LA IGLESIA SIN NOMBRE
 

Cuando la iglesia apostólica es considerada desde el punto de vista bíblico, vemos que es designada según términos descriptivos y no según un nombre propio. La iglesia es el "reino" (Hebreos 12.28), la "familia de la fe" (Gálatas 6.10), la "casa de Dios" (1 Timoteo 3.15), el "cuerpo de Cristo" (1 Corintios 12.27), y el "Camino" (Hechos 19.9,23). Este último término se usa seis veces en Hechos para designar la comunidad de los santos.

Por supuesto, la denominación más común para el cuerpo de Cristo es la "iglesia" ("ekklesía"). La palabra tradicionalmente significa "los llamados fuera". Su énfasis es en una reunión de ciudadanos fuera de cualquier otra situación social o civil. Este es el sentido en que se usa en Hechos 19.39, donde dice: "Y si demandáis alguna otra cosa, en legítima asamblea ('ekklesía') se puede decidir".

La propiedad de la iglesia se indica en varias fases. "...¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada?..." (1 Corintios 11.22). "Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre" (Hechos 20.28). En este pasaje la palabra "Señor" se refiere a Cristo. De nuevo "Os saludan todas las iglesias de Cristo" (Romanos 16.16). 

Aquí se ve a la iglesia en sentido congegacional y en plural. En estos pasajes no se emplea un nombre propio, pero si se indica posesión. Con toda propiedad se puede hablar de la "iglesia de Dios", la "iglesia del Señor", o la "iglesia de Cristo".

En resumen, la sociedad de los redimidos es descrita por varios términos en el Nuevo Testamento, siendo la palabra "iglesia" el término que más comúnmente se usa. Usualmente no se define la iglesia, y cuando se hace, ordinariamente se indica su posesión (o sea a quien pertenece). El término no se usa nunca como un nombre propio. De igual manera, nunca se aplica un nombre al cuerpo de Dios en el Nuevo Testamento.

¿Desea usted llegar a ser parte de esta iglesia sin nombre propio? Lea, por favor, estas Escrituras:

 "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado" (Marcos 16.15,16).

 "...Se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hechos 2.37,28).

 "Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos" (Hechos 2.47).

 "Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre" (Hechos 22.16).

"Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos" (1 Juan 5.3). 

Algunas otras Escrituras para leer son: 

Mateo 28.18-20; Juan 6.29; Romanos 6.3,4; Romanos 10.9,10; y 1 Pedro 3.20,21.

 "Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones" (Hechos 2.42).

"...(Dios) quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad" (1 Timoteo 2.1,3,4).

(Tratado Núm. 0152)

sm

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos