Jesus les dice: "Mi alma está muy triste".

3. Puede amar. Mat. 22.37: "Amarás al Señor tu dios de todo tu corazón, y con toda tu alma..."

4. Puede engrandecer al Señor. Luc. 1.46: "Engrandece mi alma al Señor".

5. Hch. 4.32: "Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma". (Un deseo o propósito).

6. Puede buscar a Dios. 1 Cron. 22.19: "Poned pues, ahora vuestros corazones y vuestras almas en buscar a Jehová vuestro Dios".

III. EL ALMA ES CAPAZ DE PECAR

1. Miq. 6.7: "¿Daré ... el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma?"

2. 1 Pedro 2.11: "Os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma".

3. Eze. 18.20: "El alma que pecare, esa morirá".

IV. PUESTO QUE EL ALMA QUE PECA, ES EL ALMA QUE TIENE QUE SER CONVERTIDA.

1. Sal. 19.7: "La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma".

2. Isa. 55.3: "Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma".

3. Heb. 10.39: "Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma".

4. Stg. 1.21: "Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas".

5. 1 Pedro 1.9: "Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas".

6. El alma es purificada por nuestra obediencia de la verdad. 1 Pedro 1.22: "Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro". 

83. MILAGROS 

INTRODUCCIÓN: El tema de "Milagros" es importante, primero porque hay mucha confusión sobre este tema, y también porque los milagros prueban que los que hacen son mensajeros de Dios. Juan 3.2.

I. MILAGROS SIEMPRE ACOMPAÑABAN UN NUEVO MENSAJE DE DIOS.

1. Por Moisés. Ex. 4.3-7; Hch. 7.36.

2. Cuando la ley fue dada en Sinaí. Heb. 12.18-21.

3. Por Cristo: Ciegos, sordos, cojos, leprosos, muertos. Juan 3.2.

4. Por los apóstoles. "Recibiréis poder". Hch. 3.1-10.

5. Por Esteban. Hch. 6.8. Por Felipe. Hch. 8.5-6.

6. El mensaje fue confirmado por los milagros. Heb. 2.3-4.

a. Gál 3.15. El nuevo pacto confirmado por Dios - y una vez confirmado nadie lo puede cancelar ni añadir.

b. La fe una vez dada a los santos. Jud. 3. Una fe completa.

7. Una vez confirmado el nuevo pacto, no era necesario que Dios siguiera confirmándolo. Ejemplo: Cuando el presidente firma una nueva ley, no necesita seguir firmándola cada semana, cada mes o cada año. Los milagros constituyeron la firma de Dios.

II. LOS MILAGROS DISMINUYERON AUN EN LOS DÍAS DE LOS APÓSTOLES.

1. Pablo no sanó a Timoteo. 1 Tim. 5.23: "Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades".

2. No sanó a Trófimo. 2 Tim. 4.20: "Erasto se quedó en Corinto, y a Trófimo deje en Mileto enfermo".

3. Con la muerte de los apóstoles, los milagros cesaron, porque el nuevo pacto quedó completamente confirmado. Heb. 2.3.

III. ENTONCES, ¿QUÉ DIREMOS DE LOS PRETENDIDOS MILAGROS DE HOY EN DÍA?

1. Si los milagros son para confirmar el mensaje que es de Dios, entonces Dios está confirmando la doctrina de los católicos, de los mormones, y de los pentecostales, porque todos estos hacen sus "milagros". Sus doctrinas son contradictorias.

IV. LA RELIGIÓN DE CRISTO ES DE FE Y NO DE VISTA.

1. El que demanda un milagro quiere andar por la vista y no por fe.

2. Juan 20.29: "Bienaventurados los que no vieron y creyeron".

3. Juan 20.30-31: Las señales (milagros) de Cristo escritas para que creamos que él es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que creyendo, tengamos vida en su nombre. Para el que quiere un milagro, las cosas escritas no son suficientes.

4. Rom. 10.17: "Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios".

a. Aquí se ve que uno no tiene fe por un acto especial de Dios (Dios poniendo fe en su corazón) sino que tiene fe por medio del oír del evangelio y por las cosas escritas.

b. Cristo no dijo a sus apóstoles, "Id por todo el mundo y haced milagros" sino dijo, "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado será salvo" (Mar. 16.16).

c. Pablo dijo: "No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree" (Rom. 1.16).

CONCLUSIÓN: Heb. 1.2: "Dios ... nos hablado". Heb. 2.1-3: "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?"

84. EL JUICIO

INTRODUCCIÓN: El Juicio - el día en que todos estarán en pie ante el tribunal de Dios, es parte del mensaje del evangelio. (1) Cristo prometió mandar el Espíritu Santo a sus apóstoles y les dijo, Juan 16.8, "Cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio". Esto sin duda, sería por medio de la predicación del evangelio, que incluye el juicio. (2) Pablo ante Félix, Hch. 24.25, disertó acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero.

I. PRIMERO, VAMOS A NOTAR ALGUNAS DE LAS FALSAS DOCTRINAS ENSEÑADAS EN CONEXIÓN CON NUESTRO TEMA.

1. Los Universalistas dicen que todos serán salvos. Si esto es verdadero no habrá ni juicio ni castigo.

2. Algunos dicen que después de la resurrección final habrá una segunda oportunidad para los pecadores para arrepentirse. Pero dice en Heb. 9.27 que "Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio". Esto no deja lugar para una segunda oportunidad.

3. La doctrina del purgatorio donde uno sufre por los pecados hechos en el cuerpo no es mencionada en la palabra de Dios. al contrario, 1 Juan 1.7, "La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia DE TODO PECADO".

II. EL JUICIO ES RAZONABLE.

Aún entre los hombres hay juicio y castigo para los que violan la ley. Mucho más necesario por Dios, quien es absolutamente justo.

III. EL JUICIO ES PARA TODOS.

Rom. 14.10: "Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo".

Rom. 14.12: "De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí". 2 Cor. 5.10: "Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo".

IV. EL JUICIO SERÁ CONFORME A LO ESCRITO EN LOS LIBROS DE DIOS. El Antiguo Testamento para los que murieron bajo la ley antigua,y el Nuevo Testamento para nosotros que estamos bajo la ley de cristo. Apoc. 20.12: "Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos ... y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros". Rom. 2.16: "El día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, CONFORME A MI EVANGELIO".

V. EL JUICIO SERÁ SEGÚN NUESTRAS OBRAS.

Mat. 25.31-46: Aquí tenemos una pintura del juicio que el predicador puede relatar en sus propias palabras, o la puede leer.

VI. EL JUICIO Y EL CASTIGO ES PARA LOS QUE NO OBEDECEN EL EVANGELIO.

2 Tes. 1.7-9: "Cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, NI OBEDECEN AL EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder".

VII. ¿QUIEN ES RESPONSABLE POR LA PERDIDA DE LOS PECADORES?

Rom. 2.5: "Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, ATESORAS PARA TI MISMO ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios".

CONCLUSIÓN: PELIGRO DE NO OBEDECER "después de haber recibido el conocimiento de la verdad" (Heb. 10.26-27). Arrepentíos y bautícese.

85. LOS ANCIANOS 

I. EL OFICIO. 1 Tim. 3.1.

1. Usos de la palabra "Anciano".

Originalmente la autoridad parece naturalmente investida en aquéllos que por virtud de su mayor edad y mayor experiencia, estaban en mejor posición para ejercer el gobierno. Más tarde la idea de edad se fundió con la de dignidad y experiencia.

a. La palabra es usada como epíteto para indicar mayor edad o rango. Luc. 15.25; Mar. 8.31.

b. Con referencia a los ancianos judíos de las sinagogas. Mat. 16.21; Mar. 8.31; Luc. 9.22; Hch. 4.5.

c. Denota a ciertas personas nombradas en las iglesias locales para ejercer autoridad espiritual sobre sus miembros. Hch. 11.23; 20.17; Tito 1.5.

d. Anciano en última instancia, se usa como sinónimo de obispo y pastor, refiriéndose al mismo oficio y trabajo. Efe. 4.11. Hch. 20.17,28: "Hizo llamar a los ancianos de la iglesia"; "Mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre". Tito 1.5-7: "Por esta cause te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, establecieses ancianos en cada ciudad". "El obispo sea irreprensible, como administrador de Dios".

2. La responsabilidad y el oficio de un anciano.

a. Apacentar la iglesia. Hch. 20.28.

b. Guardar el rebaño contra falsos maestros. Hch. 20.29-31.

c. Gobernar la iglesia. Rom. 12.8; 1 Tim. 5.17. "No como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey" (1 Pedro 5.3).

d, Cuidando el rebaño. Ejerciendo supervisión. 1 Pedro 5.2.

e. Vigilando en favor de las almas. Heb. 13.17.

II. CUALIDADES DE UN ANCIANO:

1. 1 Tim. 3.2-7: Sin reproche, marido de una mujer, moderado, sobrio, ordenado, dado a la hospitalidad, apto para enseñar; no contencioso, no perezoso, gentil, no amador del dinero, que gobierne bien su casa; no un novicio; de buena reputación.

2. Tit. 1.6-9: "Irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía. Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo, retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen".

3. Que no se haya nombrado a sí mismo. Hch. 14.23; Tito 1.5.

III. NUESTRO DEBER HACIA LOS ANCIANOS.

1. 1 Tim. 5.17: "Dignos de doble honor".

2. No oír acusación en contra de ellos excepto bajo el testimonio de dos o tres testigos. 1 Tim. 5.19.

3. Obedecerles y respetarles. Heb. 13.17.

NOTA: Uno de los deberes más grandes de los evangelistas es preparar hermanos para servir como ancianos y diáconos.

86. EL EVANGELIO GLORIOSO

(1 Timoteo 1.11)

INTRODUCCIÓN: La palabra "evangelio" quiere decir "Buenas Nuevas". Es buenas nuevas porque es el anuncio que Dios ofrece perdonar los pecados de todos los hombres gratuitamente por medio de su Hijo Jesús. Pablo dice que el evangelio es el poder de Dios para salvación a todo aquel que cree. 

I. EL EVANGELIO ES GLORIOSO PORQUE ANUNCIA EL AMOR DE DIOS.

1. La grandeza de su amor. Juan 3.16.

2. "Dios es amor" (1 Juan 4.16). Su amor revelado.

3. Tan grande que nos llama sus hijos. 1 Juan 3.1.

4. Muchas dádivas de su amor: la vida, un cuerpo tan maravilloso, todo lo que el hombre necesita en la tierra; pero el don más grande fue el donde su Hijo.

5. Un ejemplo para nosotros. 1 Juan 4.11-12.

II. EL EVANGELIO ES GLORIOSO PORQUE REVELA A UN SALVADOR.

1. El anuncio de su nacimiento. Luc. 2.11.

2. El testimonio de los apóstoles. 1 Juan 4.14; 1 Juan 1.1-2, 14.

3. Su carácter ... sin pecado alguno. Juan 8.46.

4. Sus grandes obras. Juan 5.36; Juan 3.2.

III. ES GLORIOSO PORQUE REVELA EL SACRIFICIO QUE CRISTO HIZO POR NOSOTROS EN LA CRUZ.

1. Cristo "se entregó a sí mismo por nosotros" (Efe. 5.2).

2. Un solo sacrificio. Heb. 10.10, 12, 14, 18. esto destruye la doctrina de la Iglesia Romana que enseña que Cristo es sacrificado nuevamente en la misa.

IV. ES GLORIOSO PORQUE REVELA EL TRIUNFO DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO.

1. El testimonio de Lucas. Luc. 24.1-7.

2. El testimonio de los apóstoles. Hch. 4.33; Rom. 1.4; 1 Cor. 15.20; 1 Pedro 1.3. 

V. ES GLORIOSO PORQUE REVELA NUESTRA ESPERANZA DE VIDA ETERNA. Rom. 2.7; 6.22; Gál. 5.8; 2 Tim. 1.10.

CONCLUSIÓN: Para recibir las grandes bendiciones del evangelio, debemos creer y obedecerlo con amor.

87. EL PODER DEL EVANGELIO

(Romanos 1.16)

INTRODUCCIÓN: Todo el mundo está interesado en el "poder" en sus varias formas. El poder eléctrico, atómico, etc. El poder más grande es el poder de Dios manifestado en el evangelio de su Hijo. 

I. EL MENSAJE DEL EVANGELIO NOS HACE REALIZAR EL VALOR DEL ALMA. Mat. 16.26: "¿Qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?"

1. Determinamos el valor de una cosa por el precio pagado. 1 Cor. 6.20: "Habéis sido comprados por precio". Por la sangre de Cristo.

II. NOS HACED COMPRENDER QUE TAN TERRIBLE ES EL PECADO.

1. Para quitar el pecado, Cristo fue a la cruz. Heb. 9.38; 1 Pedro 3.18; Apoc. 1.5.

2. El pecado destruye la vida en tres niveles.

a. La vida física. El efecto de alcohol, etc.

b. La vida intelectual.

c. La vida espiritual.

3. El pecado separa entre Dios y nosotros. Isa. 59.1-2.

III. EL EVANGELIO NOS SALVA DE NUESTROS PECADOS. Rom. 1.16.

1. Produce fe en Dios y en Cristo. Rom. 10.17.

2. Produce amor por Cristo y por todo el mundo. 1 Juan 4.19; Juan 15.9 y 12.

3. Produce obediencia. Juan 14.23: "El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él".

a. Confesándole y siendo bautizado; y continuando en obediencia a todos sus mandamientos.

4. Despierta en nosotros el deseo de vivir una vida de justicia y pureza.

5. Despierta un deseo de servir a otros y compartir con ellos las bendiciones del evangelio.

VI. EL EVANGELIO NOS DA GOZO Y PAZ, Y LA ESPERANZA DE LA VIDA ETERNA.

CONCLUSIÓN: Puede usted establecer este poder en su vida. "Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Cor. 5.17).

88. RESTAURANDO LA PALABRA DE DIOS

INTRODUCCIÓN: Josías, el buen rey, quitó la idolatría. 2 Cron. 34.1-7. Reparó y restauró el templo: 34.8-10; restauró el culto: 35.1-2; y restauró el arca a su lugar, en el templo: 35.3.

I. EL LIBRO DE LA LEY ENCONTRADO POR HILCÍAS. 2 Cron. 34.14.

1. Perdido a causa de pecado e indiferencia.

2. Perdido en su propio lugar: en la casa de Dios.

3. Perdido debajo del polvo, basura, etc.

4. el conocimiento de la palabra de Dios fue la causa de la restauración del culto, etc. 

II. LA PALABRA DE DIOS PERDIDA EN LAS EDADES MEDIAS.

1. Perdida en una iglesia corrompida.

2. Perdida bajo el sistema eclesiástico de Roma.

3. Perdida debajo de la basura de doctrinas de hombres.

a. Se perdió la independencia de la congregación local.

b. Distinción entre el clero y el laico.

c. Curas y obispos sobre un distrito - arzobispos, cardenales y Papas - todos sin autorización de la palabra de Dios.

d. Se perdió el bautismo bíblico.

e. Introducción de la confesión auricular,celibato del clero, imágenes, doctrina de purgatorio y agua bendita.

f. Doctrina de transubstanciación.

g. El fruto de la vid negado al pueblo en la Mesa del Señor.

III. MARTÍN LUTERO Y OTROS COMENZARON UNA REFORMA.

1. Enseñaron la autoridad de la palabra de Dios y no del Papa.

2. Quitaron el celibato del clero, la confesión auricular, doctrina de purgatorio y el uso de imágenes.

IV. PERO ESTOS HOMBRES HICIERON EL GRAN EQUIVOCO DE ESTABLECER VARIAS DENOMINACIONES, CADA UNA CON SU CREDO HUMANO, NOMBRE HUMANO, Y CON VARIAS DOCTRINAS Y PRACTICAS HUMANAS.

V. QUEDO PARA VARIOS HOMBRES DE ESTAS DENOMINACIONES EL INICIAR - EN EL PRINCIPIO DEL SIGLO 19 - NO UNA REFORMA, SINO UNA RESTAURACIÓN DE LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO EN TODA SU PUREZA, SIMPLICIDAD Y UNIDAD.

1. Rechazaron los credos humanos para aceptar solamente la palabra de Dios como su guía en doctrina y práctica.

2. Restauraron la independencia de la congregación local, bajo la dirección de sus propios ancianos u obispos.

3. Restauraron el nombre bíblico de iglesia de Cristo.

4. Restauraron el bautismo bíblico: inmersión para el perdón de los pecados.

5. Restauraron el culto sencillo con la Mesa del Señor cada domingo, y el canto sin instrumentos.

CONCLUSIÓN: Creer en Cristo con todo el corazón y ser obediente a él hace de uno un cristiano y un miembro de la iglesia que él fundó y de que leemos en el Nuevo Testamento. La invitación: ser un cristiano, nada más.

89. NUESTRA NORMA DE AUTORIDAD EN LA RELIGIÓN

INTRODUCCIÓN: En toda institución hay una autoridad: en el hogar, en la escuela, en el Estado. También en la iglesia. 

I. HAY MUCHOS MALOS CONCEPTOS SOBRE LA AUTORIDAD EN LA RELIGIÓN.

1. Algunos creen que la única autoridad es su propia razón. Aceptan solamente lo que a ellos parece razonable. En su forma extrema, esto deja a uno con alguna forma de modernismo,donde niegan todo de carácter milagroso y hasta la divinidad de Cristo. 1 Cor. 3.18-20; Col. 2.8.

2. Otros creen que en la religión la única ley es la ley de moralidad. Creen que si uno vive una vida moralmente bien, que serán salvos. Col. 2.20-23.

3. Otros creen que la única autoridad en la religión es su propia conciencia. Si fuera así, no sería ninguna autoridad, porque cada uno haría lo que él quisiera hacer. Por ejemplo, alguien podía pensar que es bueno mentir o robar porque su conciencia no lo condena. Pablo pensaba que estaba sirviendo a Dios cuando perseguía a los cristianos.

4. Otros creen que la autoridad suprema reside en algún hombre como el Papa de Roma. Esto es desconocido en el Nuevo Testamento.

II. LA VERDAD ES QUE LA ÚNICA AUTORIDAD EN LA RELIGIÓN ES DIOS MISMO.

1. Antes de que Cristo viniera, Dios habló a los hombres por Moisés y por los profetas.

2. Ahora, nos ha hablado por su Hijo. Heb. 1.1. 

III. CRISTO TUVO LA AUTORIDAD DE HABLAR POR DIOS.

1. Juan 14.24: "La palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió". Juan 12.49.

2. Mat. 7.28-29: "La gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas". "Yo os digo" (Mat. 21.27).

3. Juan 12.48: "La palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero".

4. Mat. 28.18: "Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra".

5. Cristo "es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia" (Col. 1.18).

IV. PERO CRISTO COMISIONÓ A SUS APÓSTOLES QUE ELLOS HABLASEN EN SU NOMBRE. ASÍ, LAS PALABRAS DE LOS APÓSTOLES TIENEN LA MISMA AUTORIDAD CON LAS DE CRISTO.

1. Mat. 10.20: "No sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros".

2. Juan 16.113: "Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad".

3. "Dios ... nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios" (2 Cor. 5.19-20). 

V. PERO LOS APÓSTOLES NO SOLAMENTE HABLARON, SINO ESCRIBIERON SUS ENSEÑANZAS EN EL LIBRO QUE SE LLAMA EL NUEVO TESTAMENTO. PARA NOSOTROS, ESTAS ESCRITURAS INSPIRADAS CONSTITUYEN NUESTRA AUTORIDAD EN LA IGLESIA. Pablo dice: "Lo que os escribo son mandamientos del Señor" (1 Cor. 14.37).

CONCLUSIÓN: Invitación a someterse a la autoridad divina.

90. EL ARREPENTIMIENTO

INTRODUCCIÓN: La palabra "Arrepentimiento" viene de palabra griega "metanoia", que quiere decir un cambio de la voluntad, e implica una decisión firme de dejar de pecar y de seguir a Cristo. Dios quiere gente decisiva. En Deut. 30.19 Moisés dice a Israel: "Os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas". Y en Josué 24.15: "Escogeos hoy a quién sirváis". Es un escogimiento a dejar el reino de Satanás y entrar en el reino de Cristo. resulta en un cambio de vida. Mat. 3.8.

I. EL MENSAJE DE JUAN: Mat. 3.2: "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado". Y de Jesús. Mat. 4.17. Los apóstoles fueron mandados a predicar el arrepentimiento. Luc. 24.47: "Y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados".

II. EL ARREPENTIMIENTO ES NECESARIO PARA OBTENER VIDA. Hch. 11.18: "¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!"

III. COSAS QUE CONDUCEN AL ARREPENTIMIENTO:

1. El mandamiento de Dios. Hch. 17.30: "Dios ... ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan".

2. La bondad de Dios. Rom. 2.4: "¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?" Cuando contamos todas las bendiciones de Dios, ¿cómo podemos dejar de obedecerle?

3. El engaño del pecado. Heb. 3.13: "Que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado". A veces el pecado parece benéfico, pero al fin trae muerte. Rom. 6.23: "La paga del pecado es muerte". Que no seamos engañados por el pecado.

4. La tristeza que es según Dios. 2 Cor. 7.10: "Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte". Ejemplos de las dos clases de tristeza: Pedro, cuando negó a Jesús, experimentó la tristeza que es según Dios, pero Judas la tristeza del mundo. Cuando uno cree en Dios y conoce el amor de Dios como Padre, reconociendo su responsabilidad hacia Él, entonces su pecado resulta en tristeza que conduce al arrepentimiento.

5. El descontentamiento con el mundo y con su propia manera de vivir. Ejemplo del hijo pródigo. Luc. 15.11-24.

6. El llamado de Cristo:

a. Nos llama por medio de su vida perfecta.

b. Nos llama por medio de su vida de servicio a otros.

c. Nos llama por medio de su amor y por su sacrificio hecho por nosotros en la cruz. 1 Juan 4.19: "Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero". Su vida ejemplar y su amor tan grande deben llevarnos al arrepentimiento.

7. El juicio venidero. Hch. 17.30-31: "Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan: por cuando ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos". Luc. 13.3: "Si no os arrepentís, todos pereceréis". Heb. 2.3: "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?"

8. La oferta de perdón y salvación. Hch. 2.38.

CONCLUSIÓN: Tenemos que hacer muchas decisiones en nuestra vida. La más grande e importante es esta: ¿Seguiré el camino de pecado o de justicia? ¿De Satanás o de Cristo? ¿De vida o de muerte?

91. LA BUENA CONFESIÓN

INTRODUCCIÓN: Algunos tratan de menospreciar la confesión y su importancia. Lo que cristo dijo: Mat. 10.32. Muchos de los príncipes creyeron en Jesús, pero por temor no le confesaban. Juan 12.42. Esta clase de fe no sirve.

I. LA CONFESIÓN DE PEDRO: LA ROCA EN QUE SE EDIFICA LA IGLESIA. Mat. 16.16-18.

1. La roca no es Pedro. Hch. 4.10-11; 1 Cor. 3.11. 

II. LA CONFESIÓN ES PARA SALVACIÓN.

1. Confesamos nuestra fe en Jesús. Rom. 10.9-10.

2. La confesión del eunuco. Hch. 8.37.

3. Confesión de su oficio (que es el Cristo) y de su persona (que es el Hijo de Dios).

III. EL CRISTO SIGNIFICA "EL UNGIDO". EN LA BIBLIA, TRES CLASES DE PERSONAS UNGIDAS.

1. Profetas. 1 Reyes 19.16.

2. Sacerdotes. Lev. 8.12,30.

3. Reyes. 1 Reyes 19.16; 2 Sam. 2.4.

IV. PROFECÍAS QUE EL CRISTO SERÍA PROFETA, SACERDOTE Y REY.

1. Profetas. Deut. 18.18.

2. Sacerdote. Sal. 110.4; Zac. 6.13.

3. Rey. Isa. 9.6-7; Sal. 2.1-7; Rom. 1.4; Daniel 7.13-14.

V. CRISTO CUMPLIÓ TODAS ESTAS PROFECÍAS.

1. Profeta: Siempre andaba enseñando.

2. Sacerdote: Se ofreció a sí mismo por los pecados del mundo.

3. Hecho rey a la diestra de Dios. Hch. 2.36; Juan 18.37; 1 Tim. 6.15-16; Apoc. 3.21.

VI. SU TRIPLE OFICIO DEMANDA UNA RESPUESTA TRIPLE DE NUESTRA PARTE.

1. Aprender de él como profeta y maestro. Mat. 11.29; Juan 6.45.

2. Aceptar su sacrificio por fe y obediencia. Rom. 6.3-4, 17.

3. Obedecerle como nuestro rey. Heb. 5.9; 1 Juan 2.3-5.

VII. AL CONFESARLE COMO EL CRISTO, LE ACEPTAMOS COMO NUESTRO MAESTRO, SACERDOTE Y REY.

CONCLUSIÓN: La fe que salva es la fe que confiesa y obedece.

92. JESÚS Y NICODEMO, O EL RENACIMIENTO

(Juan 3.1-8)

INTRODUCCIÓN: Esta conversación de Jesús con Nicodemo, un principal entre los judíos, tomó lugar temprano en el ministerio de Jesús, y nos introduce a una de las enseñanzas más profundas del Nuevo Testamento. Esa enseñanza, la cual es desarrollada e ilustrada muchas veces, es que tenemos que experimentar lo que Jesús llama el ser "nacido de nuevo", para entrar en el reino de Dios.

I. PRIMERO, tenemos que entender claramente lo que es el reino de Dios. Sabemos que todo reino se compone de un rey y sus súbditos. Que Jesús es el rey profetizado. Lea usted Isaías 9.6-7; Daniel 7.13-14. También Juan 1.49; Juan 12.13-15; Juan 18.37; Apoc. 17.14.

II. LOS SÚBDITOS DEL REINO SON LOS QUE CREEN EN CRISTO, y le obedecen como su rey. Ellos son los verdaderos cristianos. En Colosenses 1.12-14 leemos: " Con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados". Vea también Heb. 12.28. Dice: "Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia".

III. EL REINO DE CRISTO, CON RESPECTO A SU RELACIÓN CON EL REINO DEL MUNDO, SE LLAMA "LA IGLESIA", que es una palabra que quiere decir "los llamados". Cuando Cristo dijo que él edificaría su iglesia, entregó a Pedro "las llaves del reino". Claro que estas "llaves" eran también las llaves a la iglesia, porque de ésta estaba hablando Cristo. Ahora, Jesús dice que para entrar en el reino o iglesia, tenemos que ser nacidos de nuevo. En su conversación con Nicodemo, Jesús no explica plenamente cómo es el renacimiento. Sólo dice que es "de agua y del Espíritu". Pero otras Escrituras lo aclaran.

IV. EL APÓSTOL PEDRO DICE: "Siendo renacidos no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre" (1 Pedro 1.23). Así, para ser nacido de nuevo, tenemos que recibir primero "la simiente", que es la palabra de Dios, en nuestros corazones. Santiago dice: "Recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas" (Stg. 1.21). En cuanto a esto, el apóstol Juan dice: "Éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre" (Juan 20.31). 

V. CREYENDO EN CRISTO, estamos entonces listos para entrar en el reino o iglesia. El apóstol Pedro, quien tenía las llaves del reino, nos dice cuales son los últimos pasos para efectuar nuestra entrada, que son las mismas cosas necesarias para nuestra salvación A los que le preguntaban, "¿Qué haremos?", Pedro dijo: "Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hch. 2.38). En el versículo 41 leemos que "los que recibieron su palabra fueron bautizados, y se añadieron aquel día como tres mil personas". Aquí tenemos los dos elementos mencionados por Cristo, el agua y el Espíritu. Fueron bautizados en agua, y en este acto recibieron el don del Espíritu Santo.

CONCLUSIÓN: El renacimiento nos introduce a una nueva vida, en la cual nos regocijamos en seguir y obedecer a Cristo nuestro Señor.

"Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad" (2 Tim. 2.15).

 

 

Índice de Estudios
(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2009 La Voz Eterna