EL USO DE LOS TÍTULOS RELIGIOSOS
  

(Guy N. Woods publicó un artículo en la revista "Gospel Advocate" con el título que aparece arriba en 1989. Estamos reimprimiendo parte del artículo, considerando que es de importancia para nuestros lectores.)

El uso de títulos religiosos, ya sea merecidos o no merecidos, es algo completamente ajeno al genio y el espíritu del cristianismo. También es algo que incuestionablemente cae bajo la condenación del Señor. En sus duras denuncias contra los fariseos, él dijo: "Aman los primeros asientos en las cenas ... las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos" (Mateo 23.6-8).

Es importante aclarar que el título "Rabí" no era sólo de nombre, como lo dice Albert Barnes (erudito en Biblia, autor de un comentario bíblico): "Un título dado de honor y dignidad, denotando autoridad y capacidad para enseñar. Ellos hallaban complacencia en recibir dichos títulos y aspiraban tener por sí mismos cierta superioridad. Cada vez que se otorgaba un título, esto implicaba superioridad para aquellos quienes lo recibían, lo cual les producía placer y satisfacción. Entre los judíos había tres títulos que se usaban - Rab, Rabí y Rabán - denotando diferentes grados de estudios y capacidad, tal como los títulos literarios que nosotros empleamos".

Jesús condenó el uso de los títulos en base a que éstos servían para erigir distinciones donde no debían haber - distinciones entre aquellos que tienen un Maestro en común y que participan de una herencia común.

- Guy N. Woods

La Voz Eterna, Septiembre-Octubre 1993

"Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido" (Mateo 23. 9-12).  

Índice de Estudios

(Pasajes bíblicos tomados de la Biblia Reina-Valera Revisada ©1960 Sociedades Bíblicas en América Latina. Copyright renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso.)

Copyright © 2002 La Voz Eterna

Reservados todos los derechos